Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Agradezco a las personas que nos han dejado sus comentarios con el tema: ‘Comunicación después de la muerte’.  A las personas que me han escrito al correo. Gracias y estas son sus historias:
ángeles

Hola yo quiero contar que ya hace 5 y 3 meses murió mi hijo, que le faltaba 8 días por nacer, murió dentro del vientre de mi esposa, yo últimamente a veces durmiendo y en las madrugadas escucho que oprimen los botones del teatro en casa y a veces me concentro en ese pequeño ruido y en algunos segundos se prende. He optado por desenchufar los aparatos electrónicos y como le cuento se escuchan pasos muy suaves y leves y que presionan los botones yo pienso que es mi angelito que a su vez muertico lo bautizamos en el hospital.
Juan Carlos Camargo
**

Buenas noches mi madre murió hace trece años, la amaba mucho. Por su edad se fue enfermando, en el momento que murió estaba con mi hermana.

Me he sentido muy angustiada porque no estaba con ella y soñé que la buscaba, en el sueño la encontré en una mesa muy grande y larga con muchas personas  tejiendo y  mi  madre tenía en la cabeza una pluma de colores y me preguntó que si mi hermana no me había dicho que se había ido; que ella estaba bien y me desperté. Quede más tranquila.
Ana Muñoz

**

Buenas noches, leí la publicación sobre la comunicación después de la muerte y me interesó mucho ya que he tenido experiencias muy reales con algunos seres queridos que han muerto. 

Tuve un novio que fue asesinado hace 2 años. Desde ese tiempo sé que él me acompaña de muchas formas. 

Se me presenta en los sueños que es lo más común, pero tengo digamos; un don de poder ver en ocasiones el cuerpo de la persona. En las noches siento su presencia por la energía que siento al dormir o por un aroma que era de él.

Cuando estoy mal, triste o muy decaída de momento siento que me habla, como una voz en mi mente pero viene acompañada de su presencia, de su rostro.

Muchas veces cuando lo visito en el cementerio veo su reflejo especialmente cuando estoy sola. También he tenido visiones como fotografías instantáneas, y siento que me acaricia el cabello. A veces pienso que puede ser por la falta que me hace pero son cosas que no son comunes y por eso creo que sí está conmigo.

Cuando voy hacia la Universidad o salgo a realizar mi día, siempre lo llamo para que me cuide y así es, él va conmigo a mi lado me siento segura en la calle, cuando viajo, o cosas que impliquen salir de mi casa. 

No sólo me pasa con él… muchas presencias de personas que han muerto las he llegado a sentir, sea por ver algo, o escuchar. Creo que me buscan para ayudarlas a algo. Me parece algo muy bonito en realidad. Y no siento miedo siento algo de paz y de confianza porque acuden a mí. 

Estefania Arrubla

**alma2

Hola Condolezza, yo tengo varias historias trataré de ser breve: las más importantes son con una hija que tuve, es decir nació muy prematura, y luego cuando ya la esperanza se iba, cuando la fe se perdía me soñé alzándola en mis brazos, sentí el peso de su cuerpecito pequeño y me desperté llorando, pues no supe lo que fue abrazarla, alzarla amarla.

Una tarde estaba acostada en la cama y me dieron unos pequeños pataditas en mi vientre, yo supongo que ya se iba, que ya se despedía de este mundo, pues dicen que uno dura unos días en la tierra, se despide y se va.

Un hermano falleció en un accidente y eso fue hace muchos años, y no sé cuántos años pero me soñé que él y yo estábamos en el lugar donde lo mataron, y me decía algo como esto:  “mire aquí fue donde me dispararon, mire que la bala le dio fue a la pared si ve que a mí no me pasó nada”.

Y uno de los más recientes fue ver a una tía fallecida, por la que lloré y a ella la cremaron pues en mi sueño ella estaba con el vestido rosado que tanto le gustaba, parada al lado de la puerta de mi habitación, yo la tocaba y le decía tía está toda calientica… mi tía sonreía.

Otro sueño fue con una amiga muy allegada que murió de cáncer hace 15 años o algo así, ella vino a mi casa, fue a la cocina y estaba de espaldas cuando yo entré a la cocina y tenía su cabecita sin pelo, y ella comía algo de mi cocina, yo le decía Sara dígales que me dejen en paz y ella me contesto algo así  y me dijo que yo tenía un karma y que no se podía hacer nada… salió por la puerta de mi casa y dejo algo en el suelo como una estola, una pañoleta con estrellas en realidad ya es confuso, no lo había vuelto a traer a la mente.

Anónimo

**

Hola, no sé si serán juegos mentales que mi cabeza soñara. Pero yo siento que mi papá quien falleció hace 2 años, me visita en mis sueños. Siempre que lo abrazo en los sueños y no lo quiero dejar ir, su cuerpo se esfuerza por zafarse y siempre llegamos a un sitio donde él no puede seguir conmigo, él no puede pasar de cierto espacio en mi sueño. Éramos muy unidos, por eso mi corazón quiere pensar que él me visita en los sueños para decirme de alguna manera que está a mi lado. Leí tu blog y me pareció perfecto por el sueño que tuve el fin de semana.
Siempre he sentido que él me acompañaba, pero los sueños que he tenido con él, me hacen pensar que si me visita.
Saludos
Marcela Maldonado

**

Esto, hace parte de mi vida, la costumbre de despertar a medias a mitad de la noche para darme cuenta que estoy fuera de mi cuerpo físico, se volvió monótono, pero la primera vez;  esa sí que fue la peor de todas porque abro mis ojos y de repente en medio de la oscuridad de mi habitación se empieza a abrir la puerta que mi padre había dejado cerrada al darme las buenas noches, con el chillido de puerta vieja cual película de terror veo entrar una figura la de un niño de 6 años con una pijama enteriza de esas que les dicen mamelucos pero lo extraño era que no tenía rostro,  no se le veía facción alguna, solo se le veía su cabello negro como corte honguito, y a medida que avanzaba hacia mi cama una fuerza inexplicable me levanta contra mi voluntad, cuando este “niño” ya estaba frente a mi yo ya estaba sentada en mi cama yo no dejaba de gritar y pedir ayuda pero todos mis esfuerzos era en vano no tenía voz,  la angustia era indescriptible me sentía en una película de terror cuando él se ubicó justo a mi lado sentí un empujón que me volvió a acostar y fue como si la violenta sacudida me hubiese regresado la voz por que el grito que di. De ahí en adelante estos episodios se siguen repitiendo día tras día, a diferencia que ya no siento temor.  

Si hay alguien que pueda darme explicación a lo que me sucede. 

Martha Echeverri

**

La verdad, esto sucedió hace muchos años,  mi padre falleció hacia unos 15 años,  yo estaba optando para un empleo, y en la entrevista me comentaron que mis referencias laborales, en la empresa que había trabajado anteriormente un señor, hablo muy bien de mí, resulta que el nombre de este señor era igual al de mi papá, yo me imagine que casualmente alguien llamado así estaba laborando en aquella empresa y dio mis referencias.  Como aún tenía contacto con compañeros y amigos que trabajaban allí, les pregunte por dicho señor y me dijeron que nadie con ese nombre estaba trabajando en la empresa. Muchos años después pedí nuevamente ver el nombre de aquella persona y me cerciore de que esto era cierto mi padre de alguna manera dio muy buenas referencias mías.

Patricia Rodríguez

**

Hace 13 años aproximadamente falleció mi querida suegra en Bogotá, nos trasladamos mi esposa mis hijos y yo a Bogotá,  a la funeraria a su velatorio. 5 de mayo.  Estuvimos en el velorio hasta las 10:00 p.m.  Nos fuimos para la casa a descansar porque el sepelio era el 6 de mayo. Estaba toda la familia,  los que habíamos llegado de Barranquilla y los Estados Unidos.  A la hora de acostarnos éramos muchos y nos repartimos las habitaciones, nadie quería dormir en la habitación de ella y menos en su cama, yo dije: “yo duermo ahí y punto”. – Como a las 3:00 a.m. sentí que alguien se sentó en la cama;  sentí que el colchón bajo de peso y me dijo: córrase para allá y me puse a dialogar con ella entre las cosas que hablamos me comento que tenía 24 horas de fallecida y no se le había ofrecido una misa, me dijo también que estuviera pendiente de los nietos menores, además me contó que una de sus hijas estaba brava con ella y que no pidió disculpas ni siquiera antes de morirse, ya como a las cinco de la mañana me desperté porque una de mis cuñadas entro a la habitación a recoger una foto de ella que estaba en la mesa de noche y se fue. Yo seguí durmiendo y cuando me levante a las 7.00 a.m. me dirigí al baño para lavarme la cara y cepillarme los dientes, me mire en el espejo y tenía toda mi cara (desencajada) me subí el saco de lana y se veían todas mis costillas.  Cuando me llamaron a desayunar todos los que estaban en la mesa me dijeron: ¿Qué te ha sucedido?-  porque estaba muy flaco.

Dije que nada me sucedía, no les conté porque no me hubiesen creído.

Después del novenario cuando nos devolvimos para Barranquilla,  mi cuñada la que estaba brava con su mamá y que no se reconcilio nos llevaba para el aeropuerto. Yo le conté lo que dijo su mamá;  que no se había reconciliado con ella.  Quedó estupefacta, me preguntó que como me había enterado.  Le dije que su mamá me lo había contado la noche que dormí en su cuarto.

Yo sí creo que existe comunicación con las personas que uno quiere después de fallecidas, lo que sucede es que todas las personas no tienen el don para servir de mediador con los difuntos

Jaime Moreno de la Espriella.

**

Hola Condolezza,

Usualmente leo sus columnas y su blog a través del diario el Tiempo y quisiera comentarle algunas experiencias que he tenido últimamente.

Hace más de un año mi abuelo materno murió debido a un cáncer, todo fue muy rápido y en perspectiva esta enfermedad se convirtió en una especie de bendición ya que nos permitió a mi familia y a mi “despedirnos” de él.  Aunque a veces cuando pienso en el miedo que debió haber sentido al saber que iba a morir, me siento un poco egoísta. Poco a poco hemos ido superando la partida de mi abuelo.

Este año, falleció una de mis tías maternas, una de las hijas de mi abuelo. En condiciones similares como mi abuelo todo fue muy rápido 2 meses aproximadamente un cáncer muy poco usual. Como mi tía estaba tan joven (56 años) tengo la sensación de que aún no era su tiempo igualmente por las condiciones de su muerte. Ella enfermo un año exactamente después que mi abuelo y murió casi un año después que el (solo por una diferencia de 10 días).

Han pasado 4 meses y es usual que sueñe con ella, normalmente está muy contenta compartiendo con nosotros en familia y es como si no hubiera muerto. Sin embargo hace poco tuve un sueño donde la veía rezando con un rosario, ella me hablaba pero no puedo recordar que me decía y en el sueño sentía la atmósfera muy pesada.

¿Tiene alguna relevancia que ella haya muerto en condiciones muy parecidas a las de mi abuelo?  

¿De alguna manera él pudo haberla “pedido”?

¿Qué significan estos sueños?

A veces he escuchado que soñar con familiares muertos es porque ellos te ayudan a prepararte para otra partida…  ¿esto es cierto?

Espero pueda compartir mi experiencia en su blog y de alguna manera ayudarme con mis preguntas.

 Leidy  J. Sánchez

 

Cuenta tus experiencias aquí:

* Condolezza quiere ser tu amiga, escríbele y cuenta tu historia a  condolezzacuenta@hotmail.com  Twitter: @condolezzasol.   Todas las historias serán revisadas y corregidas para ser publicadas.  Se reservarán los nombres reales, si lo deseas.  

Fotos 123rf.

(Visited 3.079 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Condolezza Solitaria, busca historias de solitarios para compartir los textos literarios, (reales o ficticios) y por que no, una historia de amor que nos haya dejado un recuerdo. Estar solos no es malo, es una cualidad que nos da fortaleza para afrontar la vida de buena manera y que los lectores se olviden un momento de lo que está ocurriendo en el mundo mientras está leyendo este blog literario.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    Relieve de mujer

    Unas palabras dirigidas a las mujeres y para ti madre: Feliz día. País canela a la vista, bajar periscopio, Adaptar(...)

  • Bogotá

    Simple y sencillamente, no soy feliz

    De tanto entrenador de vida que veo en redes sociales la constante en este inicio de 2018 era arriesgarse por(...)

  • Bogotá

    Sufrimiento del ‘mal de amores’

    Todos en algún momento sufrimos del ‘mal de amores’, ya sea hombre o mujer, aunque le afecte más a ella.(...)

  • Bogotá

    La pasajera desconocida

    Feliz año para todos mis lectores y colaboradores, gracias a ustedes el Blog de Historias para solitarios cumple 4 años. Espero(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Pensé mucho en si escribir o no este texto. La verdad, no(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Interesantes historias de casos particulares sobre las manifestaciones de aquellas personas que se han marchado para el mas allá.
    Noto que estas manifestaciones se han presentado al poco tiempo de morir las personas, y con alguien muy cercano a los afectos del fallecido.
    Es un tema controversial que genera suspicacias mil, pero se debe respetar la opinión y experiencia personal de cada participante al foro.
    Cordial saludo a la autora.

  2. josenarvaez0730

    Hola, tenía siete años, mi mamá tenía un tío de nombre José Dolores, pero a quien llamábamos cariñosamente tío Lole, él vivía en su finca que tenía a cinco kms. del pueblo, Todos los fines de semana él venía al pueblo y se hospedaba en casa de mi mamá, lo acompañaba siempre un perro a quien él llamaba ” Te lo dije” donde quiera que iba, ahí estaba Te lo dije. El tío Lole enfermó y como era de suponer su enfermedad la pasó en casa de mi mamá y al pié de la cama siempre estuvo “Te lo dije” ; Tío Lole murió y su cadáver dentro del ataud fue colocado en el centro de la sala sobre cuatro pedestales y “Te lo dije” debajo del ataud montando guardia. En esos tiempos se acostumbraba hacer un altar para rezarle la novena, el cual fue montado en el cuarto donde permaneció enfermo, llegó el momento de conducir el cadáver al cementerio y vaya sorpresa: “Te lo dije” no se fue detrás del muerto sino que se metió debajo del altar y ahí permaneció las nueve noches que duró el velorio. Al amanecer del último día a las cinco de la mañana cuando se levantaba el altar, se abría un camino y una puerta se dejaba abierta para que saliera el espíritu del difunto, pues bien en ese mismo momento el perro se levantó y salió correiendo por esa puerta y nunca más se supo de “Te lo dije· Es un hecho.

  3. Hay exelentes estudios del Dr. Robert Lanza, en ellos el comprueba la vida después de la muerte, también hay otros libros muy buenos, la fisica del alma de Amitt Goswamy y el libro tibetano de los muertos, los recomiendo.

  4. Me encantan tus historias, y te cuento que cuando yo era muy pequeña, unos 6 o 7 años, tuve una aparición de una tía que había fallecido hacia unas horas, la verdad yo no sabia y yo era muy pequeña, pero ella me saludo y luego se despidió, después llegue a contar en mi casa que me había encontrado con mi tia, y me dijeron, que ella había fallecido. Creo que no me creyeron, pero yo si estoy segura que ella se despidio de mi.
    Me encantan tus historias, porque aunque a veces parezcan sacadas de la ficción, muchas veces pueden ser realidad.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar