Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Esta cinta colombo-francesa narra las dificultades y las emociones de convivir con alguien que, en palabras del creador, Jaques Toulemonde, “siente demasiado”. Anna es una mujer apasionada, vive en Paris y lucha por ser una buena madre y por cumplir sus sueños.

Su estado de ánimo domina y dirige la película en olas y oscilaciones de depresión y amor;  en golpes de rabia y ansiedad.  Durante una hora y 36 minutos, el espectador vive con los protagonistas la frustración de inquietar constantemente la fragilidad y la seguridad.

Llegué una noche a Cine Tonalá. El público del lugar estaba inquieto. Se movía ansiosamente, entre jadeos y suspiros, como la historia que transcurría frente a sus ojos: una montaña rusa de paisajes y delirios de aventura. Este no es un viaje cómodo ni unas vacaciones típicas en familia; es un camino extremo que tienen que tomar quienes aman profundamente.

Tomemos, por ejemplo, una escena en que Anna, su hijo y su novio juegan en las olas del mar. Se escucha la fuerza del agua, se ve el chorrito salado y nuestro enfoque está bajo las olas, dispuesto a ser revoloteado por ellas. Los personajes gritan con emoción, mientras tumban y salpican las crestas, y hay una eterna excitación acompañada de miedo, como si todo se pudiera derrumbar en cualquier momento.

Las escenas de pánico extremo y súbito se reflejan en el manejo desbandado de la cámara; sientes la confusión y el terror sin saber si es racional o no.  Aquí, esto pierde validez. Sabemos desde los primeros instantes de la película que Anna está enferma. Entendemos que su plan va a fallar, pero, aún así, queremos creer en ella y en la posibilidad de mejorarse.

Al principio, el performance de Juana Acosta resulta sobreactuado. Aunque la relación que mantiene con su hijo es bonita y divertida también es incómoda: hay algo en su actuación que molesta al público; sin embargo, como queremos conocerla a profundidad, pronto entenderemos que ‘ese modo de ser’ forma parte de su carácter fluctuante y complejo.

En un país desconocido para Bruno y Nathan, quienes no hablan español, y nostálgico y extraño para Anna, una colombiana que había vivido en Paris durante años, no sabemos en quien podemos confiar. El diverso paisaje de Colombia refleja las emociones de los actores y nos sumerge en la continua incertidumbre si entre ellos hay lealtad.

El verdadero héroe de la historia es Bruno, el amante de Anna. Su comprensión, fuerza incansable y positivismo la ayuda para seguir luchando y cuidando de los que ama.

Después de un episodio bipolar, y tras múltiples esfuerzos de Nathan, el hijo de Anna, hay un momento culminativo de fuerza e intensa tristeza que lleva a un sentido abrumador de amor y de lucha. Aquí la luz es hogareña, la música es familiar y acogedora y la carga emocional de sus miradas lo destruyen y lo reconfortan al mismo tiempo.

 

               

Para los que tienen familia o amigos bipolares les tocará el corazón; para quienes no conocen esa enfermedad les explicará con detalle cómo involucra a los más cercanos con un ejemplo increíble de una mujer y una familia luchando para sobrevivir, como usted y como yo.

 

Fotos: Noodles Production/ Janus Films

(Visited 737 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Se hundió la reforma a la salud y me quedé con(...)

2

En la encrucijada entre la creatividad humana y el poder de(...)

3

La inteligencia artificial cada vez toma más fuerza en nuestro trabajo,(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Una despedida | TIEMPO fuera

    […] Recuerdo mi introducción al rap bogotano en el Parque Nacional por el rey de hip hip, Santiago Cembrano, después de soltar nuestras emociones y probar nuestra paciencia viendo la cinta Anna. […]

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar