Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
El hecho de que haya más gente en la calle no significa que la covid-19 haya desaparecido. Sigue al acecho. Cuídese (Foto Gobernación, publicada por El Tiempo).

El hecho de que haya más gente en la calle no significa que la covid-19 haya desaparecido. Sigue al acecho. Cuídese (Foto Gobernación, publicada por El Tiempo).

Hay un peligro gigantesco que está en la puerta de nuestras propias casas, incluso dentro de muchísimos de los ciudadanos, y es el hecho de estar sintiendo que ya no hay cuarentena, que ya todos salimos a trabajar, que se reactivó la economía y que debemos dedicarnos es a producir, aguantándonos esos aburridos protocolos cada vez que llegamos al trabajo o entramos a un centro comercial.

Cuando todo empezó en Colombia, cuando se comprobó el primer caso de covid-19, llegamos a asustarnos. Y obedecimos el mandato gubernamental de encerrarnos en nuestras casas para no ser víctimas de un virus invisible y mortal.

Nos mantuvimos allí, protegiéndonos y protegiendo a nuestra familia. Exigimos que los demás lo hicieran. Aguantamos bastante y empezamos a ver cómo los números de contagiados y de muertos subían. Pero no eran tantos como temíamos.

Lo que hicieron las autoridades sanitarias y el Gobierno fue protegernos en nuestras propias casas y ganar tiempo mientras se aumentaba la capacidad del sistema de salud. Se sabía desde un principio que iban a ser miles los muertos y millones de infectados en el país.

En el decreto que declaró la emergencia económica se incluyó un cuadro de proyecciones de casos covid-19 hechas por el Instituto Nacional de Salud en el que se muestra que si se contagian 2,68 personas por cada una que tenga el virus, habría 3’989.853 casos en el país. Un poco más de 3 millones serían leves, 187.000 críticos y 550.600 severos.

De acuerdo con informes radiales, en un documento que envió el Gobierno a la Corte Constitucional para argumentar la declaratoria de emergencia económica, proyectó que a diciembre de este año habrían muerto en Colombia más de 40.000 personas por covid-19. Y otras 3’600.000 se contagiarían y presentarían síntomas, De estas, 170.000 necesitarían UCI. Dios quiera que esas proyecciones no se den, pero son cifras que nos ponen a pensar.

El peor de los escenarios es que miles de personas necesiten al mismo tiempo esas Unidades de Cuidado Intensivo para sobrevivir y que estas no den abasto.

Desde marzo hasta la fecha los Gobiernos nacionales, departamentales, municipales, agencias internacionales, la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud, epidemiólogos, asociaciones de intensivistas y de todo tipo de especialidades médicas han trabajado hasta más allá del cansancio para poder salvar al mayor número de colombianos.

El país aún no está preparado para soportar que miles y miles de colombianos lleguen a sus hospitales buscando ayuda. Pero tampoco está preparado para que miles de ellos queden en la absoluta miseria porque tienen que estar en cuarentena.

Es por eso que se fueron abriendo los sectores a la productividad. Pero lo que hay que entender es que ahora estamos por nuestra cuenta. Cada uno de nosotros se debe cuidar. Ya no depende solo de las decisiones del Gobierno. Lo que importa hoy es lo que usted decida. Si usted no quiere ponerse un tapabocas, debe saber que puede ser uno de aquellos que se tengan que pelear una UCI en determinado momento.

Y lo peor: si usted no asume los cuidados de salida e ingreso a su casa, de distanciamiento de los demás, de lavado de manos, puede que se enferme y no sea grave, pero también puede ser que, al ser asintomático, contagie a uno de los suyos y que sea él quien se debata entre la vida y la muerte en una Unidad de Cuidado Intensivo, mientras usted se pregunta ¿por qué me pasó esto a mí?

(Visited 728 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

La elección de Estados Unidos es un tema de la mayor(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Completamente de acuerdo apreciado Dn. Roberto. Si somos ” juiciosos ” es posible que aunque tengamos mas de 7 decadas en nuestro recorrido, logremos continuar en el por siquiera otra decada. Pero…. los colombianos fallamos en ser obedientes con las cosas importantes. Por ello, muchos jovenes, adultos y mas, lamentablemente caeran en las redes del tal Covid 19 . Que Dios los lleve a su reino. ……

  2. Completamente de acuerdo. El hecho de que el gobierno este gradualmente levantando las medidas restrictivas no quiere decir en ningun momento que la amenaza de contagio se haya reducido.
    Como lei jocosamente en las redes sociales esta manana: Pasamos del “Quedate en casa” al “Salvese quien pueda”

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar