Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La ceremonia inició con un concierto de música clásica. Qué clase. El público era limpio, blanco y bello. Una fanfarria recibió al presidente Santos, quien estaba tratando de no sonreír demasiado. Eso tuvo el efecto de que parecía tener rayos de sol brillando en sus ojos. Podría haber sido la joyería de su esposa, el bronceado naranja de su hija, o tal vez ‘el sol de la paz’ que está brillando ‘en el cielo de Colombia’. Sin embargo, no es claro si ese paraíso ya existe o si lo esperamos después de la muerte.

Aunque su parecía apretar su cara para disimular el orgullo, su discurso contó una historia muy diferente. En un punto dijo “No me cabe duda de que este modelo será uno de los grandes legados del proceso de paz de Colombia.”

En otro, reclamó que con esta medalla brillante, después de hartas negociaciones, y con la justificación de las firmas en el acuerdo, podemos decir que “América –desde Alaska hasta la Patagonia– es una zona de paz.” ¿Eh? Sin mencionar este mismo país, solo hace falta echar un vistazo tras la frontera (en casi cualquier dirección) para ver que esto no es verdad, de hecho está muy lejos de serlo -con el fatal racismo policial en EE.UU., violencia diaria de pandillas en El Salvador y Honduras, el virulento gobierno de México y sus desapariciones, la negligencia de la población pobre de Brasil, o la crisis venezolana. No, ninguno de esos países está en estado de guerra. Pero eso no quiere decir que están en estado de paz. Otra vez ‘paz’ va perdiendo su sentido, y va siendo remplazado por una explicación puramente política.

Si vas a hacer afirmaciones tan exageradas (por su crédito, estaba referenciando el realismo mágico de Gabo, quizás quería seguir las huellas de sus compadres Nobel), por favor actúa adecuadamente; suelta una bandada de palomas, canta para la audiencia, deja que tu cuerpo mueva con la pasión de esas palabras tan grandes. Con sus movimientos calculados y rígidos, parecía un alumno recitando un poema que encontró en una antología de poesía, usando conceptos grandes sin realmente comprender el sentido.

De hecho, es lo que hizo, referenciando a Tennyson y el reciente ganador del Nobel de literatura, Bob Dylan. Se puso a sí mismo allá con los grandes. Sus palabras realmente eran soplos en el viento, en las ondas de la transmisión, sin penetrar los sentimientos de los que le escuchaban.

Hubo un momento en el que capturó los corazones de su audiencia -física y digital- y yo diría que ese momento se lo debe todo a las víctimas que asistieron, que le apoyaron en mostrar a la audiencia mundial que el presidente y ganador Nobel, el Sr Santos, sí tiene un lado sentimental.

Yo diría que lo que Santos ha hecho es un logro enorme, “Es una demostración de que lo que en un principio parece imposible –si se persevera– se puede volver posible”, en sus propias palabras. Por eso, de un lado entiendo su orgullo. Por otro lado, la formalidad de esas ceremonias lleva a que la gente no actúe con ningún sentido de originalidad, Santos terminó viéndose rígido y vano.

Sin embargo, este momento, para el país, es grande. Es una lástima que el premio solo se le haya entregado a Santos, y al mismo tiempo, es un alivio que les haya dedicado el galardón a todos los colombianos y el premio fiscal a las víctimas de ese largo conflicto. Ahora si realmente vamos a hablar de paz en todo el continente, deberíamos apagar el televisor y pasar de ver la cara complacida del presidente a fijarnos en los resultados.

Foto: AFP

(Visited 416 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Recibí un video que me envió un amigo por WhatsApp y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar