Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Daniela Niño
Por: Daniela Niño

A los colombianos nos gusta que nos roben. Está en nuestras venas y cultura. Es el pan de cada día. Si esto es así, ¿por qué nos extrañamos con la cantidad de votos que obtuvo la consulta anticorrupción?

Le echamos la culpa a los altos funcionarios de los actos corruptos, usando expresiones como: “se roban el dinero” o “se aprovechan del poder”. Sin embargo, no miramos qué sucede al interior de nuestros comportamientos. En verdad, ¿solo es culpa de ellos o también es culpa de nosotros como sociedad?

Analizando las conductas de los colombianos, se concluye que hay un problema moral y ético. Sin ir muy lejos, un claro ejemplo, es la cantidad de usuarios que ingresan a Transmilenio evadiendo el pago del pasaje, son aproximadamente 38.000 personas que diariamente se cuelan en el sistema (Fuente Caracol Radio).

Otros comportamientos frecuentes son: intentar sobornar a los funcionarios públicos (policías, fiscales, jueces…), comprar o divulgar piratería, rechazar al diferente (sea por raza, sexo, condición física, clase social…), pasar por encima de los demás o cobrar precios elevados por productos y servicios. Los hurtos en el transporte público, el atraco en la calle y el cosquilleo son otro índice que preocupa. Nos estamos comportando igual o peor que los “corruptos” que nos representan.

Al aceptar estos comportamientos en nuestra cotidianidad, estamos dando paso a los grandes actos de corrupción que ocurren en el país: los altos salarios de los funcionarios, que tengan más de tres periodos en corporaciones públicas, la contratación a dedo, el saqueo de los recursos públicos, que los corruptos puedan ejercer cargos con el Estado…

Estamos acostumbrados a vivir así. Parece que nos gustara que la corrupción sea el factor común en nuestra sociedad. Por eso, nos cuesta rechazarla y admitir que la solución puede estar en nuestras propias manos. Como es el caso de la Consulta Anticorrupción, un mecanismo de participación ciudadana que nos permitía dar el primer paso para acabar con esta pandemia.

Es claro que los 11 millones de colombianos que salimos a las urnas queremos que esto cambie. Sin embargo ¿Qué sucedió con los 24’749,606 de personas restantes? ¿Por qué no votaron? No importaba si iban por el “Sí” o por el “No”, lo importante era salir a votar y dejar marcada la postura en el tarjetón.

El votar o no votar también es una forma de dejarse corromper, según la perspectiva de cada persona. Sin embargo, la realidad es que muchos han salido a votar por los incentivos que da el Estado. Como sucedió en las elecciones presidenciales. Los beneficios a los cuales se accedían por tener el certificado electoral motivaron a los ciudadanos: descanso remunerado, descuentos en las matrículas, descuento en el pasaporte, becas educativas… A muchos les llamaba más la atención el medio día de descanso, que las elecciones como tal. Como esta vez no se concedió ninguna ventaja, los ciudadanos se quedaron en casa. Eso da tristeza.

Otros de los motivos por los cuales la gente sale a las urnas es la venta de votos. Los candidatos en sus campañas ofrecen “el tamal” y “la lechona”, como manera de comprar a los posibles votantes, quienes se dejan persuadir de la estrategia política manchada de corrupción. Como en esta consulta no había “un tamal por un voto”, la gente no salió a votar.

De una u otra manera estamos demostrando que la corrupción es culpa de nosotros, de nuestros actos, de la manera como nos comportamos frente a las situaciones. Debemos tomar consciencia que si seguimos así es muy difícil progresar como país. Definitivamente, como sociedad damos mal ejemplo.

La principal solución está en la familia. Como núcleo de la sociedad debe formar personas de bien, con principios y valores éticos, así construir un país fuerte y lleno de personas que luchan por el bien común.

Twitter: @Ninodaniela1

(Visited 514 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar