Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
honorables.jpg
Honorables son aquellos que parecieran emular al personaje de la serie Escobar el patrón del mal, “Santorini” (Alberto Santofimio): aquellos que en forma grotesca aprobaron a las patadas leyes para ellos. Honorables son los que se tiran la platica de los colombianos mientras el 40% de los indígenas o “indios” como se les conoce en la calle en forma despectiva, se mueren de hambre. Honorables.
Honorable también el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, que defiende la vida de animales mientras lo usa como cortina de humo para no mostrar que en realidad la vida de los humanos en la ciudad va de “c… pa’l estanco”. Honorables los jueces que dejan en libertad a peligrosos depredadores sexuales por ser inimputables. Honorables todos los que compran celulares “usados” porque “son más baratos” sin importar que fueran adquiridos con un cuchillo o una pistola. Honorables.
Los abogados del caso del joven Colmenares que nos dieron una telenovela de primera: con pruebas, testigos, chantajes, amenazas, intrigas, celos, traición, envidia, personajes de clase emergente que de la noche a la mañana consiguió dinero y adquirió poder. De lujo. Honorable Valerie Domínguez que fue “asaltada en su buena fe” cuando le dieron los subsidios que, hay que decir, devolvió. Pobre, es difícil darse cuenta cuando le regalan a uno cientos de millones. ¿Acaso eso es fácil de notar? Honorables.
Qué decir del expresidente Uribe que se la pasa insultando por twitter. Honorable. Si algo se le debe reconocer es que fue una especie de Rey Midas de mierda, pues todo lo que tocó resultó convertido en eso, mierda. Honorables fueron sus compañeros y allegados: Santoyo, José Miguel Narváez, Andrés Felipe Arias, etc. Honorables.
Y, como vivimos en un país de honorables, de doctores sin doctorado, sin siquiera bachillerato, ¿qué más podemos pedir? Acá, todos somos honorables. Ojalá que tengamos la valentía para revocar los actos “honorables” como la pasada Reforma a la Justicia y entendamos de una vez por todas, esto incluye un mensaje al Senador Merlano, que los funcionarios públicos son nuestros empleados. ¿O acaso no somos todos con los impuestos los que les pagamos el sueldito? ¿No trabajan para beneficio nuestro, o sea, para nosotros? No más “honorables” hampones. Llamemos ya las cosas por su nombre y no nos sentemos a ver más este show nada honorable.
(Visited 231 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Andrés Rivera Mejía es periodista de la Universidad Javeriana. Ha trabajado como periodista y fotógrafo taurino además de ser un enfermo por el fútbol.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Surge una nueva vitrina para los artesanos nacionales. El popular sombrero(...)

2

A papá, ese hombre dulce que se evaporó… En la casa(...)

3

No dejes que la presión social te impida volver a disfrutar(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Le faltó incluir entre otros, al “honorable” César Gaviria quien le permitió a Pablo Escobar diseñar, financiar, construir, vigilar con funcionarios del gobierno bajo su mando y con sus sicarios la famosa cárcel de Itaguí,gozar de privilegios de magnate, asesinar dentro y fuera de la cárcel en forma impune etc. Por qué no lo han enjuiciado ?

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar