Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Mi pasión se la debo a la profesora Yuli, dijo Iván, y ella lo abrazó en medio del aplauso del público.

Mi pasión se la debo a la profesora Yuli, dijo Iván, y ella lo abrazó en medio del aplauso del público. Foto Alexandra González.

(Solo para amigos y familiares… y para aquellos a quienes les haya pasado lo mismo)

Fue una tarde mágica. Mi hijo Iván, de 10 años, se había estado preparando para ese día, como si fuera el mejor de su vida. Estaba muy ansioso.

En la mañana se bañó y se cambió, para ponerse el traje elegante que luciría en el Mont Festival de Película 2015, organizado por su colegio, el Montferri, en el teatro del British School, en Bogotá.

No quiso que lo acompañara a la ruta. Y cuando se iba a despedir en el ascensor me dijo que estaba nervioso e hizo los cálculos: van dos padres por cada alumno, entonces va a ir mucha gente. Y él iba a ser el presentador principal.

Le dije que estuviera tranquilo. Que a todos nos dan nervios antes de un gran evento, pero que lo importante no es pensar en la cantidad de personas que lo están viendo, sino estar seguro de lo que uno va a hacer y a decir. Mientras uno esté seguro de eso, se le van a quitar los nervios tan pronto como empiece la función.

“Estaba nervioso cuando íbamos a salir con Gabriela (la otra presentadora principal). Pero dije ‘¡buenas tardes!’ y fue como si el miedo se me saliera por la boca”, dijo después de la función, señalando con la mano como cuando uno exhala.

El Mont Festival lo hacen todos los años y es una gran presentación de bailes y coreografías de cada uno de los salones del colegio y del grupo de Lúdica. El tema de este año era el de las películas.

Cuando se subió el telón vi salir al centro del escenario a mi hijo con su compañera, cogidos de gancho, y fue cuando dijo duro, con voz segura, ‘¡Buenas tardes!’. Luego dio la bienvenida y presentaron el primer acto del día.

Desde ahí empecé a vivir esa magia. Iván se batía en el escenario como todo un profesional, decía sus líneas claras, con ritmo, con gracia, con una actitud envidiable que mereció varios aplausos cerrado de las cerca de 500 personas que conformaban el público.

Atrás nuestro empezaron a hablar de él. ‘Qué actitud’, dijo una persona. ‘¡Que niño tan pilo!’, comentó otro. Y todo eso me hacía revolver el corazón de emoción y de orgullo.

Iván Vargas González, momentos antes de la función. Foto Alexandra Gonzále

Iván Vargas González, momentos antes de la función. Foto Alexandra González

De un momento a otro Iván ya estaba cambiado para participar del baile de Shrek, con su curso, y momentos después tenía otra vez el traje de gala presentando otra parte de la función.

Llegó el baile final, el del grupo de Lúdica, al cual pertenece, y ¡vaya sorpresa! Era el elegido para estar en el centro, bailando rodeado de todos los demás, con su profesora Yuli, de danzas. Lo hizo con energía, bien. Y al terminar tomó el micrófono para anunciar que iban a hablar los directivos.

Él y Gabriela se quedaron en el centro mientras los directivos le hablaban a los presentes y luego Iván pidió que lo dejaran hablar, tomó el micrófono y explicó que el baile y la danza es lo que más le gusta y que esa pasión había nacido gracias a la profesora Yuli… No pudo terminar de hablar y rompió en llanto de emoción. La profesora Yuli lo alzó y lo abrazó fuertemente, mientras el público aplaudía emocionado y yo me secaba las lágrimas en mi asiento.

Luego de ello, Iván se calmó rápidamente, tomó el micrófono y con su compañera Gabriela despidieron el espectáculo e invitaron al del próximo año. El público los aplaudió sinceramente y yo seguía escuchando los elogios que el público iba haciendo de mi hijo.

Me parecía estar viviendo una de esas películas en las que el protagonista mete a última hora el balón en el aro, el público lo aclama y lo saca en hombros y padres e hijos se confunden después en un solo abrazo de emoción y de orgullo. Como lo hicimos con Iván al final.

Fui al sitio donde estaban entregando los estudiantes a los padres, lo alcé, lo estreché entre mis brazos tanto como pude y le dije, con las lágrimas a flor de piel, que estoy superorgulloso de él.

Cuando íbamos saliendo, conocidos y extraños lo felicitaban y su madre y yo caminábamos a su lado como si quisiéramos gritar ¡él es mi hijo!!! ¡Es mi hijo!!!, con ese orgullo de padre y madre, luego de una tarde-noche mágica que jamás se olvidará.

@VargasGalvis

(Visited 1.324 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Norte de Santander y Cúcuta, históricamente conservadores y de derecha, se(...)

2

En la calle 84ª número 14a -04, en plena zona Rosa,(...)

3

Soy fan de ChatGPT y como tal, estaba convencido de que(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar