Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Caro Monroy El Tiempo

Existen muchas razones para convertirse en emprendedor.

A mí, sin imaginarlo, me llegó la oportunidad por primera vez hace once años en una tarde de febrero cuando mi papá murió y yo parecía ser la más indicada para hacerme cargo de su agencia de seguros.

Recuerdo que en ese momento estaba recién empezando mi vida profesional como empleada, y no tenía mucha idea de qué rumbo quería tomar. En esa época, lo único que deseaba era vestirme de sastre y tacones, escalar en el organigrama y llegar a una posición alta dentro de la compañía en la que ya trabajaba.

Ese proyecto cambió literalmente de un día para otro.

Hacerme cargo de la agencia de mi papá era un desafío grande. Fue una sensación agridulce. Puedo verme aún conduciendo su auto de camino a visitar a alguno de sus clientes, mientras con lágrimas en la cara y el corazón roto escuchaba ‘La gota fría’ de Carlos Vives, que era su canción favorita del momento. Cada vez que visitaba alguno de sus clientes sentía un orgullo enorme por lo que él había logrado construir como emprendedor a lo largo de su vida. No estoy hablando de sus éxitos económicos, hablo de los clientes que se volvieron familia, de los vínculos inquebrantables que nacieron con muchas personas cuando él estuvo ahí para asistirlos en momentos de dificultad. Cuando sus patrimonios estuvieron en riesgo y él, a través de su trabajo, pudo contribuir para hacer más llevadero el difícil momento.

Un par de años después, más madura, llena de aprendizajes y experiencias, entendí que esa agencia había sido su vida y que yo debía hacer la mía. Me fui y me aventuré a vivir en otros países, en donde vestida de sastre y tacones completé un poco más de diez años de vida corporativa entre recursos humanos y headhunters.

Me gusta pensar que muy en el fondo uno siempre sabe lo que quiere, aunque cueste reconocerlo. La mayoría de las veces son los miedos, las creencias limitantes y sobre todo el temor al fracaso lo que no nos permite abrir esas puertas a mundos desconocidos, sin llegar a imaginarnos todo lo que nos estamos perdiendo.

Hace un poco más de un año volví a sentir el llamado. Siempre estuvo ahí pero no quise escuchar, tenía miedo de escuchar. Ese día, mientras conducía y me perdía profundamente en mis pensamientos, me preguntaba si el trabajo que tenía me permitía vivir de acuerdo con el propósito de mi vida. Impactar a otros positivamente, empoderarlos. La respuesta fue negativa por supuesto, de lo contrario, no estaría aquí escribiendo esta historia.

Recordé lo bien que se siente contribuir a la vida de otros, facilitar una solución a sus problemas y, sobre todo, ser artífice del éxito de tu propia empresa. Con muchas dudas, temor al fracaso y sin saber por dónde empezar, recordé que, así como hace unos años atrás en los días de la agencia, éste sería un camino de aprendizaje constante, de pequeños logros en el día a día, de muchos desafíos, altibajos y sobre todo persistencia.

¿Y entonces, uno nace o se hace? Estoy segura de que muchos nacen emprendedores, llevan ese fuego por dentro desde sus primeros días y muchos otros, como yo, descubrimos este camino paso a paso. Lo que me ha permitido entender la vida del emprendimiento es que todos tenemos el deber de compartir nuestros talentos, todos tenemos el potencial para contribuir a la vida de otras personas, hacer comunidad.

Si aún dudas de tu fuego interno o si estás analizando tus pasos, ten siempre presente que tu servicio o producto, junto con tus experiencias y conocimientos, puede ayudar a cambiar la vida de alguien o resolver un problema, y solo eso ya habrá valido la pena.

(Visited 488 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Caro Monroy es empresaria, migrante, psicóloga y coach. Colombiana con experiencias de vida en diversos países, incluidos Australia, Argentina, Colombia e Inglaterra. Ha experimentado de primera mano los desafíos, incertidumbre, la presión, los logros, la alegría, el crecimiento y todas las demás emociones posibles, que experimentan los migrantes al embarcarse en la aventura de descubrir y conquistar nuevos mundos. Es Psicóloga, completó un MBA, está certificada en Programación Neuro Lingüística y actualmente está terminando una especialización en Counselling.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Supongo que cada quien en su familia, como los de la(...)

2

Me animé a hacer este post sobre la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos a manera de podcast. Son 10 minutos muy amenos e informativos, creo yo, para cambiar un poco el formato y acercarme a ustedes de una manera diferente. En un reciente post de este blog mencionamos los dos errores más comunes en una estrategia de redes sociales, y esta actualización es de alguna manera una continuación. Puedo adelantar que ambas actividades no son lo mismo, que sí existe diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos, pero que definitivamente son complementarias. Quise ilustrar esa diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, como un equipo de ciclismo que se complementa (¿estará muy forzado?). También presento más abajo un video complementario. Aunque la imagen puede ser más tentadora, le recomiendo primero que escuche el podcast donde explico claramente  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos.

Si no le aparecen los player de audio y video, por favor refresque la página.

Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Podcast)




Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Video)

Este video es de una entrevista que me hicieron los amigos de TeleMedellín. La verdad no abordo directamente sobre  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, pero es un buen complemento para el tema central de esta actualización.






¿Alguna opinión? ¿Cree que falta algún punto para explicar mejor  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos? ¿o cree que no hay diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos?

No sea tímido, me encantaría escucharlo. O al menos recomiende este post a través de e-mail, twitter o facebook. Mil gracias

3

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar