Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
ultimatum.jpg
Como cinéfilo, a menudo me pasa que siento que estoy viviendo en el futuro. No se trata, por supuesto, de haber conducido el Delorean de McFly para hacer un viaje intemporal, si no de constatar que muchas imágenes e ideas que vi en películas en los 80 y 90 hoy son parte de nuestra realidad cotidiana. Lo duro es constatar que lo que la mayoría de estas películas mostraban no eran modelos a seguir, si no algo que debíamos evitar.
En 2004 escribí un artículo llamado «Alguien nos mira desde el pasado: El siglo XXI visto por la ciencia ficción» (que puedes consultar aquí) en el que hacía una reflexión sobre lo que había pasado en el desarrollo de la historia para que nuestro presente sea distinto del que imaginaron en muchas películas del género.  En aquel texto reconocía muchos aportes de la ciencia ficción (en cine y literatura) a la evolución y comprensión de la sociedad (como los términos robot» en Asimov y «ciberespacio» en Gibson).  Con el objeto de abrir una discusión y sin la intención de agotarla con este sencillo texto, quiero comentar algunos temas que fueron anticipados por las películas y sobre los que nos advirtieron, pero que terminamos siguiendo como a un manual de instrucciones. Sus comentarios me ayudarán a completar lo aquí escrito.
Manipulación genética: La posibilidad de manipular al ser humano para evitar o atacar enfermedades ha degenerado también en la idea de que las personas pueden ser «fabricadas» con características específicas buscando la idea de la perfección. Gattaca propone un mundo en donde los niños son concebidos In vitro mediante técnicas de selección genética que les permitirán triunfar o fracasar. Sabemos las implicaciones que una idea como ésta ha tenido en regímenes como el nazi y ahora, además, se ha avanzado en la clonación de animales y para muchos científicos es hipotéticamente posible la clonación de personas. 
Gataca.jpg
Cyborgs e inteligencia artificial: Películas como Robocop, Terminator, Blade Runner y El vengador del futuro son famosas por presentar personajes híbridos: parte humana y componentes mecánicos, pero esta idea ya se había visto en un clásico del género: Metrópolis de Fritz Lang. Aunque los Cyborgs nos parecen aun ideas de la ciencia ficción, muchos de nosotros podemos serlo sin ser muy conscientes de ello: Las prótesis, las modificaciones del cuerpo y los implantes son el inicio, pero desde ya se anticipa  la incorporación, en un futuro cercano, de computadores y equipos de televisión en el cuerpo de las personas. En nuestro mundo actual, igualmente, perdemos interacción humana al depender cada vez más de los aparatos y hoy es más común encontrar reuniones donde las personas no se miran a los ojos por mirar una pantalla. 
Los Cyborgs del cine no se presentan necesariamente como una amenaza de la especie, aunque sí como una decadencia de la misma y se plantean allí discusiones sobre los alcances de lo humano, porque mientras los humanos se «maquinizan», las máquinas se humanizan para sentir toda clase de pasiones positivas o negativas: Desde el amor hasta el rencor y la ambición.  Esta idea sobre la inteligencia artificial también es recogida por películas como Inteligencia artificial, Yo, Robot y El hombre bicentenario y, sobre todo, por una de las películas icónicas del género: 2001: Una odisea del espacio de Kubrick, basada en el cuento El Centinela de Arthur C. Clarke.  
Efectos nocivos sobre el medio ambiente: La mayoría de las películas de ciencia ficción son pesimistas frente al futuro de la humanidad y unas pocas plantean alternativas de solución frente a un panorama apocalíptico.  Una de las notables excepciones es Ultimatum a la tierra que en 1951 plantea una invasión extraterrestre con un mensaje ecológico claro: «O cambian su carrera de autodestrucción o los destruimos nosotros».  Esta película, que tuvo un remake desafortunado en 2008, es parte de un grupo de historias que muestran a la humanidad el espejo terrible de lo que sus actos del presente lograrán en el futuro.  En esta línea encontramos películas como Matrix (1999) que propone un mundo virtual de simulacro ante la destrucción de la tierra, El día después (1983) que advertía sobre los efectos de una hipotética guerra nuclear y una serie de películas post-apocalípticas como Soy Leyenda (2007) y 28 días después (2002) o del llamado género de desastres, en donde muchos de los mismos ocurren por el abuso del hombre al medio ambiente. 
Cultura light: En nuestra época lo trivial se ha vuelto importante y los medios nos bombardean con información aparentemente relevante relacionada con casos curiosos y aislados, sensacionalismo y farándula en todas las áreas (desde el espectáculo hasta la política).  Esta frivolización de nuestra sociedad había sido anticipada por películas como Fahrenheit 451 clásico de Ray Bradbury llevado al cine por Francois Truffaut.  En la película, los ciudadanos se sientan frente a un televisor que emite contenido para ellos y los llama por su nombre sin conocerlos (como en una red social).  En contraposición, los libros son quemados por la amenaza que constituyen para la felicidad humana. El imperio del espectáculo aparece también en películas como Videodrome (1983) y hasta en Los juegos del hambre (2012).
Pérdida de la vida privada: En 1949, George Orwell publica su libro 1984, una visión apocalíptica en la que el mundo está controlado por un ente superior, denominado El Gran Hermano, que aparece en todas partes controlando la vida de las personas, idea que fue llevada en 1984 al cine por Michael Radford. Esta idea, terrible en su esencia, fue el germen del famoso reality Big Brother que espectacularizó la vida cotidiana añadiendo al placer voyeurista el morbo de la truculencia televisiva con el slogan de We’re watching you (Te estamos mirando). Muchos recordarán, igualmente,  The truman show, en la que se advertía sobre el efecto del fenómeno reality show en la esfera privada de las personas. Ni el más apocalíptico de los escritores de la ciencia ficción anticipó seguramente las implicaciones negativas de fenómenos como las redes sociales y youtube que van desde personajes que se hacen famoso por un tonto video cotidiano, hasta sensacionalismo televisivo (los noticieros colombianos usan ahora videos escandalosos de Youtube en sus formatos), estafas y Cyberbulling (con consecuencias aun más desastrosas que el abuso tradicional). 
Control de parte del Estado y las corporaciones: Hoy nuestros datos, fotografías, gustos, padecimientos y hasta nuestros más vergonzosos secretos reposan en muchas bases de datos alrededor del mundo. En todas partes mostramos nuestra cédula, ponemos nuestra huella y suministramos nuestros datos; no debería sorprendernos, entonces, que luego tanta gente nos escriba o nos llame para ofrecernos productos y servicios. 
La ciencia ficción advirtió los peligros de un excesivo control del Estado o del acceso de personas y empresas a nuestra información personal.  Desde la ya mencionada 1984, pasando por Matrix, La Isla, La red y Minority report, entre otras, sugirieron que otorgarle mucho poder e información al Estado limitaba la libertad de las personas. Otras fueron más allá para contar lo que las personas hacen para defenderse (Como V de Vendeta que fue la imagen de los hackers anonymous). En la vida actual, como sugiere también la serie de tv Person of interest, sentimos que todo el tiempo estamos siendo vigilados. 
f y 1984.jpg
Las películas contemporáneas de ciencia ficción ya nos están advirtiendo sobre los futuros males que seguramente nos aquejarán de forma masiva por culpa de mala alimentación (Wall-E), manipulación de nuestra mente (Días ExtrañosInception), monetarización del tiempo (In time), abuso de drogas (Sin límites) y xenofobia (Hijos del hombre y Distrito 9), entre otros. Es hora de que, por fin, les prestemos atención. 
Pd: Muchas de estas películas son basadas en obras clásicas de grandes autores de la literatura de ciencia ficción como Arthur C. Clarke, Ray Bradbury, W. Gibson, George Orwell e Isaac Asimov, entre otros.  Por asunto de espacio no los menciono. 
Películas referenciadas:
Metropolis de Fritz Lang, 1926
Fahrenheit 451 de François Truffaut, 1966
2001 odisea del espacio de Stanley Kubrick, 1968
Blade Runner, cazador de androides de Ridley Scott, 1982
Brazil de Terry Gilliam, 1985
Días extraños de Kathryn Bigelow, 1995
The Truman show de Peter Weir, 1998
Matrix de Larry y Andy Wachowski, 1999
Inteligencia artificial de Steven Spielberg, 2001
Minority report de Steven Spielberg, 2002
Gattaca de Andrew Niccol, 1997
Robocop, de Paul Verhoeven, 1987
Terminator, de James Cameron, 1984
Inteligencia artificial, de Steven Spielberg, 2001
El hombre bicentenario, de Chris Colombus, 1999
Ultimatum a la tierra, de Robert Wise, 1951
El día después, de Nicholas Meyer, 1983
Soy leyenda, de Francis Lawrence, 2007
28 días después, de Danny Boyle, 2002
1984, de Michael Radford, 1984
La isla, de Michael Bay, 2005
La red, de Robert Schwenke, 1995
Wall-E, de Andrew Stanton, 2008
Inception, de Cristopher Nolan, 2010
In time, de Andrew Niccol, 2011
Sin Límites, de Neil Burger, 2011
Hijos del hombre, de Alfonso Cuarón, 2006
Distrito 9, de Neil Blompkamp, 2009 
Yo, Robot; de Alex Proyas, 2004

Espere en mi próxima entrega: Cine para nostálgicos

Para ver otros textos sobre cine y cultura visite Jerónimo Rivera Presenta

Sígueme en twitter: @jeronimorivera

Anteriores entradas:

(Visited 387 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    2019: Un año de buenas películas colombianas

    [caption id="attachment_2954" align="aligncenter" width="950"] 'Los días de la ballena'. Imagen: Cortesía de la Oficina de prensa del filme 'Los(...)

  • Colombia

    Medellín en diez películas

    [caption id="attachment_2948" align="aligncenter" width="950"] Medellín, Antioquia. Foto: Guillermo Ossa - EL TIEMPO[/caption] Twitter: @jeroriveracine Medellín es una ciudad de(...)

  • Entretenimiento

    ¡Estamos nominados a los Premios TW!

    [caption id="attachment_2928" align="aligncenter" width="960"] Imagen: Premios TW[/caption] Con gran agradecimiento comparto con ustedes la noticia de que nuestro blog(...)

  • Entretenimiento

    Los monstruos que más asustan en el cine de Halloween

    [caption id="attachment_2905" align="aligncenter" width="1280"]Collage: Jerónimo Rivera Collage: Jerónimo Rivera[/caption] Twitter: @jeroriveracine Halloween es una tradición que poco a poco ha desplazado a los niños, quienes cada vez asocian menos esta celebración con los dulces y más con toda clase de seres que los espantan. Este ya no es el mes de los niños si no el de asustar a los niños.  Reconozco que me gustan los conteos y por eso aprovecho estas fiestas para presentar los personajes más aterradores del cine de terror.  Como siempre se hace en estos casos, aclaro que es un conteo subjetivo y que lo que a mí me gusta no tiene por qué gustarle (o asustar) a todos.  Aunque sé que algunos personajes de la vida pública colombiana dan mucho susto, solicito que la discusión se quede exclusivamente en los personajes de la ficción cinematográfica.

    A continuación presento los personajes que a mí me asustan más, aclarando que el terror no es mi género favorito y que la mayoría de las películas de este género suelen producirme más revoltura de estómago y risa que auténtico pánico.  

    10. Tomás (El Orfanato). 

    Este personaje ocupa un lugar en el conteo, pues aunque la película me pareció entretenida y hasta tierna, el único plano que me asustó fue el de la cara del pequeño Tomás sin su habitual capucha. Sobrecogedor.

    9. Toshio (La Maldición). 

    Los niños han sido los responsables del cine de terror desde hace varias décadas. Varios de ellos están en este conteo y esto tiene que ver con que su inocencia contrasta con la maldad que reflejan sus personajes. Este pequeño niño japonés es inolvidable cuando emerge de las aguas.

    8. Jason Voorhes (Viernes 13). 

    Su cara cubierta por una máscara de Hockey ocultando su identidad y su crueldad extrema ha sido suficientes para crear la saga más extensa de la historia reciente del cine de terror (Después del “capítulo final”, la octava parte, ya van tres películas más).

    7. El Zarco (La vendedora de rosas). 

    Este personaje debería estar en la primera posición. Al Zarco se suman otros personajes como el hombre de la motosierra de Perro come perro y El animal de La mujer del animal, inspirados en nuestra dura realidad y que presentan grados de crueldad e indolencia alarmante sin ningún asomo de compasión.

    6. Fredy Krueger (Pesadilla sin fin). 

    Su aspecto físico no es tan impresionante como la idea de que aparezca en los sueños, un territorio que no controlamos. Su gusto por lastimar a los niños y sus uñas de cuchillo lo hacen un ser despreciable y aterrador.

    5. Asami Yamasaki (Audición). 

    Asami protagoniza una de las escenas que más me ha perturbado en la vida.  Quienes hayan visto la película Audición recordarán para qué puede usarse una cuerda de piano.  Aunque su causa es justa (vengarse del acoso sexual), sus métodos extremos y su sadismo la convierten en la versión hardcore de Alex, el personaje de Glen Close, en Atracción Fatal.
     

    4. Pennywise (It- eso, el payaso asesino).

    Personalmente, me intrigaba mucho el pavor hacia este personaje aparentemente inofensivo, pero es precisamente esta condición la que lo hace tan terrorífico. Desde que vi la película clásica, protagonizada por Tim Curry, el personaje me pareció un tanto ridículo. Sin embargo, me demoré para dormir.  La nueva versión, protagonizada por Bill Skarsgaard, tiene también un buen nivel.

    3. LeatherFace (Matanza en Texas). 

    Un hombre con cara de cuero (la cara de un cadáver) ya es aterrador; pero si a eso sumamos que se deja manejar por su familia caníbal y que le gusta jugar con una motosierra, tendremos uno de los personajes más temidos de esta saga que inició en 1974 y tuvo sus más recientes entregas en 2013 y 2017 .

    2. Personajes de Freaks (La parada de los Monstruos).

    Este miedo es tan personal como mi fobia a las serpientes. Me aterran los personajes deformes de esta película y mucho más sabiendo que se trata de personas reales. Su aparición en pantalla mezcla la morbosa curiosidad con la lástima y el miedo, generando ansiedad e incomodidad. Esta película de Tod Browning de 1932 aun asusta (y mucho).

    1. Regan McNeill (El Exorcista).

    La mezcla entre la dulzura de una niña y la posesión de un demonio genera una relación ambivalente entre público y personaje. Con Regan no sabemos si queremos protegerla o asesinarla. Esta dualidad produce angustia y físico miedo y esto lo han sabido bien muchos directores que han repetido la fórmula en películas como La Profecía, La Huérfana, El Aro Caso 39, entre otras.
    Por fuera quedan otros personajes terroríficos como Sadako (Samara en la versión norteamericana) de El Aro, El Babadook de Babadook, La bruja de La bruja, Hannibal Lecter de El silencio de los inocentes, Michael Myers de Halloween y Jack Torrance de El Resplandor, entre muchos otros. Nuestra realidad, no obstante, es tan cruda que me atrevo a decir que ninguno de estos personajes nos asusta tanto como algunos monstruos de nuestra vida real.  
     
    Sin duda, buena parte del éxito de estos personajes, además del buen desempeño de los actores, depende de la labor de maquilladores, vestuaristas y, en general, de todo el equipo de dirección de arte.  En Amigos del cine te contamos en que consiste este departamento:
    Respuestas a foto inicial: LeatherFace (Gunnar Hansen), La huérfana (Isabelle Fuhrman), Regan McNeill (Linda Blair), Samara (Daveigh Chase), Fredy Krueger (Robert Elglund) y Pennywise, el payaso asesino (Bill Skarsgård). 
    Acabo de ser nominado en la categoría de Mejor blog de los Premios TW. Los invito a votar por mi blog en Twitter, copiando este mensaje:
    Voto por [@jeroriveracine] en la categoría #MejorBlog de los @PremiosTWCo
     
    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta Sígueme en Twitter Suscríbete a mi Canal de Youtube y a mi página de Facebook

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Alberto Gamero es uno de los mejores entrenadores de la liga,(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar