Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Es mejor que tengamos miedo. Que cada vez que salgamos de casa pensemos que nos podríamos morir si no nos cuidamos, que a cada paso está el peligro (Foto iStock, publicada por El Tiempo)

Es mejor que tengamos miedo. Que cada vez que salgamos de casa pensemos que nos podríamos morir si no nos cuidamos de la Covid-19, que a cada paso está el peligro (Foto iStock, publicada por El Tiempo).

Eran tres las mujeres. Se detuvieron frente a una venta de comida asiática en un centro comercial, en la mitad del pasillo, y no se sabía si estaban haciendo fila o mirando el menú expuesto al público. Alguien dijo entonces que se respetara la distancia de dos metros y ellas cayeron en cuenta en ese momento de que estaban casi ‘atrapadas’ entre los que estaban adelante y los de atrás.

Finalmente, todos fueron acomodándose a dos metros de cada uno, pero a medida que iban haciendo el pedido otra vez se aglomeraban en la caja.

En un supermercado del centro occidente de Bogotá, en donde antes había toma de temperatura y gel al ingreso, ya no hay gel y el encargado de la temperatura se la pasa hablando con el celador y les toma a unos y a muchos otros no.

En una de las librerías de otro centro comercial tienen en la puerta un letrero que dice: ‘aforo: 10 personas’. Conté 15 adentro.

En una empresa de correos tienen el huellero y todos los que llegan ponen su dedo allí, pero no he visto el primero que se proteja con alcohol o con gel inmediatamente después. Es más: en el establecimiento no hay ni lo uno ni lo otro.

Un joven bajó corriendo un día las escaleras eléctricas y se ubicó en la mitad de otras dos personas porque no pudo seguir bajando. Cuando le dijeron que había que dejar cuatro escalones de distancia, se devolvió y lo hizo. Lo sabía, pero el afán se lo hizo olvidar.

En otro centro comercial se arremolinaron los domiciliarios frente a una venta de comida. Cuando alguien les dijo que guardaran el distanciamiento, uno de ellos se le encaró y lo retó a que lo denunciara ante la empresa. Seguramente porque sabía que no le iban a decir nada. Tuvo que venir un celador, que se dio cuenta del asunto, para imponerles el distanciamiento de dos metros que de mala gana aceptaron.

Cuando fui a entrar a un reconocido supermercado, el encargado de la temperatura no me la tomó y me dijo: ‘entre, tranquilo’. ¿Cómo podía saber él si yo tenía fiebre o no?

Llamé un taxi por aplicación. Cuando llegó y me subí, me di cuenta de que estaba sucio. El conductor no tenía separación entre él y el pasajero. Todo allí era tan normal que, muy seguro, el señor ya no sentía la necesidad de desinfectar con alcohol cada vez que cambiaba de usuario, como lo aconsejaron las autoridades de salud desde un comienzo.

Cuando pido domicilios en la ciudadela en la que vivo, por lo general, ya no llegan con la doble bolsa que se aconsejaba al principio y nosotros, incluso, ya hasta perdimos la costumbre de rociar con alcohol la bolsa.

Al comienzo de la pandemia desechábamos las bolsas. Después, sólo les echábamos alcohol. Y ahora, a unas sí y a otras no. Y todas las guardamos.

Al comienzo yo usaba guantes para bajar por el domicilio. Lo hacía para oprimir los botones del ascensor y coger la puerta de la recepción. Ahora, ya no hay guantes. Los había reemplazado por las bolsas del tapabocas. Con ellas me protegía de los botones. Y ahora, cuál bolsa ni qué nada. El dedo índice abre y cierra ascensores. Aunque después me desinfecto con gel o con alcohol, pero eso ya nos va dando una idea de cuánto nos estamos relajando.

Duré toda la pandemia encerrado en el apartamento, saliendo solo a lo imprescindible y, por supuesto, sin abrazo alguno a nadie. Pero qué día llegó mi ahijado y le di uno de esos abrazos que suelen dar los padrinos, sin temor siquiera a que lo fuera a contagiar o él a mí.

Y peor aún: ya no me aguanté más las ganas de ir donde mi mamá, que ya tiene más de 80 años. Porque es que el corazón no da espera y no espera tanto. Llegué a su casa y aunque nos saludamos de lejitos, por fin nos vimos. Y fuimos a almorzar en familia y estuvimos felices.

Sí. Nos estamos relajando todos. Y aquí es cuando me pregunto: ¿le dejamos de temer a la covid-19? Pienso que muchos sí le perdieron el miedo y que otros, como yo, nos hemos dado cuenta de lo grave que es, pero que, como vemos que todo entra en una ‘normalidad’, se nos ha ido olvidando que estamos inmersos en uno de los virus más graves de la historia, que en cualquier momento nos puede arrebatar la vida.

Aquí es cuando me devuelvo a pensar en lo que hemos hecho y me doy cuenta de que nos estamos volviendo irresponsables. Ponemos nuestra vida en riesgo y de paso la de los demás. Por eso es que creo que es mejor que le tengamos miedo, que cada vez que salgamos de casa pensemos que nos podríamos morir si no nos cuidamos, que en cada paso está el peligro. Viéndolo así, nos vamos a proteger de él. De lo contrario, perderemos la batalla.

(Visited 332 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Presidente, no se vacune todavía

    [caption id="attachment_1668" align="aligncenter" width="1280"] Así llegó el primer cargamento de vacunas covid a Colombia, procedente de Bélgica y enviado(...)

  • Bogotá

    2021: El año de la vacuna

      [caption id="attachment_1658" align="aligncenter" width="950"] Este año se alcanzarán a vacunar, por lo menos, las personas con mayor riesgo(...)

  • Colombia

    ¿Le perdimos el miedo a la covid-19?

    [caption id="attachment_1645" align="aligncenter" width="950"] Es mejor que tengamos miedo. Que cada vez que salgamos de casa pensemos que nos(...)

  • Colombia

    Cuidado con las piscinas

    Si usted se mete a una piscina, tenga la seguridad de que no se va a contagiar por acción(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: Derly Prada Castro, docente de Bienestar Universitario del Politécnico Grancolombiano(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Cuando uno va muy rápido por la vida, lo mejor que(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar