Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Fontibón, Pueblo de la Real Corona

468 de años dignos de ser celebrados; que lástima que solo un día al año intentemos recordar y celebrar la historia de la ciudad que nos acoge, nos regocija y divierte, pero que también vivimos y padecemos. Durante 468 años de lo que conocemos como Bogotá y ciento y tal vez miles de lo que fue Bacatá nuestra sabana ha ido tejiendo una gran historia que entrelaza y mezcla diversas culturas, formas de pensar y de actuar que le han dado forma a lo que hoy representa nuestra ciudad, pero año tras año parece que sepultáramos ese pasado que hoy forma parte integral de lo que somos. Para dar un ejemplo, voy a ilustrar el caso de Fontibón, parte de la ciudad cuyo pasado es superior a los 468 años que se celebran, una pequeña muestra del olvido y desagradecimiento del pueblo bogotano.

Día a día y con una honda tristeza soy testigo de cómo la historia de Fontibón es borrada de una manera indolente; nací y viví escuchando historias que despertaron mi admiración y aprecio por la actual localidad 9, pero hoy su pasado es solo una simple anécdota que reposa bajo capas de espeso polvo en los archivos y bibliotecas y en la memoria de unos cuantos.

Para los que no lo sabían, desde siempre Fontibón ha tenido un rol especial en la historia de la ciudad, algunos estudios arqueológicos y etnohistoricos le dan predominancia dentro de la organización social y religiosa de los antiguos muiscas; no en vano algunas piezas del Museo del oro provienen de esta localidad. La conquista, la colonia y la república siguieron dando un papel predominate al pequeño poblado; su iglesia (Santiago Apóstol), fue epicentro del adoctrinamiento religioso, trayendo ilustres religiosos como San Pedro Claver defensor de los esclavos y el padre Bermúdez, ilustre lingüista. Fontibón también se constituyó en sitio de llegada de los administradores reales por lo que pronto fue reconocida en cedula real como un pueblo de la Real Corona, así, ilustres personajes entre los que se contaban religiosos, expedicionarios, nobles, virreyes y la gloriosa campaña libertadora, utilizaron la población como puerto y desde allí planeaban su entrada triunfal a la capital de la república.

Pero la localidad de Fontibón de hoy dista mucho de aquel momento feliz en que era  tratada con respeto; la condición de puerto la sigue conservando, sólo que ahora es punto de partida de ruidosos aviones que están dejando sordos a sus habitantes y de flotas que en paraderos improvisados han sembrado el caos en sus vías de acceso; la rica arquitectura ha sido remplazada por un sinfín de construcciones mal planificadas, es el caso de la imponente casa del parque en la cual se destacaba una hermosa pileta que hoy es reemplazada por el parqueadero de un supermercado donde los habitantes siguen pisoteando su pasado. Los personajes ilustres han sido borrados, incluso el puente donde un famoso virrey era inmortalizado es hoy un lugar horrendo en donde la talla que algún día fue el rostro del ilustre personaje es hoy un mamarracho con la cara cicatrizada más afín a personajes de la historia contemporánea de Fontibón como Johny el leproso y otros tantos delincuentes.

Las otrora haciendas; cuna y sitio de descanso de varios presidentes, sencillamente desaparecieron o fueron transformadas en posada para ratones y otras plagas en su interior y baños públicos en su exterior. Ya ni siquiera el tren que llenó de vida años atrás a la localidad, recorre su centro, ahora sólo quedan las vías férreas solitarias, convertidas en un sitio apto para actos delictivos en cualquier hora del día.

Aun así su pasado persiste ya sea en la memoria o en tantos sitios abandonados, suerte similar a la que han sufrido otras localidades como Engativa, Soacha, Bosa y Usaquén, cuyo pasado prehispánico y colonial ya desapareció ante la mirada indiferente de sus habitantes

Pueblo que olvida su pasado esta condenado a desaparecer y esa implacable sentencia hace parte del presente de Fontibón que hizo a un lado el pasado que un día el gran historiador Roberto Velandia exaltó como pueblo de la real Corona y pasó a ser la modesta localidad 9 de una Bogotá que tristemente sigue sus pasos.

 

DON BETO

(Visited 468 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

… 8 millones de historias tiene la ciudad de Nueva York …. y solo una de ellas fue cantada por Rubén Blades. Historias que no son historia es un Blog que pretende capturar esos millones de historias que se dan en este pedazo de tierra que nos tocó vivir, y mostrarlas a los lectores con algo de malogrado humor a manera de “sketch” etnográficos que buscan captar y transmitir la diversidad de formas que conforman el país del sagrado corazón. Sobre Don Beto: Antropólogo nacido y criado en Fontibón. Actualmente se desempeña como consultor en temas sociales. Sus principales intereses son sobrevivir con algo de dignidad y regresar la membresia de carácter permanente otorgada por datacredito, único club que lo recibió.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

#CorteAbortoNo La pandemia de Covid-19 dejó 3.5 millones de muertes en(...)

2

Leí un texto que me hizo desempolvar un libro amado. Lo(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Es muy importante que la gente conozca la historia de la ciudad y su constante transformacion, solo asi se lograra el sentido de pertenencia que ha ido desapareciendo en las nuevas generaciones. Por eso considero que seria interesante iniciar una serie de cronicas de la historia de la ciudad y de las localidades que conforman su entorno.

  2. Carlospocho

    Me parece muy acertado su comentario, auque no naci en Fontibon si vivo alli hace 25 a?os, cuando lo conoci era un pueblito muy ordenado, no habia basura, ni indigentes, solo existia la “loca del Pueblo” que era muy limpia y no molestaba a nadie, pero ahora ni la loca esta limpia sus calles parecen una trocha, con la excusa de arreglar los colectores de aguas lluvias inundaron medio pueblo, ni comparar modelia o ciudad salitre con la parte antigua, sera que el presupuesto es solo para las zonas de estrato 4 y 5; claro que no falto el alcalde menor que hace unos a?os disque enterro seis mil millones en la entrada de la virgen, todavia no se encuentra la plata, tocara llevar a los soldados de la guaca haber si la encuentran, que verguenza que una via de entrada a Bogota, la que debe dar la bien venida a los viajeros paresca la dentadura del consejal lucho, hablo de la antigua calle 22, o sera la calle 13, o la 16, humm solo lo sabe el avispado que paso de la calle 32 a la 22k, eso es simplificar las cosas. Que lastima que una localidad que posee el aeropuerto y el terminal de transportes mas grandes de Colombia, no tenga ni para tapar los huecos de su principal via, siquiera para disimular.

  3. Como siempre, me encanta tu estilo. Talvez algunos optimistas vean en estas lineas una vision menos “happy” de nuestra hermosa Bogota y eso les ofenda, pero es asi, la ciudad no es perfecta con solo decir que nos encanta, que es lo maximo y que el transmilenio es la ultima maravilla. Hay muchas cosas que cambiar, como la falta de cultura ciudadana y de sentido de pertenencia de un gran porcentaje de los bogotanos. Ojala esta peque?a confrontacion con nuestra realidad haga reflexionar a unos cuantos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar