Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Los colombianos hemos sufrido durante años los flagelos de la violencia y el terror que grupos paramilitares, guerrilleros, narcotraficantes y la delincuencia común han sembrado en la historia nacional. Hemos sido juzgados nacional e internacionalmente por dicha violencia y nos convirtió en uno de esos países considerados “inhabitables” en la comunidad internacional. Se nos llegó a considerar hasta un estado fallido, clasificación dada solo a aquellos donde la anarquía, la corrupción y la ausencia de estado, autoridad y ley prevalecen.
Pero también estos últimos años los colombianos hemos visto como se ha empezado a recuperar lo que es nuestro. Independiente de los cuestionamientos sobre los métodos, motivos o políticas implementadas, lo cierto es que el país está volviendo poco a poco a nosotros. El orden y el control se hacen presentes en regiones que antes no tenían Dios ni ley, y la esperanza de un mejor y más estable futuro se consolida en una nación antes desahuciada. Con este proceso se ha empezado a generar otro fenómeno aun más valioso: se ha empezado a destapar la verdad. La verdad de la violencia, de quienes se involucraron en ella, quienes la patrocinaron y quienes pagaron por ella.
Personas, empresas y hasta municipalidades enteras “pagaban” por su seguridad a los grupos ilegales. Algunos podrán pensar que el vacío estatal los obligó a llegar a esos extremos, otros dicen que, sin importar la razón, es un delito y debe pagarse. Esta última posición ha sido siempre la que la justicia Norteamericana ha aplicado en relación a los pagos hechos a grupos considerados terroristas por el departamento de estado, grupos como las autodefensas colombianas.
Colombia sabe claramente el caso de Chiquita y sus pagos a los paramilitares. Lo que no entendemos es como un país como los Estados Unidos, que ha criticado  la impunidad alrededor del mundo y particularmente en nuestro país, que especialmente ahora persigue a quienes financien grupos terroristas y que defiende los derechos humanos como política de estado, ha permitido un desenlace tan lamentable, por decir lo menos, del caso de la justicia norteamericana en contra de Chiquita. Hasta el TLC ha sido detenido en el congreso Norteamericano por casos de impunidad en los procesos de paz con el paramilitarismo, que paradójicamente una de sus más grandes corporaciones estaba financiando.
La verdad es que este caso muestra esa doble moral, internacionalmente reconocida, de los valores y principios del modelo Americano. Por un lado el mundo entero reconoce a los Estados Unidos como el estandarte de la libertad y la democracia. El mundo ve en general a la sociedad y sistema de gobiernos americanos como un modelo a seguir. Las naciones Europeas, latinoamericanas, Asiáticas y africanas que han transitado a la democracia lo han hecho mirando hacia los Estados Unidos, y muchas veces, apoyados por ellos directa o indirectamente. Pero por otro lado, muchas de las acciones de este país alrededor del mundo parecen contradecir todo lo que de una u otra forma propone y defiende a nivel mundial. La razón es que la protección de los intereses nacionales es un elemento fundamental en la política exterior norteamericana, incluso si eso implica violar los principios defendidos en el discurso público de su política exterior. El caso de Chiquita es una muestra más de esa doble moral y de cómo el estado protege a una de sus multinacionales más influyentes en el mundo en desarrollo. Las multinacionales americanas también sirven de presencia del estado de manera indirecta, y su preservación y mantenimiento es fundamental para el estado, así sean corporaciones privadas. Esto es así porque en ese sistema las multinacionales tienen gran influencia en el poder político.
Ya lo hemos visto con Guantánamo, Abú-Ghrabi, los diferentes casos de multinacionales en América Latina, Europa y África, entre otros. Los Colombianos y el resto del mundo hemos entendido que para los Norteamericanos la democracia, la libertad, los derechos humanos son muy importantes, ellos dan ejemplo al mundo con la manera como esos valores son defendidos y protegidos en su sistema social y político, aun con gobiernos como el actual donde esos derechos parecen vulnerarse. Sin embargo existe otra realidad y es que para los americanos es más importante aun el valor de su poder y predominancia mundial a nivel político, militar y económico, y llegarán a lo que sea necesario fuera y dentro de sus fronteras para mantenerlo. La realidad es que, a pesar de todas nuestras protestas, poco posiblemente pueda cambiar, pero la verdad expuesta sobre estos hechos, como esta ocurriendo en Colombia, también ayudara a que el país más poderoso del mundo entienda, que una nación mas en el mundo le está pidiendo que sea consecuente con los principios que el mundo admira, respeta y persigue, y que ese mismo país defiende, predica y a veces hasta exige, pero que lamentablemente no siempre practica.
(Visited 168 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

13 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Amigos la actitud del gobierno norteamericano es una farsa ; pues ellos son defensores de la democracia y la libertad, cuando es de su conveniencia.
    “Los gringos no tiene amigos sino negocios”. La historia nos lo ha demostrado en Irán, Iraq, Vietnam, Panamá y todo Centro América, Chile, Paraguay, Argentina, Cuba e incluso en Colombia. Son verdaderos camaliones de la política internacional; compran guerras con intereses obviamente creados. Si les conviene apoyar guerrilas lo hacen. Si encuentran dictadores proclives a sus exigencias lo acogen. Por eso me enerva ver y oír la mayoría de los medios de comunicación occidentales haciendo apología al accionar de este imperio criminal e hipócrita.
    ——–

  2. La gente critica mucho a los estados unidos y no miran cuanto este gobierno recibe miles de personas q se quedan ilegales en este pais. Ademas, esa compania es una porqueria desde siempre desde la masacre de las bananeras hace un tiempo atras. El problema no es la politica de los estados unidos sino del pedazo de gobierno blandengue q tenemos q ha dejado q esa compani haga lo q se le de la gana.

  3. Son culpables de pagar por la seguridad que no pudo garantizar el estado coombiano? Si ellos no hubieran pagado, que habría pasado? probablemente se hubieran ido del país, retirando la inversión y dejando muchos colombianos sin empleo. En estos temas no puede haber un veredicto, son muchos los puntos de vista.

  4. De acuerdo con la primera mitad de su tesis: nos hemos dado cuenta de se puede luchar contra los criminales, y algo hemos conseguido. Pero un colombiano que se atreva a dar clases de moral a otro país, tiene que ser muy valiente o cínico; es que nuestro país es uno de los mas corruptos en el mundo, la impunidad es casi del ciento por ciento, en muertes violentas somos de los primeros, en secuestro solo nos gana Cuba, y a eso súmele dizque nuestra malicia indígena

  5. Muy cierto, a Estados Unidos se le critica constantemente en los paises subdesarrollados por sus acciones, por su doble moral, etc.; pero la pregunta del millon seria: Que haria usted si tuviera el poder economico y militar que tiene los Estados Unidos? Actuaria usted con justicia alrededor del mundo para proteger sus intereses? Confiaria usted en la buena voluntad de la gente con la que usted negocia?; no lo creo, yo creo que los amricanos son unos santos comparados con lo que harian aquellos que lo critican si tuvieran su poder.

  6. Sr. Ramirez, felicitaciones – descubrio que el agua moja! Doble moral de la politica norteamericana? Para su informacion hay doble moral en todos y cada uno de los individuos en este planeta. Pero para fines de concentrarnos en su articulo y en la doble moral de la politica norteamericana mi respuesta es: hay doble moral tanto en la politica norteamericana como en la Colombiana. El caso de chiquita bananas es tan solo un grano de arena. Le recomiendo que lea “Petroleo Colombiano, Ganacias Gringas”. Colombianos con alto poder decisivo han sido comprados por los gringos y han firmado tratados que practicamente han regalado nuestros productos de exportacion: banano, cafe, petroleo, flores, esmeraldas, etc. Quiere ver doble moral? Supongamos que usted es el director de la Asociacion de Cafeteros de Colombia y los gringos le ofrecen US $10M por firmar un tratado donde el cafe baja de precio $25 centavos de dollar la libra… my apuesta es que usted firmaria el tratado!!!

  7. Tristemente para las víctimas, el que tiene plata marranea. De esos 25 millones de dólares que pagaron dizque de “multa” ni medio centavo será destinado a resarcir a las viudas y huérfanos que dejaron estas hordas de asesinos. Sería lo menos que podrían hacer para reaparar en parte todo el daño causado y el mínimo gesto de decencia si es que algún remoto concepto tienen de ella.

  8. Tristemente, el que tiene plata marranea. Y de esos 25 millones de dólares, que pagaron como “multa” ni medio centavo se destinará a reparar a los familiares de las víctimas de estas hordas de asesinos. Sería lo menos que podrían hacer y el mínimo gesto de decencia, si es que tienen algún remoto concepto de ella, con las viudas y huérfanos.

  9. Esa doble moral de los gringos es una característica especial con la cual se han destacado. No desde ahora, desde mucho tiempo atrás, ya Bolívar hace unos 270 años lo sabía, cuando manifestaba su desconfianza. Pero lo realmente lamentable, es que el estado colombiano mantenga una actitud genuflexa y entreguista, que al menor pedido del imperio, nuestro gobierno se porte cual ligera ramera. Cuándo nos portaremos con dignidad, y orgullosos de tener una patria soberana.

  10. La nuestra si es una doble moral, porque le exigimos a ellos que sancionen a Chiquiuta y acá no somos capaces de hacerlo. UD. dice que en colombia todos lo sabían. Entonces todos somos cómplices de que eso se quede impune. Donde están los procesos y las sentencias contra esos directivos y contra la empresa? O será que eso se ha negociado por parte del estado, para evitar sanciones económicas por parte de USA (algo habitual en su proceder) o tal vez, para evitar que salga a la luz pública la realidad de tanto político o empresario nuestro vinculado con los narcos que han negociado? Porque el afán de extraditarlos y no juzgarlos acá. ud. cree que podemos hablar y criticar una doble moral gringa? O lo nuestro no es doble moral, es falta de dignidad. nuestro modelo de justicia, ahora es un híbrido que ha incorporado la negociación, al igual que USA, y que por lo menos ellos si hacen que paguen lo que han negociado, así sea la plata. Una dignidad de 25M

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar