Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Siempre me había considerado un buen tipo. No robo, no mato, no trafico drogas, no le pego a las mujeres, a veces ayudo a los que lo necesitan, me baño todos los días, trato de cuidar el medio ambiente, soy buen amigo, buen novio, buen jefe, buen tipo. Pero ahí estaba yo, inclinándome lentamente a dejar un billete de dos mil pesos en el vaso de un mendigo, mirándolo y esperando a que sus ojos buscaran los míos para agradecerme. Como no lo hacía, deposité el billete y me levanté aún más lentamente, como dándole una segunda oportunidad, pero como nunca me agradeció, me fui indignado, iracundo y ofendido.

Me di cuenta de que no soy ningún buen tipo. Soy una mala persona, un tipo egoísta, hipócrita y mala leche. Que cada cosa buena que hago tiene una idea egoísta, y que siempre hay una razón ridícula o una excusa para no hacer algo bueno. En la calle soy una porquería, le doy plata a alguien sólo para que me dé las gracias, no he dado plata porque tengo dos monedas de quinientos que prefiero meter en la alcancía, no he dado plata porque prefiero dársela al que limpia el vidrio del carro, no ayudo sino que compro servicios en la calle. Evito los pasillos del supermercado con viejitas para no tener que ayudarlas. Digo lo correcto pero en secreto quiero que cosas malas le pasen a la gente buena. Doy regalos para que a mí me den regalos, y voy a los cumpleaños para que vayan al mío. No llevo el cargador del celular para no tener que prestarlo, no presto plata porque soy malo cobrando, nunca he cambiado un billete de cincuenta y siempre tengo cómo cambiarlo. Corrí una carrera benéfica sólo para montar fotos a Facebook, no dono los vestidos viejos porque de pronto me sirven para hacer oficio, reciclo en la casa pero en la calle me da pereza leer dónde tengo que botar la lata de gaseosa. Orino en la ducha no para ahorrar agua sino por pereza, y lavo las camisas cada dos puestas por el mismo motivo. Le doy vía a los carros para que me digan con un gesto que soy un buen ciudadano. Trato bien a la gente para caerles bien y no quedarme sólo nunca. Soy una vergüenza.

Espero no estar sólo en esto, porque el punto es este:

Ayer empezó la campaña “Soy Capaz” en los grandes medios colombianos, y así como miles de personas se subieron al bus, otros miles empezaron a criticarla. Y este ciclo no es nada nuevo, ya lo vivimos con el “Ice bucket challenge”, con las campañas de ayuda a Yopal o La Guajira, con las niñas secuestradas en Nigeria, con Teletón, con las maratones, con todo. Criticamos la farandulería, la moda, la ridiculez de tener que crear campañas, hashtags, carreras, bazares, o baldes de agua en la cabeza para ayudar. Pero la verdad es que lo necesitamos, si no, nadie ayudaría. Al menos yo. Yo sí necesito esas cosas, así me burle de ellas, para ayudar. Necesito esa razón equivocada para ser solidario, esa razón egoísta para colaborar y ser parte de algo, necesito que me den reconocimiento, felicitaciones o likes por ser buena persona, porque si no, encontraré una razón en mi mente retorcida para no hacerlo.

Soy Capaz de aceptarlo.

@viboramistica

(Visited 3.904 times, 3 visits today)
PERFIL
Profile image

Ingeniero Industrial y periodista de la Universidad de los Andes. Empresario y propietario del restaurante Casa Bizarra, y experiencia profesional en investigación y mercadeo con multinacionales en Latinoamérica. Bloguero y colaborador en varios medios en internet.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Asesinos

    De vez en cuando sale la noticia de que muere un joven en un robo, seguido de la rasgadura(...)

  • Opinión

    Nada es por el bien de los niños

    Decir que uno hace, dice, piensa o apoya cualquier cosa por “el bien de los niños”, se volvió una(...)

  • Opinión

    Confesión de una mala persona

    Siempre me había considerado un buen tipo. No robo, no mato, no trafico drogas, no le pego a las(...)

  • Sin categoría

    La revolución de los comparendos

    Hace poco me pararon en un retén de tránsito por exceso de velocidad. No importó cuánto rogué, pataleé, lloré(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Tal vez el monopatín hizo parte de su infancia como una(...)

3

Ya lo sabíamos, no necesitábamos estudios para eso: los colombianos trabajamos(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar