Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

blackmirror

Siempre me ha gustado estar al corriente de los avances tecnológicos sobre todo sobre la manera en que estos han venido mejorando los diferentes aspectos de nuestras vidas. Sin embargo también, con la misma curiosidad le he hecho seguimiento a la otra cara de la moneda. Es decir, a los riesgos que se corren con una mala utilización de la tecnología que se encuentra al alcance de la mano. La serie británica Black Mirror desarrolla su trama con este enfoque, logrando dibujar una hipérbole del abuso de las herramientas tecnológicas que ya están prácticamente disponibles. Pues lo que más aterra es que sus episodios que ya van por una cuarta temporada, no transcurren en un futuro lejano de naves espaciales sino más bien en un presente que está a la vuelta de la esquina.

¿Qué pasaría si existiera un programa que recopilara los datos que deja una persona antes de morir para después simular en un software interactivo su manera de pensar y hablar? ¿Qué pasaría si existiera un dispositivo que se instale en la retina que le permitiera ver a una madre todo lo que hace su hijo?

Estos interrogantes y sus consecuencias desde la ética y la práctica son explorados magistralmente por la serie en la cual cada episodio desarrolla una historia independiente. De esta fórmula resultan episodios muy buenos y otros muy malos, en un amplio espectro que va desde el drama hasta el terror. Lo que resulta de estos variopintos experimentos es asombroso. Basta con imaginarse hasta donde hubieran llegado los personajes de Alfred Hitchcock o de Edgar Allan Poe con la ayuda de la tecnología para entender el alcance de esta serie. El tema político también es abordado épicamente en un par de episodios, al desnudar de distintas maneras el morbo que hoy despierta esta actividad cuando se degenera en un espectáculo sensacionalista.

Pero no hay que sustraerse mucho para aterrizar en los problemas reales que está planteando el fenómeno de la tecnología en nuestra realidad. Los datos que vamos dejando en cada interacción que tenemos han adquirido tanto valor que muchos lo asemejan al petróleo. No tanto por su costo en bruto, sino por su inconmensurable costo al refinarse. No en vano la indebida utilización de big data hoy está en el centro de una polémica mundial. Me refiero al caso de la consultora Cambridge Analytica que habría obtenido datos de unas 50 millones de personas en Facebook para obtener un beneficio injusto a favor de la campaña de Trump.

En Colombia, con toda razón, distintas voces han venido exigiendo la destrucción de todo el material electoral que quedó registrado en las últimas elecciones para proteger la privacidad del voto. Y eso que en el país aun no se ha instaurado el voto electrónico. Si este fuera el caso, generarle la confianza a los votantes sobre el buen uso de la información registrada con cada voto sería prácticamente imposible.  Paradójicamente, mientras el Estado debe garantizar que el voto sea secreto, los ciudadanos en las redes sociales con cada like o comentario estamos contribuyendo a que nuestras preferencias sean cada vez más públicas.  El debate esta abierto y esta muy lejos de cerrarse. Un poquito de ciencia ficción al menos nos prepara para afrontarlo mejor.

Twitter: @alfrecarbonell

(Visited 284 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Alfredo Carbonell (Barranquilla, 1981) estudió Derecho en la Universidad de los Andes y luego una especialización en Derecho de las Telecomunicaciones en la Universidad del Rosario. Hizo un curso de Relato Breve en la Escuela de Letras de Madrid. Trabajó en el Ministerio del Interior y en la Alcaldía de Barranquilla. Hizo una maestría en Políticas Públicas en UCL (University College London). Trabajó 3 años como Director de Asoportuaria y hoy es el Director Programático de la campaña de Jaime Pumarejo a la Alcaldía de Barranquilla.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Educación: reflexiones para el mundo moderno

    [caption id="attachment_874" align="aligncenter" width="300"] Foto: Archivo personal (Colegio San José, Barranquilla)[/caption] Una de las peticiones más reiteradas por los(...)

  • Colombia

    ¿Por qué Barranquilla es imparable?

    [caption id="attachment_861" align="aligncenter" width="768"] Foto: archivo personal de Alfredo Carbonell[/caption] La transformación de Barranquilla de estos últimos 11 años(...)

  • Colombia

    El futuro del Puerto de Barranquilla

      [caption id="attachment_848" align="aligncenter" width="630"] Bocas de Ceniza. Foto: Tomada de EL HERALDO.co (Por sedimentación, se mantiene restricción en(...)

  • Colombia

    Las cosas por su nombre

    [caption id="attachment_843" align="aligncenter" width="950"] Imagen: BBC[/caption] Demasiado trabajo nos cuesta llamar las cosas por su nombre. Somos especialistas en(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. javier487535

    Algunas de las cosas que estás comentando ya son una realidad. Es decir, el software que «clonaría» a una persona está ya y la verdad es que funciona muy bien y como bien dices, da miedo y es peligroso. ¿Cuántas aplicaciones no lícitas se podrían realizar con un software de ese tipo? Pfff mejor ni pensar. Lo mejor es estar lo más informado posible y no dejarnos engañar, aunque como vemos, cada vez será más complicado. https://tecnodas.com

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar