Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace 20 años, cuando llegamos a este país, vivíamos en la Florida y nadie nos invitó, ni entendíamos muy bien de qué se trataba. Mi hija trajo del kínder unas plumas de penacho indígena hechas de cartulina, vimos familias reunidas y nosotros pasamos el día como si nada, con la sensación de que nos estábamos perdiendo de algo. Dos años después en Wisconsin una amiga costarricense nos acogió en su casa en un día como hoy, para celebrar la fiesta de Acción de Gracias. No solo comimos delicioso, sino que comprendimos que es una ocasión para agradecer de verdad.

El día de Acción de Gracias en Estados Unidos celebra la llegada de la cosecha y se originó con los primeros colonos ingleses, especialmente con los llamados peregrinos que llegaron en un barco a Massachusetts y a quienes los indígenas pobladores del lugar les enseñaron a cultivar. En el otoño de 1621 festejaron la recogida de la primera cosecha, en lo que se conoció como el primer Thanksgiving. Más adelante, en 1941, Franklin D. Roosevelt fue quien proclamó el cuarto jueves de noviembre como la fiesta oficial de Acción de Gracias en Estados Unidos.

Además de la Navidad, esta es una ocasión muy especial para los norteamericanos. Las familias hacen grandes esfuerzos para viajar y estar juntas. Para muchos es el único día del año que cocinan, las mesas se decoran con abundancia, las abuelas hornean pies y pasteles, se comparte, no se habla de política y se olvidan las rencillas. Claro, este año por el covid será diferente porque nos han rogado que solo lo pasemos con la familia inmediata y muchos, tristemente, han perdido a sus familiares y tendrán poco ánimo para celebrar.

Nosotros desde ese día en que mi amiga y su familia nos acogieron con tanta alegría y nos enseñaron todos los detalles de la tradición, la acogimos con entusiasmo porque me parece una muy bonita oportunidad para agradecer por tantas bendiciones. El hecho de poder compartir la mesa nos enseña que el mundo es mejor si aprendemos a compartir. Hoy en día, mis hijas no perdonan el pavo, el puré y la salsa de arándano y yo, en lugar de pan de maíz seco, hago torta de mazorca con un toque colombiano. Por lo general invitamos amigos mexicanos y puertorriqueños, esos que se convierten en la familia cuando uno vive lejos, lo cual enriquece la experiencia culinaria porque nos comparten también sus platillos. La mesa siempre resulta rebosante de comida, pero sobretodo de carcajadas, anécdotas y memorias de esas que no tienen precio.

Hoy estaremos solos, los cuatro, con mi marido y mis dos hijas. Intentaremos celebrar en este año difícil y triste, pero felices por estar juntos. Sin duda, no podemos perder la ocasión para agradecer. Aquí, algunas acciones y sobre todo motivos:

Gracias ante todo por la salud. Si algo hemos comprendido este año es que es nuestro bien más preciado.

Gracias porque no falta el pan en mi mesa y porque aun estando lejos puedo comer arepas.

Gracias por mi familia, mis hijas y mi marido, porque aunque no somos perfectos y sonrientes como nos vemos en las fotos, nos queremos y disfrutamos juntos.

Gracias por la familia extendida, por las coincidencias y las diferencias.

Gracias por las tradiciones, las herencias, las memorias y la mejor mamá del mundo que nos ha enseñado la importancia de agradecer.

Gracias por el trabajo porque aunque la pandemia cambió rutinas, mercados, modelos, ingresos y posibilidades, siempre habrá espacios para servir a los demás.

Gracias por los amigos, los del alma, por ser y estar siempre, pero también por los que en su momento fueron pero que ya se fueron y no están.

Gracias por esos seres de cuatro patas que me baten la cola, que no adopté, sino que me adoptaron y que siempre están felices de verme.

Gracias por los libros, el arte, los paisajes, el queso, los chocolates y el vino. Esos pequeños detalles que hacen la vida más amable.

(Visited 538 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista por vocación, profesión, herencia y designio, quien se tuvo que reinventar cuando se casó y se fue de Colombia, primero a México y después a Estados Unidos. En Colombia dirigió programas de Tv como ‘Pilísimo’, ‘Debates Caracol’ y ‘Personajes’. Hoy en día, vive en El Paso, Texas con su esposo y sus dos hijas. Es propietaria de una franquicia muy exitosa que ofrece clases de arte para niños, que la mantiene ocupada y feliz. Proviene de una familia de periodistas, la mayoría mujeres de esas que se adelantaron a su tiempo. Creativas y de carácter fuerte. Es alérgica al ajo y a los lagartos.

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    Sobre los desenmascarados enemigos de la vacuna

    Mientras muchos amigos y familiares nos miran con envidia por la oportunidad de ponerse la vacuna contra el covid,(...)

  • Cultura

    El poder de las palabras

    Mucho se ha dicho sobre el poema de Amanda Gorman en la posesión del presidente Biden. Esa muchacha de(...)

  • Vida

    En modo Tutaina

    Llega diciembre y con él la época de la nostalgia. Me llegan recuerdos de montañas verdes, noches estrelladas, del(...)

  • Sin categoría

    Acciones de gracias

    Hace 20 años, cuando llegamos a este país, vivíamos en la Florida y nadie nos invitó, ni entendíamos muy(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En la actualidad la gente se queja de las relaciones según(...)

2

Cómo es de costumbre, este 20 de Septiembre inició la Asamblea(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. mauriciomendo0515

    Muy de acuerdo con lo que dices. A temprana edad aprendí a preparar el pavo sirviéndomelos de asistente a una experta abuela americana. Desde entonces casi todos los años celebro el Thanksgiving en compañía de familia y amigos. Este año vamos a ser sólo mi esposa y yo, pero con igual entusiasmo lo celebraremos!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar