Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A pesar de la derrota en tierras antioqueñas, se puede afirmar categóricamente que Millonarios superó de manera holgada la serie de cuartos de final frente al equipo naranja.

Fue un marcador global de 6-3 a nuestro favor que; si se tiene en cuenta la dificultad que ofrecía un rival que juega muy bien al fútbol y que a lo largo de la Liga permaneció siempre en lo más alto de la tabla de posiciones, así como las inoportunas lesiones y sanciones de jugadores habitualmente titulares en Millos; resulta más que esperanzador de cara a lo que se viene.

Contra todo pronóstico (por como venía la mano hace más o menos un mes), nuestro amado equipo logró posicionarse en el grupo de los mejores cuatro equipos de la Liga.

Lo que viene ahora es la serie semifinal frente a un dificilísimo Deportivo Cali en lo que, para muchos, se constituye en el verdadero clásico del FPC; el clásico añejo, el que en las décadas de los 60 y 70 lograba paralizar al país.

La rivalidad con el Deportivo Cali tiene un sabor diferente a la rivalidad que se pueda tener con los vecinos o con los verdes de Medellín.

Con los primeros, es la rivalidad natural entre dos equipos que, además de históricos, tienen su sede en la misma ciudad, y se ven obligados a compartir el mismo escenario deportivo. Es una rivalidad, no obstante, en la que las cifras globales dan cuenta de una abrumadora paternidad de Millos sobre los vecinos.

Con el verde antioqueño, se considera un partido clásico porque más que rivalidad se maneja una fuerte y recíproca animadversión. Una malquerencia surgida, o cuando menos, incrementada a finales de la década de los 80, por la rivalidad misma entre los carteles del narcotráfico que, lamentablemente, por aquellas épocas permearon al fútbol profesional a todo nivel. Una antipatía que el hincha azul siente desde aquella Copa Libertadores del 89, y que ha ido trascendiendo hacia las nuevas generaciones de seguidores. En este caso la paternidad azul es evidente, pues Millos supera en casi 30 victorias al verde a lo largo de la historia.

Con el Deportivo Cali, en cambio, siempre ha sido la rivalidad puramente deportiva. Entre estos equipos se han disputado los títulos de 1949, 1959, 1961, 1962, 1963, 1967, 1969, 1972, 1978 y 1995-96, más la Copa Colombia de 1962-63.

Las estadísticas muestran una ligera superioridad de los azucareros. Información no oficial da cuenta que de un total de 254 partidos disputados a lo largo de la historia del FPC, el Cali ha logrado 98 victorias frente a 87 triunfos obtenidos por Millonarios.

En la mente del hincha embajador, sin embargo, hay dos recuerdos más o menos recientes que le dan a este enfrentamiento que se viene en la fase semifinal de la Liga, un ingrediente especial, dos episodios dolorosos que el aficionado de Millonarios está ávido de saldar, Dios mediante, consiguiendo nuestro paso a la final del campeonato:

El primero de ellos se remonta a la fase definitoria del campeonato en el año 2003. Millos dirigido por Norberto Peluffo, también contra todo pronóstico, estaba “montado” en su cuadrangular (que compartía con el Cali, Unión Magdalena y Deportivo Pasto). A falta de dos partidos –seis puntos en disputa- necesitábamos tan solo de un punto para acceder a nuestra primera final desde que se disputaban los torneos cortos en Colombia. Aquella tarde del 7 de diciembre el Cali, en jugada postrera y dolorosa, con gol de Milton Rodríguez nos derrotó en el Nemesio, lo que nos obligaba a sumar el punto que requeríamos en una plaza que, como Santa Marta, resultaba especialmente difícil, no solo para nosotros, sino para casi todos los equipos del FPC. El Unión nos derrotó y nos terminó de sacar de la final. Finalmente los azucareros salieron subcampeones de aquel torneo.

Más recientemente, en la presente Liga, por lo que la herida en el alma del hincha azul todavía está abierta, el Cali, cual aplanadora, pasó por encima del equipo de Lunari.

Insúa, de manera tempranera había puesto el marcador a nuestro favor, pero lo que se vino de ahí en más fue la última –y quizás la peor- de muchas pesadillas que Millonarios tuvo que sufrir en el último año.

Aquella tarde fueron cinco goles en contra y pudieron ser más de no mediar la capacidad de Vikonis que tuvo que soportar la andanada de ataques verdiblancos y padecer la increíble incapacidad de sus compañeros jugadores de campo, que parecían fichas de futbolín al lado de los rápidos y ágiles atacantes rivales.

Esta fase semifinal se constituye para el hincha en una oportunidad invaluable de saldar aquellas cuentas pendientes. Seguramente que no será fácil y lo ocurrido en Palmaseca el 1º de marzo de este año debe servir de referencia y de experiencia para el equipo albiazul.

La tabla de posiciones muestra al Cali tan solo dos puntos por encima del nuestro. Millos, por su parte, lo supera en mayor cantidad de goles anotados (42-40) y en mejor gol diferencia (16-13), lo que habla a las claras que las cargas, a estas alturas del campeonato, están mucho más niveladas.

Esta semifinal es, sin duda, la oportunidad de aplicar un bálsamo sobre aquellas heridas que el fútbol propinó como puñaladas en el orgullo del hincha.

Millos, a estas alturas de la Liga, ha demostrado estar al mismo nivel futbolístico de cualquiera de sus rivales. Con los ajustes en la estrategia y la táctica, aplicados por Lunari, logró corregir muchos de los defectos que nos llevaron a sufrir aquella humillante derrota en Marzo, pero el Cali cuenta con jugadores jóvenes y talentosos con mucha habilidad y rapidez, así que el partido habrá que afrontarlo como lo que es: una verdadera final, un enfrentamiento de fuerzas similares.

Serán 180 minutos de pura adrenalina, de dientes apretados, de consumo de uñas (parafraseando a un relator de fútbol). No será fácil, pero seguramente que no es imposible.

Cordial y albiazul saludo

Twitter @azulhstalatumba

(Visited 357 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Siendo muy niño fui por primera vez al Nemesio. Ese dìa jugaba Millos con Santafe. Aunque no entendía mucho del juego, me dediqué a preguntar por cada uno de los jugadores azules que habían en cancha. No recuerdo muchos de esos nombres pero desde ese momento supe que sería hincha de Millos el resto de mis días. En mis cuadernos de colegio anotaba de la prensa, cada domingo, las alineaciones, las sustituciones, las incidencias y los resultados de los juegos. Soy de los afortunados que ha festejado más de dos tìtulos de nuestro Millos pero también de los que padeció las décadas negras en que se robaron al Club. Socio minoritario pero orgulloso de Azul & Blanco, y quizá el más optimista y enamorado del equipo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En la actualidad la gente se queja de las relaciones según(...)

2

Hay barrios icónicos en Bogotá que siempre representan algo. El 7(...)

3

Hace unas semanas, el periódico El Clarín publicó la noticia de(...)

12 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Y ahora cómo te quedó el ojito azulhastalatumba? El baile que le dieron ayer en Cali a su equipito-recocha será inolvidable. Entienda, sumercé, que no basta con árbitros comprados: hay que poner el fútbol y eso es lo que su adorada montonera de viejitos y troncos no tiene.

  2. gerardogutier0530

    Mi millos tiene que volver a las precauciones defensivas con sus tres volantes, silva, robayo y vargas. Este ultimo tiene que mejorar las entregas de balon. Robayo no hacer lujos innecesarios. En defensa no me gusta como esta jugando el lateral derecho y parece que rendon no quita un balon. En fin, considero que debe haber mas concentracion en nuestros jugadores y si actuan con seriedad, la llave se saca adelante.

  3. carlosrojas

    Algunos comentaristas dan como pena…. Así como vamos que no se juegue el partido… Ya ganó el Cali y en la final Cali Vs Tolima ganó también el Cali… Entonces para que se juega? Sigan el humilde ejemplo de los QUE SI SABEN DE FUTBOL y prefieren NO predecir para no ser callados por la historia.

  4. Para mi el problema de millos es lunari, no planifica los partidos , ojalá contra el cali , Millos sea un equipo mas equilibrado pués nuestra defensa es un colador, , si un equipo sin delantera como es envigado nos hizo tres ,contra los veloces y efectivos delanteros de nuestro rival del jueves no se puede salir a lo loco al ataque ,somos un buen local pero no todos los partidos los ganaremos por goleada tenemos que ir a cali el domingo vivos, por eso es muy importante jugar con inteligencia ,para mi la diferencia de los 2 equipos esta en el banquillo.

  5. Por favor ser equitativo en su columna, asi como dice que la paternidad es abrumadora sobre el vecino de patio, debería decir que el verde de Medellín tiene paternidad abrumadora sobre millonarios incluyendo una copa libertadores, algo de lo que esta muy lejos el equipo albiazul, y no por simple animadversión como lo dice en su columna, sino que con esa forma de juego no van a llegar muy lejos.

  6. papgus, hable de kevin rendon, no le calza los guayos al taita, robayo y su regalo para el primero, los balones perdidos por vargas, el pecho frio de reina, péro echo la culpa a que el equipo hizo un relax, confiemos en ello.

  7. Envigado y Cali son equipos muy similares en cuanto a juventud, despliegue físico y técnico de sus jugadores. El Cali tiene además jugadores rápidos y practica un fútbol a mi modo de ver, práctico y eficaz. Millos en alza, pero hay unos jugadores que no están rindiendo como se debe, a algunos se les nota falta de entrega y lucha en el campo, cosa que viene desde hace varios años. Me gusta el fútbol técnico y vistoso que a veces juega Millitos, pero a eso hay que sumarle practicidad y entrega. Que gane Millos.

  8. carlosvillega0520

    millos tiene que imponer un ritmo fuerte desde el principio para que los verdes del valle sientan la altura de Bogotá, y no aflojar durante los noventa minutos.

  9. azulcielo2012

    De acuerdo con tu comentario. Este Cali es un equipo muy joven y talentoso, pero con un técnico veterano y sagaz; es un equipo de altibajos pero que en general juega bien en su Estadio de Rozo. Millos viene en alza, es un equipo maduro y de veteranos, con mucho talento y que le puede dar la sorpresa al Cali……llave abierta !!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar