Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En algunos momentos de la vida nos detenemos a pensar: ¿Qué hemos hecho con nuestra vida? ¿Qué estamos haciendo con nuestra vida? Son momentos en los que precisamos de una reflexión profunda acerca del sentido de toda nuestra existencia.  Son muchas y muy variadas las causas que conducen a este tipo de pares en el camino.  Algunas personas viven esto como una crisis existencial que les lleva a replantearse la vida.  Otras, como un pequeño momento de incomodidad que después de algunos paseos, fiestas o compras, se supera temporalmente.

Bienaventurado el ser humano que en el correr de los tiempos modernos no se encuentra con más frecuencia con este tipo de crisis existenciales.  Y mayormente bienaventurado aquel que sabe sacarles el quite y seguir viviendo como si nada, como si nadie y como si nunca.  Esos que se gozan la vida plenamente en el plano meramente físico y material y a los que las crisis no los envuelve en remolinos que los llevan a aguas profundas difíciles de lidiar y de las cuales uno no se escapa sin dar la batalla adecuada.

Y aquellos menos afortunados de los cuales la vida exige una acción enfocada a solucionar el estado de crisis, suelen caer en diferentes tipos de  estados emocionales, más o menos graves y que deben dar la batalla para lograr la salida.  A estos desafortunados seres, para los cuales la vida tiene otros planes muy diferentes a la realidad de han vivido hasta ahora,  les urge encontrar una respuesta a sus inquietudes no resueltas.

Entonces se inicia el largo camino de buscar ayuda en diferentes medios: práctica intensiva de un deporte, lectura de temas específicos, desarrollo de actividades  de voluntariado, búsqueda interna, desarrollo de talentos no aprovechados, etc.  Todo es válido. Pero aún después de eso, el vacío continua… aún después de un largo proceso de reflexión y búsqueda espiritual, el vacío continua manifestándose en diferentes formas: ansiedad, miedo, vicios, dependencias emocionales, dependencias tecnológicas, tristeza profunda, depresión, problemas con la comida, inseguridades personales, etc.  Se ha escrito mucho acerca de las diferentes causas que producen este tipo de comportamientos en el ser humano.  Hay muchas teorías que se complementan maravillosamente y otras que se contradicen.   Cada persona de acuerdo a su particular visión y momento de vida, puede de manera consciente o inconsciente elegir que tendencia seguir para lograr superar sus problemas.

La experiencia de hacer un alto en el camino y aprender a autoconocerse es maravillosa, algunas veces dolorosa, solitaria, exigente, sin luz al final del túnel, con grandes y continuos altibajos, pero en todo caso es una experiencia que una vez vivida, nos hará personas diferentes, no seremos los mismos. Pero lo más difícil de todo el proceso es investigar acerca de las teorías de lo que éstas viviendo, y efectivamente es fácil encontrar la descripción de lo que ocurre contigo, pues al final de cuentas, recordemos que todos somos uno y ni la raza, la cultura, la edad, la posición social, la religión, nos hacen en esencia diferentes y consecuentemente  susceptibles de enfrentar  problemas similares.

 

La situación se complica, cuando llega la hora de actuar, es decir: ¿Cómo hago para salir de esto? ¿Cómo logro dar el cambio en mi vida que me produzca resultados visibles? ¿Cómo enfrentarme y vencer el miedo y la ansiedad que me esperan en cada esquina del diario vivir? ¿Cómo lograr las metas que siempre he soñado?  Amigos… no existe un remedio universal… a pesar de que todos somos tan universalmente partes de un mismo todo… muchas veces asumimos las situaciones de manera diferente. El cómo es un acto de fe.  Tú continúa con la búsqueda, llénate de paciencia, de amor al prójimo, a la naturaleza y a todo ser vivo que comparte su existencia en este planeta.  En tu búsqueda se te dará que el cómo es de Dios.  El  te abrirá los caminos que sean necesarios para llegar a ti mismo.  Y llegarás, no hay forma de fallar. No sabemos cuándo, ni de qué manera, pero llegarás.  Te lo advertí: no es fácil… pero sospecho que vale la pena.  Estoy en el proceso.  No puedo asegurarles nada, pero como dice mi amada madre cada vez que se encuentra ante una disyuntiva de donde no hay mucho para elegir: “cuando no hay más, con mi mujer me acuesto”.  Iniciamos el camino con la esperanza de salir de las aguas profundas y aprendemos a disfrutar de las vivencias del camino y acrecentamos la fe en un final feliz.

(Visited 1.255 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy colombiana y desde hace 20 años vivo en Eslovenia. Visito frecuentemente América Latina por motivos laborales y por lo general me encuentro con un choque cultural entre el país en el que vivo y la cultura en la que nací. Creo que soy una permanente viajera de la vida que se la pasa buscando respuestas y explicaciones a tantas cosas que pasan y que parecen no tener lógica.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Opinión

    ¿Cómo?

    En algunos momentos de la vida nos detenemos a pensar: ¿Qué hemos hecho con nuestra vida? ¿Qué estamos haciendo(...)

  • Opinión

    Nuevos horizontes

    Vivir en otro país es una opción que nos permite conocer nuevos horizontes, nuevas personas, nuevas culturas, nuevas historias. (...)

  • Opinión

    Las cosas sencillas de la vida

    En los últimos años, diferentes tipos de experiencias me  han llevado por caminos que me han conducido a plantearme(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Por: Sebastián Zapata Callejas Ad portas de acabarse el primer año(...)

3

Por: Lucía Ramírez Bolívar* La experiencia de las personas con enfermedades(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar