Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Si revisamos el programa de gobierno de la alcaldesa Claudia López 2020-2023, encontramos que la participación aparece como un vehículo transversal al gobierno del distrito que se distingue por una forma de actuar para alcanzar los objetivos trazados.

Es a través de la cultura ciudadana, la inteligencia colectiva y la participación decisoria que se propuso construir un modelo de corresponsabilidad y gobernanza colaborativa. No obstante, a pesar de la emergencia sanitaria y sus consecuencias, el 2020 fue un año de logros medibles y tangibles en materia de participación.

La primera alianza que se hizo fue con la ciudadanía. Bogotá inició con la aplicación del mandato cuarto de la consulta anticorrupción, el cual, mediante audiencias para la participación, pretende que la ejecución de los recursos de las alcaldías locales y una parte de las demás entidades busquen ser ejecutadas mediante procesos de consulta ciudadana y presupuestos participativos.

En el 2020 se le dio cumplimiento al Decreto 768 de 2019, el cual reglamenta el Acuerdo 740 de 2019, para obedecer la implementación de los presupuestos participativos de los Fondos de Desarrollo Local como un proceso institucional, democrático, incluyente y pedagógico de enfoque territorial; por medio del cual la ciudadanía y sus organizaciones decidieron la inversión anual de la mitad de los recursos del Fondo de Desarrollo Local.

En respuesta a la política tradicional, este ejercicio ciudadano le dio voz y voto a la ciudadanía de Bogotá para priorizar la inversión de sus impuestos, tal como se prometió en el programa de gobierno. Este ejercicio participativo, del cual se puede hacer parte ingresando a gobiernoabiertobogota.gov.co, ha obtenido reconocimiento nacional e internacional.

La experiencia de los presupuestos participativos de Bogotá fue postulada al Premio Nacional de Alta Gerencia 2020 del Departamento Administrativo de la Función Pública de Colombia en la categoría: “La Administración no se detiene”. También hace parte de los compromisos del IV Plan de Acción Nacional del Gobierno Abierto, siendo Bogotá aceptada en el Open Government Partnership por su compromiso con la participación ciudadana, la rendición de cuentas y la transparencia.

En términos cuantitativos, en el primer año de gobierno distrital hicieron parte de los presupuestos participativos más de cien mil personas. En el primer semestre del 2020 se hicieron más de 380 encuentros ciudadanos en distintas localidades para definir el alcance de los presupuestos participativos en los planes de desarrollo local.

Se dispuso de una plataforma digital, para que la ciudadanía asistiera, participara y priorizara las líneas de inversión local en temas de reactivación económica y emprendimiento, infraestructura y malla vial, derechos sociales y culturales, medio ambiente y ruralidad. Para las localidades con dificultades de conexión se hicieron tertulias familiares como en el caso de Sumapaz, y se implementaron otros mecanismos de participación presencial respetando las medidas de bioseguridad.

En el segundo semestre, la ciudadanía mediante ejercicios de participación incidente e inteligencia colectiva, co-creó propuestas ciudadanas para ser ejecutadas en sus localidades. La ciudadanía no solo propuso, sino que decidió de forma directa sobre los proyectos que querían que se ejecutaran en sus entornos locales.

La tecnología sirvió como herramienta de participación. Mediante una billetera digital, la ciudadanía priorizó más de 3000 propuestas ciudadanas que contaban con viabilidad técnica para convertirse en proyectos de ejecución para la ciudad. En el 2020 se experimentó un primer modelo de Gobierno Abierto en Bogotá, donde la ciudadanía incidió de manera real y directa sobre las decisiones locales mediante escenarios de participación, transparencia y colaboración.

El lenguaje más poderoso de un gobierno son los hechos. Los presupuestos participativos en 2020 sirvieron para aumentar la participación ciudadana en un 70 % con relación a los años anteriores. Se decidió por primera vez en la historia que participaran jóvenes mayores de 14 años y que la ciudadanía definiera, sobre un presupuesto cercano a los dos billones de pesos, uno de cada dos pesos para invertir en sus barrios y localidades.

Se generaron escenarios de co-creación, participación y transparencia para que la ciudadanía se apropiara de sus recursos, de sus impuestos y de sus inversiones.

Una nueva relación entre ciudadanía y administración distrital se estableció con base en los principios del Gobierno Abierto. Se garantizó el derecho a la participación en medio de la pandemia mediante un modelo mixto de participación, acompañando a instancias de participación, organizaciones sociales, comunales, comunitarias y ciudadanía en general.

Se promovió una participación incidente con cultura democrática, promoviendo la apertura de las instituciones del distrito y fortaleciendo la confianza ciudadana. La política pública de participación ciudadana se articuló con los procesos de planeación de la ciudad, constituyéndose en una herramienta para la gestión pública transparente y abierta a la ciudadanía.

Twitter @JavierUrreaC

(Visited 343 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Politólogo y consultor. Asesor en asuntos de gobierno abierto, ciberciudadanía y democracia digital. Activista por los colombianos en el exterior. "La política debe ser algo sexy".

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Canadá es uno de los mejores países en calidad de vida,(...)

3

Limpiar ventanas de departamentos por fuera puede parecer un poco difícil(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar