Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El momento en que uno ve un robot de verdad verdades operando, uno se da cuenta que el ser humano debería dedicarse más bien a dibujar, escribir, tomar fotos, andar en bicicleta y beber piña colada (o cerveza, o la bebida de su preferencia). Los robots deberían ser los que hagan las tareas más aburridas y automáticas de la vida: limpien los inodoros, sean cajeros en los bancos y conduzcan carros.

Tal cual: conduzcan carros. Por si acaso, eso ya lo están haciendo, pero todavía no tan perfectamente. Una investigación periodística publicada en el New Yorker más temprano este año hizo un recuento increíblemente detallado del nivel de complejidad al que han llegado muchos de los carros que se conducen solos. No obstante, también hacen evidentes varias de sus fallas que, si no tiene un hijo que cruza la calle persiguiendo un balón, se muere del susto y propone que sean prohibidos de inmediato (yo a veces pienso en ir haciendo una pancarta de una vez).

A pesar de eso, la noticia de que Google va a tener 100 prototipos de carros que conducen solos a finales de 2014 es, para mí, una super noticia. Este artículo de el Economist describe los aparaticos: carros eléctricos, enanos, que tienen velocidad máxima de 40 kilómetros por hora y cuyo parachoques y vidrio frontal son flexibles en caso de cualquier accidente (como un colchoncito). Yo quiero!

La resistencia a nuevas tecnologías es normal. Cualquier persona que haya visto periódicos de hace varios años se va a encontrar los argumentos en contra del televisor, del radio, incluso si buscan con cuidado van a encontrar las advertencias de los filósofos clásicos que decían que la palabra escrita era una amenaza a la maravillosa capacidad de memoria de los individuos. No obstante, henos aquí encontrándole beneficios a los libros, las emisoras y los programas de televisión (sí, hay libros pésimos, programas radiales ofensivos y realities, pero no debemos cancelar esos servicios por esa razón…). También hay que admitir que hay algunas tecnologías que persisten en el tiempo, como la bicicleta (que, por si acaso, también fue criticada por su velocidad excesiva y riesgos para la salud en el siglo XIX). Entonces, ya que tenemos tantas falsas alarmas y una perspectiva más amplia para comprender la tecnología, qué podemos pensar de un carro que se conduce solito?

Ahora pensemos por qué suceden una parte considerable de los «accidentes» de tránsito:
– Porque el vehículo motorizado iba por encima del límite de velocidad
– Porque el conductor iba borracho
– Porque el conductor iba distraído (una familiar se estrelló una vez por andar buscando un casete en la guantera…)

Y pensemos cuáles son las cosas feas que tienen los carros:
– Que contaminan
– Que son muy peligrosos
– Que ocupan mucho espacio
– Que generan inequidad espacial por el mayor uso de espacio urbano que otros, generalmente de menores ingresos, no pueden usar tan eficientemente y pierden horas de su día por culpa de quien está en ese automóvil.

Siendo brutalmente lógico, el argumento de los que proponen los carros sin conductor es difícil de combatir: Si el carro en cuestión es eléctrico, es como un colchoncito, no ocupa espacio, va despacio, el robot no se emborracha y se puede rastrear todo su entorno y registrar todos sus movimientos, pues digamos que no hay tantísimo que discutir. Por lo pronto, yo voy a seguir andando en bicicleta. Pero si usted es de los que se pide andar en carro para ir a la oficina, pues contemple la posibilidad de un cacharrito eléctrico (los de Google salen al mercado en 2020). Y cuando se aburran, pues de una vez móntense en la bicicleta y ya.


Más cosas sobre el bendito carro:

– El post de Google con un videito de la gente montándose y todo:
http://googleblog.blogspot.co.uk/2014/05/just-press-go-designing-self-driving.html

Reflexiones de Treehugger:
http://www.treehugger.com/cars/more-thoughts-googles-self-driving-car.html

Críticas al diseño:
http://www.fastcodesign.com/3031342/top-car-designers-critique-googles-cute-self-driving-car

Otro artículo medio flojo:

http://hereisthecity.com/en-gb/2014/06/03/the-google-self-driving-car/

La entrada de Wikipedia:
http://en.wikipedia.org/wiki/Google_driverless_car

(Visited 146 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Carlos Felipe Pardo es un colombiano con maestría en urbanismo de la London School of Economics que trabaja en temas de transporte sostenible, desarrollo urbano y calidad de vida. Le ha tocado ir a más de 60 ciudades en Europa, América Latina, Asia y África a dar asesorías, presentaciones y cursos sobre esos temas. Ha escrito libros y capítulos (unos más buenos que otros), varios de los cuales están en la página de su organización Despacio.org

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cuando en las pasadas elecciones de octubre de 2019 lamentablemente los(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo 'Ángeles(...)

3

Por: Libardo Aldana En los últimos días, Soacha ha sido epicentro(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El carro Google – ¿sin conductor?

    […] El momento en que uno ve un robot de verdad verdades operando, uno se da cuenta que el ser humano debería dedicarse más bien a dibujar, escribir, tomar fotos, andar en bicicleta y beber piña colada (o cerveza, o la bebida de su preferencia). Los robots … …..Leer Nota Completa.. […]

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar