Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Pequeño recuerdo de una noche que nunca debió suceder, pero en la que Juan Fernando Quintero brilló y cambió la historia de River Plate para siempre.

Pasaron tres años desde aquella final en el Santiago Bernabéu en la que Juan Fernando Quintero volteó todas las chances del tablero y fue decisivo para ganar el partido más importante en la historia de River Plate. El club de Núñez enfrentó a su eterno rival, Boca Juniors, en un entrante invierno madrileño. El segundo partido de la final de la Copa Libertadores de 2018 (última edición con ida y vuelta en dicha fase) tuvo que llegar a suelo español porque la violencia ganó en Buenos Aires y, tras un ataque con piedras al bus de Boca cerca al Monumental perpetrado por mafiosos e idiotas, los encorbatados que dirigen el circo sacaron su versión capitalista y volvieron la desgracia en una fiesta madrileña que se convirtió en historia.

El primer partido, del que pocos nos acordamos y que se jugó un día después de lo previsto por una lluvia, acabó 2-2 en La Bombonera. Ya en Madrid, el partido fue como una final de un solo encuentro. Guillermo Barros Schelotto, entrenador de Boca, sacó un 4-3-3 con Wilmar Barrios de mediocentro. Marcelo Gallardo dejó a Quintero en el banco y puso su famoso 4-4-2 con mucho control del mediocampo. Sin embargo, en la primera parte, Boca aguantó el constante asedio de un River ciego y frustrado gracias al posicionamiento de, entre otros, un excelente Wilmar Barrios. Poco a poco, el xeneize llevó a su rival al juego que quería y le anotó el 0-1 en el minuto 43 de contra. El primer tiempo se fue con un Boca ganador y controlador.

Pero en ese tipo de finales aparece el temple de los mejores. Gallardo entendió el problema mejor que todos. Al minuto 52, el DT de River ingresó a Quintero y el partido cambió totalmente de tendencia. En la zurda del colombiano, la banda roja encontró pases verticales para romper el muro de Barrios y compañía. Eventualmente, en una jugada que inició Quintero sobre la media cancha, Nacho Fernández encontró hueco al área y cedió a Lucas Pratto, que definió muy cómodo para empatar el partido. Desde ese 1-1, el encuentro fue todo de River.

El partido llegó a la prórroga con un Boca muy agotado tras correr mucho tiempo sin hacerse con el control del balón ni del partido. Barrios, exhausto tras un buen trabajo y amonestado sobre el final del segundo tiempo, fue a una pelota divida en la que llegó tarde y el árbitro Cunha lo expulsó. El mejor jugador de Boca durante aquella final se fue a las duchas como el villano de la película, pues el xeneize se quedó con 10 jugadores, mucho cansancio, ningún mediocentro y un River inspirado.

En el minuto 109 llegó la coronación de Quintero. Había destrabado el partido para Gallardo y River, y su influencia fue tan grande que en una jugada en la que encontró mal parado a Boca, el colombiano vio un hueco para disparar y mandó la pelota al ángulo derecho del arco, justo para que picara en el travesaño antes de entrar, y marcó el 2-1 a falta de 11 minutos. Boca, sin aire, se quedó con 9 futbolistas por la lesión de Fernando Gago, pero casi empata a la desesperada en un disparo de Leonardo Jara que pegó en el palo izquierdo y se fue a córner. Llegó el minuto 121, saque de esquina y subió el arquero xeneize Andrada a por el milagro, pero en un rechace la pelota llegó a, cómo no, Quintero. De taco la controló y, al ver todo un campo vació por delante y Pity Martínez al pique, cedió el balón a este. “Y va el tercero, va el tercero… gol de River”. 3-1. Final.

Así fue la noche en la que Quintero cambió todo y ganó la Copa más importante de la historia de River Plate.

(Visited 673 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Abogado con Opción en Periodismo de la Universidad de los Andes. Cursa el Máster de Derecho de las Telecomunicaciones, Redes Sociales y Propiedad Intelectual de la ESADE de Barcelona. Fue colaborador de la revista deportiva Hablaelbalón, con la que cubrió el Mundial de Fútbol 2018. Fue editor de de BalónLatino. Cubre la actualidad de los videojuegos en lavidaesunvideojuego. Amante del deporte, la música, la lectura y los videojuegos.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En ocasiones, al concluir que todos los candidatos son corruptos, caemos(...)

2

Los proyectos ambientales en las organizaciones son una prioridad para la(...)

3

La eventual llegada del progresismo al poder en Colombia ha sido(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar