Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“En menos de lo que piensas ya tendrás que irte”, me dijo mi amigo Diego después de un mes aquí en Colombia.

En ese momento, no le creía. Medio struggling, apenas llegada, sin haber viajado fuera de Bogotá, nunca imaginé que el tiempo pasaría tan rápido. La verdad es que cuando te sientes fuera de la zona de confort y lejos de lo que sabes, el tiempo pasa lentísimo. Claro, establecerse se demora un rato cuando uno se muda a medio camino del mundo para vivir en otro país.

Sin embargo, como decimos los Brits: “Time flies when you´re having fun”.

Creo que todo cambió cuando me di cuenta de que Colombia tiene mucho más que ofrecer más allá de Bogotá. Recuerdo el día en el que mi jefe me dijo: “tienes que salir de Bogotá los fines de semana para conocer Colombia o tus entradas del blog se pueden volver aburridas”. Y con esta orden empecé a viajar para conocer otras partes de este país, y ya: me sentí en casa.

Y aquí estamos: mi última semana en Colombia. Whaaaaaat?

Son ya cinco meses contándoles a ustedes, los lectores, mi Colombian Story y, créanlo o no, ya está llegando Navidad. Lo cual, en estas últimas semanas, he aprendido que aquí es una cosa seria. Las luces, por ejemplo, son impresionantes: Usaquén y Villa de Leyva se ven muy lindos iluminados. También, la cantidad de decoraciones y el esfuerzo que este festivo supone aquí me ha sorprendido bastante: como ejemplo basta tomar a la propia casa editorial de EL TIEMPO. Me siento en el taller de Santa Claus mientras todo el mundo trabaja como si nada hubiera pasado. Aunque algunos dirían, too much

Sin embargo, y en esto soy fiel a mi país, para mí nunca habrá nada mejor que la Navidad en Inglaterra. Sentarse al lado de la chimenea con un chocolate Bailey’s y un mince pie es el plan ideal de las festividades. Extraño los mercados navideños que se encuentran en casi todas las ciudades y, a pesar de que Colombia tiene su chucuchucu (love it), la música navideña inglesa es una cosa única.

Bueno, recuérdenme, ¿por qué vine a Colombia? Ahh, sí: para hacer una pasantía. Hablemos, entonces, de esto…

‘Curva de aprendizaje’ ni siquiera explica mi práctica aquí en EL TIEMPO. Creo que he aprendido más trabajando acá durante estos cinco meses que en mis dos años de universidad.

Afortunadamente, tuve la suerte de estar en Colombia durante un periodo de tiempo muy especial e interesante para el país, tanto desde el punto de vista periodístico como del de los colombianos. Como todos saben, han sido seis meses importantes para el proceso de paz. Por eso, la oportunidad de estar en la sala de redacción el día en que se anunció un importante avance entre el gobierno y las Farc en septiembre y, más recientemente, el acuerdo histórico por las víctimas del conflicto, me dieron la oportunidad de ver esta sala de redacción at its best.

Además, esta segunda mitad del año ha visto un periodo de cambio no sólo para Colombia entera, sino en particular para la capital. Las elecciones a la alcaldía de Bogotá mostraron otro ejemplo de la esperanza que simboliza este país y la emocionante perspectiva de prosperidad para esta ciudad. No olvidaré el ‘show’ que fue #ElDebateBogotá, que nos convirtió en segunda tendencia mundial en Twitter: un gran logro para mi equipo de Redes Sociales.

Desde salir en televisión diariamente (gracias María Beatriz), trabajar en la campaña de Twitter @TuneldeELTIEMPO, entrevistar a invitados en vivo por Periscope, manejar el famoso ‘reto Instagram de la semana’ y  trabajar como intérprete, hasta -por fin- publicar una nota en EL TIEMPO impreso y digital. A pesar de todas las limitaciones (de no ser periodista, ni nativa en español, ni colombiana) ¡lo logré!

Además, mi papel activo en abrir la primera cuenta de Snapchat de EL TIEMPO me envió a cubrir un montón de eventos con sólo un celular: desde el Bogotá Fashion Week, hasta el lanzamiento del mundial de rugby y la construcción del rascacielos más alto de esta capital.

Y, por supuesto, escribir este blog me dio una manera de recordar todas las memorias de mi tiempo acá y la oportunidad de compartirlas con todos ustedes.

Entonces, unos agradecimientos…

Gracias a mi jefe Wilson, por ‘throwing me in at the deep end’, por empujarme a hacer cosas que nunca habría hecho, por darme confianza y experiencia. Y sobre todo: por creer en mí.

También, a mi querido equipo de Redes y del puntocom, por ser una familia. Y a los queridos profesores, Sami y Moti, por nuestras charlas diarias.

Y, para terminar esta última entrada, en lugar de lo usual ‘mi semana en cinco puntos’, decidí resumir mi tiempo en Colombia en una forma un poco diferente.

5 cambios imprevistos:

  1. Ya me gusta (la mayoría) de la comida colombiana.
  2. Ya me encanta la música colombiana.
  3. Ya sé (más o menos) lo básico de la salsa.
  4. Ya sé que es posible vivir sin los home comforts.
  5. Por fin subió mi nivel de español, gracias a Dios.

5 lecciones aprendidas:

  1. Lo que doy por sentado en mi país.
  2. Que está bien estar solita.
  3. Que, de verdad, me falta muchísimo por aprender de la vida.
  4. Que los ingleses tienen que chill out.
  5. Que Colombia es BELLA.

Lo mejor de Colombia en 5 puntos:

  1. Mi equipo del trabajo. Y, créanselo o no: ¡los almuerzos de Eurest! A pesar de la comida, la conversación, compañía y risa de mis queridos colegas los hicieron amigos de por vida. Ya saben quiénes son: se les quiere un montón.
  2. La locura de los fines de semana en Los Llanos, gracias Alejito.
  3. Por supuesto, las noches de rumba. Una discoteca inglesa nunca será lo mismo.
  4. Pasear por Colombia, ya sea con amigos de Inglaterra, con mi familia, o amigos hechos acá: me dio la oportunidad de conocer este increíble país.
  5. La vida colombiana: la calidad, cultura, música, y sobre todo, la gente.

 

PicMonkey CollagePicMonkey Collage

 

 

 

 

 

 

 

 

PicMonkey Collage

 

PicMonkey CollagePicMonkey Collage

 

 

 

 

 

 

 

 

PicMonkey Collage

 

 

 

(Visited 6.171 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Sophie Foggin es una estudiante de 20 años de la Universidad de Bristol, en Inglaterra. Por seis meses permanecerá en Colombia, como parte de su licenciatura en español y portugués.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¿Perder la fe en uno mismo después de los 50? ¡No(...)

2

La inteligencia artificial cada vez toma más fuerza en nuestro trabajo,(...)

3

En un mundo donde la responsabilidad medioambiental está tomando relevancia, la logística(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. excelente, debo decirte que semanalmente buscaba encontrar una entrada escrita por ti; es buenísimo escuchar de Colombia en boca de un invitado especial como tu….
    espero que tu regreso sea pronto y feliz navidad mujer

  2. maryluz.cortesa

    Farewell Sophie! Quisiera escribirte en inglés pero, como se trata de que aprendas no lo haré, igual creo que a esta altura It’s easy cake. Me gustaron tus entradas, también me molestaron algunas vainas, pero en general todo fue fresco y muy entretenido, esto también va ligado a lo joven que eres, pero de todas formas, considero que eres una mujer muy valiente por venir a vivir esta aventura tan lejos de tu hogar, yo a mi edad (35), no he vivido, ni conocido la mitad de lugares y experiencias que tu has tenido (eso me hace pensar en una canción: Hey Jealousy de Gin Blossoms). Bueno Sophie, siempre fue grato leerte, espero que la vida te traiga muchas aventuras!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar