Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Se dice que el Acuerdo de Paz con las FARC traerá mayor riqueza y crecimiento económico a Colombia, gracias a múltiples factores, entre ellos el turismo, aunque un estudio de la Universidad de la Sabana en conjunto con la Universidad Javeriana y el CERAC (Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos) de junio de 2016, prevé que todo dependerá, no de la firma, sino de los programas de reinserción de los guerrilleros, la inversión en infraestructura nacional y la capacidad del Estado de controlar las bandas criminales. Sin embargo, más allá de la generación de ingresos, vale la pena preguntar, ¿qué pasará con la pobreza en el país?

El Dr. Jorge Iván González, reconocido economista del Externado, establece que hay dos posturas con respecto al abordaje de la pobreza, la primera, es ligada a la falta de ingresos y la segunda, a capacidades y realizaciones. Yo definitivamente veo en los ingresos una herramienta que contribuye a la felicidad hasta alcanzar un mínimo, y me respaldo en lo que indica Martin Seligman en su libro Authentic Happiness, donde una vez uno tiene lo básico para vivir, un incremento en los ingresos no genera un incremento en la felicidad de largo plazo. Entonces, me quedo con la segunda postura, en referencia a las capacidades y realizaciones, tal y como lo ha pregonado el Nobel de economía, Amartya Sen, junto con las libertades del ser humano.

Sin libertad, de nada sirven las capacidades y de ninguna forma existirá una realización, por lo tanto, esta libertad es fundamental. Una capacidad es algo que se puede tener y/u obtener y que permite que una persona pueda lograr algo, alcanzar algo. Por ejemplo, sin salud, no se puede triunfar en ningún escenario de la vida. Sin educación, no se puede triunfar en el ámbito profesional, etc. Es por esto que una persona con la libertad de estudiar, puede hacerlo si tiene, además, buena salud, lo que exige también una buena nutrición. Esto permitirá que, si esta persona quiere ascender en la vida profesional, lo podrá hacer. La pobreza, entonces, trasciende la falta de ingresos. El ser humano, por su naturaleza, tiene unas necesidades que buscará satisfacer a lo largo de la vida para ser feliz, tal y como lo ha enseñado Abraham Maslow, reconocido psicólogo del siglo XX. El tema es cómo lograrlo con las capacidades que se tienen y que se pueden adquirir a lo largo de la vida.

Desde hace algunos años, la Universidad de Oxford, de la mano de sus investigadores Sabina Askire y James Foster, crearon el Índice Multidimensional de la Pobreza bajo una metodología que incluye variables como ingreso, salud y educación. Es decir, una persona no es pobre solamente porque no tiene dinero, sino porque tampoco tiene la libertad para ser alguien más en la vida, al no tener acceso a salud y educación. Entonces, la pregunta que habría que hacer es, ¿qué pasará con la pobreza en Colombia con el posconflicto? Se ha vendido el turismo como uno de los grandes generadores de ingresos con la llegada de la paz con las FARC, pero el tema hay que abordarlo con profundidad. En mis próximos dos artículos, en las próximas dos semanas, desarrollaré este tema desde la educación y la salud, temas de gran importancia para profundizar si queremos progresar como país y como sociedad. ¿Qué opinión tienen ustedes sobre la educación en Colombia? ¿Y sobre la salud?

(Visited 1.589 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Maestrando en Pensamiento Complejo de la Multiversidad Mundo Real Edgar Morin en México, Máster en Periodismo de Viajes de la Universidad Autónoma de Barcelona. Especialista en Evaluación y Desarrollo de Proyectos, Economista y profesional en Finanzas y Comercio Internacional de la Universidad del Rosario. Sus líneas de investigación abarcan: Felicidad, Desarrollo y Pobreza, Paz y Posconflicto, Planificación y Gestión del Turismo, Viajes y Turismo.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Oda a la bicicleta

    En días pasados estuve en la Biblioteca Débora Arango en Medellín y me encontré con una completa exposición dedicada a(...)

  • Colombia

    Guaviare, diferente a todo

    El departamento del Guaviare, es tal vez uno de los departamentos de Colombia con mayor futuro a nivel de desarrollo(...)

  • Colombia

    De héroe de la guerra a héroe de la paz

    Esta es una historia surrealista, de otro mundo, el del conflicto armado que pocos han vivido. Es también una historia(...)

  • Economía

    Formas del turismo en el posconflicto

    Las FARC dejaron de existir como organización armada el día 27 de junio de 2017. Esto ya es un hecho,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Chrisnel Sánchez empezó a trabajar desde casa para poder cuidar a su(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

¿Pronto nacerá su primer hijo o hija? ¿Ya nació? ¿Un conocido o(...)

27 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Mi insistencia en debatir su ¿proposición?es porque los de mi generación y yo también estamos muy cansados de escuchar infundadas, cantaletosas y superficiales argumentaciones con fines politiqueros.que lo único que han logrado es profundizar el daño.Al leer su hoja de vida creí que después de tantos estudios pudiera estar al menos capacitado para convencer ignorantes como yo. Sigo más preocupado de lo que estaba.

    • Sr. Arango, le respondí en el comentario anterior el fondo de sus inquietudes frente a lo que he manifestado. Por mí trabajo, como le comentada, he tenido que tener contacto con colombianos de todo tipo, pobres, campesinos, indígenas, empresarios, dirigentes políticos, etc. La ignorancia está en creer que con estudios universitarios, somos más o tenemos más derechos. Nadie más sabio que un indígena que aprende y enseña sus tradiciones ancestrales, nada más sabio que un campesino que sabe transformar una semilla en alimento, nadie más sabio que un pescador que le da de comer a su familia, nadie más sabio que un maestro en un pueblo cuando tiene todo en su contra para generar algo de conocimiento en sus estudiantes. En este sentido, me profeso ignorante, por eso estudio y no paro de estudiar, para contribuir al país con argumentos y con mi verdadera y desinteresada lucha por la paz.

  2. ¿No le parece que ya es hora de despertar en lugar de seguir soñando? Hoy estamos a tiempo de corregir el mayor fracaso en el que estamos a punto de caer por cuenta de J.M.Santos. ¿Si como usted dice haberlo comprobado, la gente está cansada de la violencia y de la guerra, cree que entregar todo a cambio de nada a una camarilla de asesinos sea una solución?A mí me parece irresponsable, incoherente y facilista.

    • Respetado Sr. Arango, para mí no es poco cuando se habla de una vida más, o como lo dicen muestran las cifras, una muerte menos. Como le decía, el proceso de paz nos ha ahorrado muchos muertos; Camilo González Posso, director del Centro de Estudios para el desarrollo y la paz, hemos tenido 100.000 desplazados menos y 2.000 muertos menos, sin siquiera haber firmado el proceso. Qué le puedo decir, una vida es sagrada. Respeto la vida, protejo la vida. Soy consciente del daño que se ha hecho a lo largo de los años desde la insurgencia, desde los grupos paramilitares e incluso desde el mismo Estado, voluntaria o involuntariamente. He escuchado a víctimas, de un lado u otro. He conversado con madres que tienen o han tenido un hijo en cada bando, créame, no por vocación o decisión, sino por obligación. Las condiciones del país, las políticas fallidas y la corrupción, entre otros grandes males, han llevado a este país al borde del colapso. En este sentido, creo que es importante perdonar y perdonarnos, los unos a los otros. ¿Qué con esta paz se solucionan los males del país? No, entrarán a la política las FARC, pero créame, ni creo en sus intenciones ni tampoco en las de los políticos. Por eso mi debate se centra en la políticas de desarrollo que se deberían implementar para que no sigan existiendo FARC, ELN, Paramilitares, etc. etc. Le agradezco enormemente sus comentarios, son un verdadero símbolo de paz, con respeto, a pesar del desacuerdo, también construimos la paz.

  3. No sobra recordarle que mucho antes de que usted viniera a éste mundo, Colombia ha sufrido todas las violencias que usted sea capaz de imaginar y que nos han mantenido en posconflictos que nada han arreglado. De seguir así, ustedes los jóvenes seguirán padeciendo posconflictos interminables porque las mentiras y el leguleyismo no tienen fín.

    • Puede ser que sea así, pero yo he tenido la oportunidad de viajar por lo más profundo de todo el país y al dialogar con las personas, sin existir una generalidad absoluta, la gente está cansada de la violencia y de la guerra. Las cifras son claras en la reducción de la violencia de los últimos meses, a pesar que estoy de acuerdo con que esto es simplemente un paso más, como lo fue el paso del acuerdo con el M-19, la Unión Patriótica y otros que se han dado, incluso desde la Independencia. Falta mucho por ver, por sufrir y es mucho lo que recae sobre todos los colombianos para sacar adelante un país que se vislumbra tan difícil. Pero sí, sueño con un país en paz para mis hijos y ojalá para mí también.

  4. Vender la idea de una paz incierta a cambio de un sometimiento de muy alto riesgo que lo único que logra es alimentar el vasallaje impuesto por una inmensa minoría que además de poseer inmensas riquezas provenientes del narcotráfico, el secuestro y el robo de los recursos naturales, se niega a indeminizar a sus víctimas. ¿Cuál es entonces el buen negocio?

  5. Por las mismas razones que usted menciona es que asumo que con las farc no habrá ninguna paz; por eso es un mal proceso: Por entregarles todo a cambio de nada y lo poco que nos dejen, si es que corremos con suerte, será insuficiente para saciar el hambre criminal de los alzados que todavía queden amarrados a los interminables en turno.

  6. En su último párrafo usted menciona la llegada de la paz con las farc. Eso no va a suceder, sino todo lo contrario. Las farc se apoderarán de nuestras instituciones, gobernarán e iniciarán la misma ruta de Venezuela : Despojos, miseria, esclavitud, violencia, narco tráfico…SOCIALISMO; mascarón del comunismo

    • Respetado Sr. Arango, pienso que no sabemos qué va a pasar, pero no estoy de acuerdo con el el Acuerdo de Paz con las FARC nos lleve a lo que usted expone. Además, no es el único proceso de paz que tendremos que vivir, ni el primero por el que hemos pasado. Muchas gracias por su opinión.

    • La seguridad se garantiza con políticas de igualdad para los habitantes, de libertades de escoger y de triunfar a través de la generación de capacidades en las personas y que van desde la educación y la salud digna, hasta la familia y el hogar, etc. Cuando una persona no tiene que matarse para sobrevivir, la inseguridad se combate. Se debe garantizar un desarrollo multidimensional para lograr la paz, independientemente de la coyuntura con las FARC.

    • Claramente no lo será, borrando el tema FARC, vivimos en un país lleno de tesoros pero con muchas dificultades, no un paraíso terrenal. No lo será tampoco con un acuerdo de paz. Hay mucho de fondo por resolver y es parte de lo que planteo en este artículo. Gracias por su comentario.

  7. Es que Jorge el establecimiento nos ha vendido la idea de que Colombia es pobre todo por culpa de las FARC, nos dicen que el PIB crecería 3 o 4℅ más sin FARC, algo totalmente falso. para mi el factor mas importante es el de la idiosincrasia, de como los Colombianos enfrentan los problemas y como los solucionan, como nos vemos ante nuestros semejantes

    • Respetado señor Alcaraz, estoy de acuerdo con usted en que hay que plantear un debate diferente con respecto a la lucha contra el narcotráfico porque, digamos que las FARC efectivamente se desmovilice y salga de los negocios ilegales, seguirán existiendo grupos armados, amparados en el lucro del negocio, que mantendrán su condición y la violencia en diversas zonas del país.

  8. jeimypenuela1001

    tenemos aùn una educación, machista, clasista y sobre todo lo màs peligroso, que los profesores sienten recelo por los estudiantes màs capaces, y colocan las notas de manera subjetiva. se debe establecer con claridad un mejor método de evaluación, y no a ojo, según el profesor de turno.

    • Bueno, no son pocos los problemas de la educación, soy profesor desde hace siete años y puedo dar fé de muchos de los inconvenientes que se generan en la educación, pero me preocupan temas más de fondo, dónde siento que la educación que se brinda en los colegios en región, marca buena parte del futuro de los niños de las regiones del país coartando, de alguna manera, su libertad hacia futuro.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar