Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La vida es la historia que nos contamos. Somos la heroína de la película que nos inventamos. La versión que tenemos del mundo y de nosotras mismas está influenciada por varios factores como la cultura en que crecimos, la familia que nos educó, la época, la religión, los libros, las películas, la televisión. Todo ese sistema de valores y creencias informan nuestra visión del mundo y de nosotras mismas.

Sin darnos cuenta armamos una persona basada en lo que creemos que debemos ser, lo que se espera de nosotras. Podemos vernos como un agente activo o alguien pasivo. Podemos sentirnos con derecho de tomar decisiones sobre nuestra vida, o podemos darle la rienda a otra persona. Podemos vernos como heroínas o como víctimas. Podemos tomar responsabilidad de lo que nos pasa o echarle la culpa a los demás.

El problema es que no nos damos cuenta, porque muchas veces, nos sentimos atrapadas en una situación o en una versión de nosotras mismas y nos sentimos incapaces de salir de ahí. Es decir, pensamos que no está en nuestras manos, nos sentimos impotentes.

En realidad, la vida la vamos construyendo cada día con los pensamientos y las acciones que tomamos. Si nos sentimos vencidas e incapaces de salir adelante, seguimos actuando de tal manera que cada día vamos a estar más atrapadas.

Pero también podemos cambiar el discurso interno, darle la vuelta y reinventar la manera como nos vemos a nosotras mismas y como vemos el mundo. Podemos hacer un esfuerzo por apreciar las cosas buenas que están presentes y promover pensamientos positivos. Todo es cuestión de perspectiva.

Me he tardado toda la vida en darme cuenta de esto. Mi tendencia natural es buscar algo de qué preocuparme, ver lo que no está funcionando y sentirme mal por eso. Tiendo a no ver lo positivo. Si no hago un esfuerzo consciente, puedo pasar todo el día pensando en todo lo malo que hay en mi vida y en el mundo. Pero elijo cada día cambiar la película. Es un esfuerzo diario y que dura toda la vida. Ver lo bueno y tratar de construir. Ser la persona que elijo, proyectar lo que quiero ver a mi alrededor. Crear el mundo que quiero, no el que “me tocó”.

(Visited 643 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Matilde Suescún trabajó como actriz de cine y televisión en Colombia. Actuó entre otras, en la película Crónica de una muerte anunciada y en la telenovela Tuyo es mi corazón. Desde hace varios años Matilde trabaja como periodista y vive en los Estados Unidos.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    Las temidas canas

    Después de muchos años de pensarlo, de debatirme, de no encontrar el valor para hacerlo, de explorar opciones, por(...)

  • Vida

    La vida en tiempos de coronavirus

    Estoy muda desde hace meses. No he logrado poner en palabras esta maraña de emociones, miedos, inseguridades, desazón, rabia,(...)

  • Vida

    Ocho luchas para recordar en el Día de la Mujer

    Somos más de la mitad de la población mundial, ¿por qué somos consideradas “minoría”? ¿Por qué conmemorar el 8(...)

  • Vida

    El violador eres tú

    Esta canción y la performance que la acompaña se ha expandido como la pólvora por el mundo. Cientos de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En la actualidad la gente se queja de las relaciones según(...)

2

Hay barrios icónicos en Bogotá que siempre representan algo. El 7(...)

3

Hace unas semanas, el periódico El Clarín publicó la noticia de(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar