Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

eldiadespues.jpg

La música orquestada suena cada vez con más fuerza, el protagonista levanta su mirada al infinito y ve la inmensa amenaza que se dirige con velocidad hacia él y sus acompañantes.  En este momento de inmensa angustia tiene la lucidez necesaria para decir: “Que Dios se apiade de nuestras almas” mientras abraza al más vulnerable de su grupo y salta fuera del alcance de aquello que termina exterminando a todos los demás.
Esta escena no proviene de una película en particular, pero estoy seguro de que para muchos sonará conocida, pues hace parte del clímax de alguna película de un subgénero que a mí, particularmente, me parece un poco odioso: Las películas de desastre, un tema que la industria del cine ha recuperado con fuerza en los últimos tiempos (sospecho que por su espectacularidad que lo hace propicio para ser explotado, literalmente, en 3D). 
Estamos en 2012, un año que Hollywood hizo famoso en su película “2012”, en la que expandieron la idea de que las teorías Mayas vaticinaban el fin de nuestros tiempos (frase con la que se ha vendido de todo este año). En mi vida he sobrevivido a más de cinco apocalipsis, algunos tan famosos como el Y2K del 2000 sobre el que también se hicieron toda clase de películas. 
Desde sus primeras décadas, Hollywood ha disfrutado destruyendo el mundo en películas de gran presupuesto usando como excusa ciclones, inundaciones, erupciones volcánicas, invasiones extraterrestres o alguna catástrofe ocasionada por la torpeza humana como cataclismos nucleares o creación de seres mutantes.
Toda película tiene tres grandes ingredientes: Una situación, una acción (conflicto) y unos personajes. Las buenas historias giran alrededor de uno de los tres, sin descuidar los otros dos.  En las películas de desastres rara vez recordamos los personajes protagónicos y muchos de los secundarios sólo aparecen en la trama como parte de una lista de espera para morir.  El conflicto es simple: Hay que escapar de la amenaza y el héroe tiene que ejecutar un plan brillante y temerario para evadir la tragedia y salvar a los suyos. El epicentro de todas las catástrofes es Nueva York aunque, en algunos casos, se le da dimensión global, mencionando que también afecta a ciudades como Moscú, Tokyo o Berlín; pero Nueva York es la “Gran Manzana”.

independence-day_1-y-2.jpg

Estas películas son la exaltación de los efectos especiales en detrimento de la historia, por eso son tan deseadas por la industria, pues les permiten probar sus últimos juguetes para generar un efecto devastador en el público que luego será superado con un mensaje de esperanza al ver que el héroe al final salva la situación. Todo esto no me molestaría tanto si el mensaje no fuera usualmente un gran panfleto afirmando que “el país de las oportunidades nunca será derrotado por nada ni nadie”.
La vida real nos ha demostrado siempre que supera a Hollywood: Las imágenes del tsunami en Indonesia, el terremoto de Chile, las crisis radioactivas en URSS y Japón y hasta el crudo invierno que nos azotó el año pasado superan con creces las más “espectaculares” imágenes de desastre generadas minuciosamente por un software de computador en alguno de los estudios de Hollywood. De todas formas, como en el cine, el mundo se estremece más con las imágenes de Times Square y Manhatan inundados bajo el efecto devastador de Sandy (que, a propósito, también causó estragos en otros países). Cuando prendo el tv un domingo en la tarde y me encuentro con una de estas películas, sólo atino a decir:  “Que Dios se apiade de nuestras almas”.

(Visited 424 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: PhD en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Los "vengadores", más allá de Avengers

    [caption id="attachment_2708" align="aligncenter" width="1024"] Title: DSCN2142. Creator: cerebus19. License: CC BY-NC-SA 2.0 Source: Flickr[/caption] Twitter: @jeronimorivera Llevamos más de(...)

  • Entretenimiento

    El "Capitán América" nos visitó la semana pasada

    [caption id="attachment_2669" align="aligncenter" width="1024"] Imagen: El locutorio[/caption] Twitter: @jeronimorivera Avengers End Game va camino a convertirse en la película(...)

  • Entretenimiento

    Del cine a la tv

    [caption id="attachment_2655" align="aligncenter" width="542"] Bates Motel[/caption] Hace algunos días, nuestra amiga Catalina Serrano, del blog Tiempo de Series By Cats (...)

  • Entretenimiento

    Películas de hace 10, 20 y 30 años

    Twitter: @jeronimorivera Una buena manera de medir el paso de los años es hacer un recuento del tiempo que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. películas de desastres mis favoritas, se da uno cuenta de la vulnerabilidad de la humanidad frente a cualquier fenómeno que lo amenace y siento que somo lo mas débil físicamente que existe en este planeta.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar