Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Durante el 2019, las democracias del mundo se enfrentaron de manera mas radical a un reto latente: La Polarización. Corrientes y partidos políticos se han vuelto grupos radicales en los que el intercambio y discusión de ideas brilla por su ausencia. Sus miembros parecen grupos indoctrinados que no están dispuestos a escuchar otras ideas, proyectos o propuestas. Esto se ha convertido en la amenaza mas peligrosa para las democracias del mundo, incluso para las mas estables, aquellas que han sido un símbolo, un modelo a seguir para otras naciones, como la de los Estados Unidos.

 
Pero lo estamos viendo alrededor del mundo. Ocurre en los países europeos, en América Latina y en África. Mientras pueblos de otras latitudes como Hong-Kong o Líbano protestan y luchan por tener una democracia, más derechos y libertades; en otros las instituciones parecen quebrantarse debido a la polarización, que ha convertido el debate democrático en algo ofensivo. Con ello las instituciones que soportan el sistema democrático se han debilitado. El balance entre los poderes públicos está en riesgo, han llegado al poder una generación de líderes interesados en crear conflicto, enfatizar diferencias y crear seguidores que no están dispuestos a analizar o criticar ninguna postura. Estos líderes utilizan el sistema judicial como un poder legislativo que pueden manipular, por encima de la voluntad popular y del congreso. La oposición igualmente se dedica a debilitar a quien está en el poder, sin disposición de lograr acuerdos o discutir propuestas. Y si a todo esto se le añade la corrupción que desangra el sistema, la democracia pareciera destinada a fracasar en muchas naciones del mundo.

 
La solución para este problema, como siempre en la democracia, está en su componente más importante: El pueblo. Líderes, corrientes y partidos pueden intentar manipular, radicalizar o hasta robar el sistema, pero lo único que no puede hacer es controlar la voluntad popular. Si los ciudadanos queremos salvar nuestras democracias debemos usar nuestro derecho de protesta para expresar nuestro deseo de libertad de expresión, de debate, de colaboración entre quienes nos gobiernan. Si no vendemos nuestro voto, si no lo comprometemos con corrientes radicales, si exigimos transparencia, castigamos corrupción y demostramos que aun con ideas diferentes podemos llegar a un acuerdo, un compromiso que funcione para todos, este momento critico para nuestras democracias se va a superar. El mundo tiene que despertar. Aquellos que vivimos en países democráticos tenemos la capacidad de expresar nuestro descontento y con ello cambiar a quienes nos gobiernan. Muchos pueblos en el mundo aun luchan por ese derecho. Usémoslo para proteger el sistema que parece estar en riesgo en manos de una generación de líderes que quieren usarlo para su propio beneficio.

(Visited 264 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Apreciado señor: Son muchas las voces que le piden que se(...)

2

Han pasado ya más de dos semanas desde la llegada a(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar