Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

De 2017 a 2019 América Latina vivió un número inusualmente alto de elecciones en un período de tiempo relativamente corto. En Sudamérica, las alternativas políticas no fueron demasiado extremas. Argentina, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Colombia, todos fueron escenarios con alternativas finalistas de centro izquierda y centro derecha. La opción de izquierda más evidente fue probablemente Gustavo Petro en Colombia. Sin embargo, aunque su posicionamiento estaba relacionado con la justicia social y la redistribución, en términos del espectro izquierda-derecha más global, no podría caracterizarse como una alternativa extrema. Sí representaba una cultura política muy crítica de la política tradicional de Colombia, pero en lo sustantivo era reformista. A la derecha, en cambio, sí surgió un valor atípico. Jair Bolsonaro de Brasil. Un candidato con rasgos neofascistas y propuestas de política neoliberal muy extremas, con una retórica anti-establishment.

En 2021 se va reiniciar ese ciclo electoral, empezando con Ecuador en febrero 2021, y ya están anunciados los precandidatos. La pregunta clave es: ¿de qué modo la pandemia afectará la política? A continuación los elementos claves que, pensamos, hay que considerar.

El liderazgo. La pandemia ha puesto a prueba a todos los líderes. Los niveles de aprobación estarán inextricablemente vinculados a su capacidad de responder eficazmente, reduciendo la profundidad del impacto, gestionando las variables de salud pública y económica de la mejor manera posible. No creemos que la prueba sea un retorno a niveles de crecimiento de expansión y crecimiento económico, sino más bien poder argumentar que las bases fueron echadas como para retomar la senda del crecimiento.

Las clases medias. El discurso político del superciclo de elecciones se refería a las “nuevas clases medias” y la necesidad de mitigar su vulnerabilidad para que puedan mantener los logros obtenidos durante los ciclos económicos y políticos anteriores. La pandemia es exactamente el tipo de evento más pernicioso para esa nueva clase media y su vulnerabilidad será puesta a prueba. ¿Cómo afectará eso su comportamiento electoral? ¿Se desplazarán a la izquierda o seguirán las filosofías individualistas predicadas por los pastores neopentecostales, entre otros?

La desigualdad no puede esperar. Muchas de las precauciones de salud pública relacionadas con los cambios de comportamiento no han sido posibles implementarlas en los barrios marginales, con viviendas de una sola habitación y falta de infraestructura de agua y saneamiento. Las grandes extensiones urbanas metropolitanas, con alta densidad de población, han sido las áreas más afectadas. La infraestructura de salud pública ha sido lamentablemente inadecuada para atender la creciente cantidad de casos de personas con síntomas graves. Durante el superciclo era un tema difícil. La pandemia, sin embargo, lo ha colocado como un tema central, y con él la discusión sobre gastos/inversiones sociales.

La importancia de lo público. Ha habido intensas discusiones sobre financiamiento e intervenciones estatales. En general, la pandemia ha fortalecido la importancia de lo “público”. El hecho de que el virus sea contagioso y la presencia de una gran cantidad de casos es una amenaza para la población en su conjunto, ha cambiado el razonamiento sobre el interés general o el bien común. La idea de que el bienestar general de la sociedad es, al final, una ventaja para el bienestar individual de uno ha golpeado fuertemente el sentimiento público, proporcionando una narrativa más sólida sobre los méritos del interés colectivo y la inclusión.

Deuda y desarrollo. La financiación de la emergencia de salud pública se ha basado principalmente en la priorización y reasignación presupuestaria y la deuda pública. Con respecto a esto último, la crisis ha sido extremadamente dura para aquellos países que ya enfrentaban situaciones financieras críticas. Los casos de Argentina y Ecuador son probablemente los más problemáticos. La negociación que está teniendo lugar entre Argentina y sus acreedores es probablemente una de las negociaciones más cruciales en esa área. No obstante, la coyuntura también es un buen momento para reflexionar sobre los méritos de aquellos países que han mantenido un equilibrio fiscal saludable con bajo endeudamiento, como el caso de Paraguay.

La confiabilidad de la globalización. La pandemia ha provocado nuevos cuestionamientos sobre la globalización y la dinámica multilateral. Con respecto a esto último, ha sido triste ver una ausencia casi completa de integración/coordinación regional en torno a la respuesta a la pandemia. El multilateralismo regional ha sufrido de la misma manera que lo ha hecho a nivel mundial. Queda por ver si una vez que los escenarios nacionales se estabilicen, habrá una reaparición del multilateralismo, tanto regional como global. La pandemia causó una sensación general de ansiedad sobre cuán confiable es la división internacional del trabajo existente. La competencia por los suministros básicos para poder proteger a los trabajadores de la salud y tratar a los pacientes de covid en las UCI, y la constatación de que los países no tenían la capacidad de producir esos suministros lo suficientemente rápido como para cubrir las necesidades urgentes, fue un claro recordatorio de cuán riesgosa podría ser la interdependencia.

No postergar los grandes cambios. Lamentablemente, los problemas relacionados con los aspectos más transformadores, principalmente la cuestión del desarrollo sostenible, pueden sufrir otro aplazamiento preocupante. Esto es algo que debe ser monitoreado de cerca. Con suerte, la pandemia acentuará la comprensión de que ésta no es más que una pequeña muestra de otras amenazas transnacionales, que acechan detrás de los múltiples impactos de patrones de producción y consumo insostenibles.

Sin ayuda externa. Finalmente, podemos decir que la mayoría de los países están atrapados en la trampa de ser países de ingreso medio, demasiado ricos para obtener ayuda, demasiado pobres para financiar sus esfuerzos para superar el desafío. Los recursos financieros, intelectuales, políticos, humanos y sociales deberán provenir de sus propios esfuerzos. La mayor parte del trabajo depende del desempeño de los gobiernos, la sociedad civil, las comunidades y el sector privado. Una articulación política de estos factores es esencial. Como hemos dicho, los liderazgos se están poniendo a prueba, y la supervivencia de los actuales titulares dependerá de cómo les vaya en la prueba.

(Visited 430 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Politólogo. Profesor de Politica Social en FLACSO-Paraguay. Consultor en planificación estratégica. Exdirector regional para América Latina y el Caribe del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA). Magister de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), México. . Correo caballerocarrizosa@gmail.com

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En este post una revisión a la película que emplea el(...)

2

“Al final, la vida es solo una carrera si estamos compitiendo(...)

3

No recuerdo la primera vez que vi en fotografía un campo(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
    • Es peligrosa la critica a “los políticos” en general. Lo digo porque existe una tendencia a desacreditar la política con el fin de legitimar proyectos autoritarios, personalistas y autocráticos. Así mismo, la crítica a “los políticos”, sin más, a veces conduce al surgimiento de candidatos sin ninguna trayectoria y que al final resultan ser peores “pestes”. Sin duda, por todas partes la calidad de la política se está perdiendo o se ha perdido, pero hay que revertirlo yendo a votar, identificando buenos candidatos y apoyando a representantes honestos. Puede parecerle iluso lo que le propongo, pero es importante en esta época rescatar la política de los malos políticos, y elegir a los buenos.

  1. Ojala se amplíen los consensos para una respuesta mas eficaz a la pandemia: pocos han aprovechado esta oportunidad para reducir la estéril polarización y construir Estado y ciudadanía en torno a tareas urgentes d interés común.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar