Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Sin Pretensiones

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace 20 años, cuando llegamos a este país, vivíamos en la Florida y nadie nos invitó, ni entendíamos muy bien de qué se trataba. Mi hija trajo del kínder unas plumas de penacho indígena hechas de cartulina, vimos familias reunidas y nosotros pasamos el día como si nada,(...)

Continuar leyendo

En estos días de post-elecciones aquí, en EE. UU., mi hija de 18 años me hizo el siguiente comentario: “En 3ro de primaria fue la primera vez que noté que yo era diferente. Mis amigas me preguntaron por quien votaría si pudiera hacerlo- se trataba del segundo termino de(...)

Continuar leyendo

Reconozco que abro mi Facebook con más frecuencia de la que quisiera. En estos días además, está lleno de política y de la división irreconciliable que se vive en este momento en Estados Unidos, país en el que vivo hace casi 18 años. Pero la verdad, para mí, las redes(...)

Continuar leyendo

Estimada amiga o amigo trumpista: Me veo obligada a escribir de nuevo sobre este tema, a pesar de que este blog no tenga la intención de ser político y aunque hable de las elecciones de Estados Unidos y no sobre Colombia, pero son varias las razones que me mueven a hacerlo.(...)

Continuar leyendo

Desde Texas, USA… Una frase muy de moda por estos días por aquello de las clases virtuales es “apaga tu micrófono”. En ingles “mute yourself” que suena aún más fuerte, pues implica que los niños desde Kinder están aprendiendo antes que a socializar y trabajar(...)

Continuar leyendo

¿Me pregunto para qué sirve el patriotismo? De acuerdo con el diccionario de la Real Academia de la Lengua, se define como amor a la patria a esa “Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y(...)

Continuar leyendo

Solo se escucha el ruido del silencio. No se oyen carcajadas, ni gritos, ni música a todo volumen, ni las películas o las quejas porque se acabó el cereal. La nevera, llena. Nadie canta en la ducha. Demasiado espacio. El perro me mira extrañado. Mi vida ha cambiado. Es la(...)

Continuar leyendo

Una amiga, aquí en Estados Unidos, decía que poder hablar con gente en español representa para ella el mismo alivio que se siente cuando uno llega cansado de una fiesta y se quita los zapatos. De alguna u otra manera, casi siempre quienes vivimos fuera de nuestro país,(...)

Continuar leyendo

Antes quizá llegábamos con el regalo en la mano, nos sentábamos en un sofá, departíamos con los demás, nos reíamos con los comentarios de algunos, criticábamos de frente o en silencio a otro, comíamos y elogiábamos la comida, mientras algunos niños quizá se quedaban(...)

Continuar leyendo

Los domingos eran día de arepas en mi casa. Era los días en que una señora paisa, de Pereira, que había trabajado en casa de mi abuela y había conocido a mi papá de niño, iba a prepáralas. El maíz peto se dejaba remojando desde la noche anterior y ella amasaba en la(...)

Continuar leyendo