Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
post.JPG

‘El último vuelo del
flamenco’, otra muestra de la buena literatura que llega de
Portugal.

Sigo sorprendiéndome con la
literatura que llega desde las tierras lusitanas, primero tuve un encuentro
fabuloso con el escritor Afonso Cruz y su libro ‘El pintor debajo del
lavaplatos’, y ahora llega a mis manos ‘El último vuelo del flamenco’,
de Mia Couto, y el único adjetivo que encuentro
para describirlo es: ¡Impactante!

La historia que se desarrolla en
Tizangara, un lugar imaginario al que algunos han llamado el Macondo de
Couto, está llena de magia, de imágenes imborrables, de momentos únicos e
irrepetibles. Es una aproximación a un mundo diferente, a una cultura muy
lejana, pero a la que en el fondo nos parecemos tanto y tenemos tanto en
común.

El libro tiene una serie de frases
inolvidables, que arrancan desde las primeras páginas y siguen a través de la
obra. Los ‘dichos’ de Tizangara que sirven de presentación de cada
capítulo son fabulosos:

“Los amados dejan su recuerdo en
lágrimas. Los olvidados dejan su recuerdo en sangre”. O “¿Añoranzas de un
tiempo? Añoranzas tengo de no tener un tiempo”, son solo algunos
ejemplos.

La historia de un país
africano víctima de invasiones de extraños y de propios, una nación a la que los
políticos desangran poco a poco y que va perdiendo su identidad puede parecer
exagerada y alejada de nuestra realidad, pero no es así. Cada cosa que se cuenta
recuerda de alguna forma lo que vivimos en este país, lo que sufrimos por culpa
de los cambios que nos introducen y como nuestra cultura y nuestros antepasados
ya no nos reconocen. O como, con el cuento de la paz, solo
buscan mantenernos bajo control y seguir
utilizándonos.

-“Él y los otros. Nos
ayudan a construir la paz”.

-“En eso te equivocas.
No es la paz lo que les interesa. Por lo que se preocupan es por el orden, el
régimen de este mundo. Su problema es mantener el orden que les hace ser
patrones. Ese orden es una enfermedad en nuestra historia”.

O esta sentencia que nos toca
completamente:

“La guerra nunca se ha
ido, hijo. Las guerras son como las estaciones del año: quedan suspendidas,
madurando en el odio de la gente menuda”
.

Pero prefiero recordar
apartes del libro menos afines a nuestra violencia. Párrafos llenos de vida y
realidad, pero sobre todo de sabiduría:

“¿No ves los ríos que
nunca llenan el mar? La vida de cada uno también es así: está siempre toda por
vivirse“.

“Vivir es fácil: hasta
los muertos lo consiguen. Pero la vida es un peso que deben cargar todos los
vivientes. La vida, estimado señor, la vida es un beso dulce en una boca
amarga”.

Critiqué la anterior versión de la Feria del Libro por la ausencia de títulos, pero debo confesar que
Portugal y su literatura han llenado grandes vacíos y me han enseñado, más bien
reafirmado, cosas que pensaba y que había dejado olvidadas.

Cierro esta entrada con
esta certera frase:

“(…) el
padre Muhando tenía razón: el infierno ya no aguanta tantos demonios.
Estamos recibiendo los excedentes aquí en la tierra”.

Si puedan lean
a Couto y lo que les llegue de esta literatura portuguesa, estoy seguro
que los sorprenderá y encantará.

@digonar

(Visited 195 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

No sé mucho de literatura, solo me gusta leer casi todo lo que cae en mis manos, que, curiosamente, casi siempre me pone a pensar en lo equivocado que ando en la vida.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La guerra en Etiopía constituye una de las crisis más graves(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar