Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
eltiempo

Estamos en un momento histórico, un tiempo que es para ustedes y en el que trabajamos arduamente para que no tuvieran que vivir lo que a nosotros nos tocó.

Fueron más de 50 años en guerra y más de 220 mil muertos. Lloramos tragedias humanas y ambientales y, casi que nos acostumbramos a ver las horribles noticias que daban cuenta del conflicto armado del que pensamos que era incesable e insaciable. Enterramos a los nuestros, perdimos a muchos en medio del secuestro, nos enfrentamos entre nosotros mismos por una lucha ajena y que era de unos pocos, casi nos cuesta decenas de libros de historia sin un fin pero luego de mucho logramos reconciliarnos y dejar atrás tanto dolor.

A niños como ustedes los obligaron a dejar los libros para disparar fusiles en la guerrilla y a otros al cumplir los 18 años de edad, debían por mandato legal, acatar el servicio militar obligatorio para alimentar la guerra desde el Estado. Hoy a ninguno de ustedes al cumplir la mayoría de edad lo van a obligar a cargar armas en vez de ir a la universidad. Pensamos que no había salida, que año tras año la historia se repetiría y así, generación tras generación se encargaría de llevar ese odio ajeno que nos hacía presos de nuestra propia desgracia.

Pero lo más aterrador y que ustedes no van a presenciar, lo vivieron nuestros campesinos. La guerra en los lugares más hermosos de nuestro país fue inclemente, los despojaron de sus tierras, los acusaron injustamente de ser de una bando o de otro y en las grandes ciudades fueron rechazados (6.213.989 víctimas de este flagelo, para ser más exactos). Nuestros campesinos fueron testigos de masacres, asesinatos selectivos, amenazas y desapariciones forzadas. Las escuelas rurales fueron por mucho tiempo trincheras de todos los bandos de la guerra y en vez de clases, tenían jornadas de fuego cruzado.

Como si esto fuera poco, hubo violaciones irreversibles contra el ambiente, contra los animales, contra el agua. Como si ellos tuvieran algo que ver en esa guerra. Fue algo inaudito pero seguramente ustedes cuidarán de los recursos naturales mejor que nosotros y le darán el valor justo a cada vida animal, a cada gota de agua y a cada centímetro de bosque.

En cada momento difícil pensamos en los niños que nacerían, en las personas que como nosotros nunca les preguntaron si estaban de acuerdo con esta guerra. Resistimos a pesar de todo, aunque algunos tuviesen que huir y refugiarse en otros países, no perdimos la esperanza y decidimos seguir adelante. Tuvimos miedo y dejamos de visitar nuestros más bellos paisajes por el derecho preferencial a preservar la vida y la libertad.

Vimos morir líderes políticos de izquierda, de derecha y también odiamos la muerte de personas que sin afiliación política igual fueron calladas a punta de disparos y terror.

Darle sí a unos acuerdos de paz fue lo que mejor que nos pasó. Lo hicimos por los que no habían nacido y por los miles y miles de víctimas. Preferimos apostarle a una paz negociada que una guerra donde solo invitaban a los más humildes. El país demostró que era mejor perdonar que seguir alimentando un conflicto que le pertenecía a terceros que nunca fueron tan valientes para irse a batallar.

Y al final cuando pensamos que no todo podía ser perfecto, el ELN, otro grupo armado ilegal, decidió unirse a nuestros clamores de paz. Por fin sentimos que lo único que empezaría a importarnos sería comenzar de ceros y dejarles un país mucho mejor.

Por ustedes quisimos hablar y no disparar más a los que piensan diferente. Hoy les entregamos un país dispuesto a cambiar sus formas de hacer política, una Colombia que en sus páginas empezará a plasmar relatos de victorias de deportistas y científicos, un lugar de Suramérica donde los niños no morirán de hambre y siempre irán a estudiar. Este fue el país que soñamos para nosotros pero que no estuvo a nuestro alcance.

 

Twitter: @Lore_Castaneda

(Visited 937 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Máster en Gobierno UCM. Abogada Rosarista. Directora General de Fundación Jornal. Columnista de opinión. Asesora y analista en asuntos políticos. Trabajo por una niñez feliz y en paz.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Con las botas puestas

    La guerra que hemos vivido en Colombia nos ha dejado secuelas profundas que están incrustadas en el alma de(...)

  • Colombia

    La zona

    La zona, así le dicen los vecinos del Espacio Territorial para la Capacitación y Reincorporación de Icononzo (ETCR), a(...)

  • Colombia

    Otus

    Siempre quise tener un perro, me fascino con estos seres. Amo su lealtad y fidelidad, sonrío cuando baten su(...)

  • Colombia

    ¡El Bosque de Galilea no se toca!

    “Más que maquinaria, necesitamos humanidad. Más que inteligencia, necesitamos amabilidad y cortesía. Sin estas cualidades, la vida será violenta(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Bogotá, a diferencia de lo que muchos piensan, es una ciudad(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

[caption id="attachment_2784" align="aligncenter" width="604"] Fotograma de la película La estrategia del(...)

11 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Que ternura, pero se le olvidó dejarles dicho que a miles como ellos fueron secuestrados violados y asesinados y que sus verdugos fueron premiados ,hasta con la presidencia de la República

  2. fernando741422

    Me parece fuera de toda lógica y algo totalmente irracional que usen a los niños para hacerle propaganda política a las intenciones del Sr. Santos y su hermano de convertir a Colombia en una Venezuela. Protesto enérgicamente. Por ello votaré No.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar