Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El hecho de que Willington Ortiz nunca haya vestido la camiseta de mi amado Santa Fe no me impide reconocer que es tal vez el mejor futbolista colombiano de todos los tiempos. Alcancé a verlo jugar en la época dorada del América de Cali y su gambeta corta endiablada recorriendo la cancha era maravillosa. Siempre anhelé una foto con él y siempre lo admiré de toda la vida. Pero lo que nunca me imaginé es que recorriendo las calles del barrio Prado Veraniego de Bogotá me encontrara de frente con la sorpresa de saber que había montado un restaurante de comida del Pacífico llamado “El Rincón del viejo Willy”. Sin pensarlo dos veces entré en el sitio y comencé a ver una amplia galería de fotos del jugador al lado de Pelé, de Maradona, de Ernesto Díaz, de el tigre Gareca y en general de todos sus excompañeros en el América de los ochentas.
viejowilly
Me senté tímido en una de las mesas del lugar y mientras el mesero llegaba con la carta, de pronto me quedé estupefacto cuando dirigí la mirada a la mesa que estaba justo al frente mío. Ahí estaba, era el viejo Willy, que estaba comiéndose un pescado con arroz de coco y limonada de panela. El empleado del sitio algo me explicaba sobre los tipos de plato que ofrecían, pero yo realmente no lo estaba escuchando; cuando por fin volví en sí, le dije que si Willy aceptaba tomarse fotos con los comensales. Me dijo que por supuesto, que el “grone” era sencillo y relajado con el tema. Acordamos con el mesero que no le íbamos a interrumpir su almuerzo y que cuando terminara lo abordaríamos para hacerle la solicitud.
Cuando por fin se desocupó, me hicieron la señal de que parara y llegara acompañado a su mesa; Willington levantó la mirada y yo me presenté, le dije que deseaba escribir sobre su restaurante a lo cual accedió encantado. Me dijo que solo una vez lo habían entrevistado en una emisora, pero que jamás le habían hecho nada escrito. ¡Y se despachó el viejo Willy! me contó entre muchas cosas que en Bogotá los restaurantes de comida del Pacífico eran de chocoanos en su mayoría, y que la gastronomía de su región era mucho más amplia. Que su restaurante era de comida típica TUMAQUEÑA, que cuando arrancó con el negocio tenía cocineras del pacífico, pero que él quería unos platos bien presentados; por eso tomó la decisión de contratar un chef al que se llevó un mes para su casa en Tumaco y así poder que se empapara mejor sobre los secretos gastronómicos y los sabores de su región.
pescado
Lo mejor de su carta pasa por platos como el pargo encocado, el ceviche de piangua (un pequeño molusco parecido a la ostra que aunque no es muy popular en el centro del país, se le considera uno de los platos más apetecidos en el sur del Valle y el norte de Nariño), la cazuela de mariscos y los langostinos con tocineta en salsa de uva pasa. Me contó también que antes preparaba el Pusandao (plato típico del Pacífico) pero que lo había descontinuado por la dificultad de traer una carne especial que no se conseguía fácilmente en la capital.
De fútbol hablamos poco, ya todos sabemos quién fue el viejo Willy en la historia del fútbol profesional colombiano. Muchos pensamos que Ortiz tal vez si hubiera nacido en esta época del marketing deportivo perfectamente hubiera podido brillar en un Barcelona o un Real Madrid, o de pronto nos deleitaría con sus jugadas en un mundial de fútbol al que lamentablemente jamás pudo ir.
carta
Les dejo la carta de “El Rincón del viejo Willy” para que vayan, disfruten un buen pescado, pidan una “limonadita de mango” (se consigue en el lugar) y tal vez tengan la fortuna, como yo la tuve, de tomarse la respectiva foto con un grande del deporte mundial.

*El Rincón del viejo Willy Calle 127d No 54-08 barrio Prado Veraniego, Bogotá

(Visited 3.721 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Bogotano, santafereño y defensor de la changua. Cuento lo que veo a diario en mi ciudad.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    ¡Por fin! Restaurante Mercagán Parrilla llegó a Bogotá

    Para los santandereanos, hablar de Mercagán Parrilla es bastante familiar ya que se trata de un negocio que data(...)

  • Colombia

    Los cortes de carne colombianos

    Vivo en una constante polémica con mi hermana vegetariana por el tema del consumo de carne. Le doy argumentos(...)

  • Vida

    Restaurante Lía, un pagamento a la naturaleza

      Deambulando por el centro de Chía, y buscando en donde almorzar, me encontré con una fachada oscura pero llamativa y elegante. Al ingresar al local tuve buenas sensaciones pues el chef salió de su cocina y me abordó con gran amabilidad; me explicó (tal vez porque me vio gordito) que este no era un restaurante tradicional, con ingredientes y recetas tradicionales, pero fue precisamente eso lo que me animó a quedarme. Pablo Aya se sentó conmigo a la mesa tomándose el tiempo para contarme sobre su carta y su concepto. Todo lo que hay en la cocina del Restaurante Lía es de origen orgánico (una parte es lo que se cultiva en la huerta de su casa y otra comprada a los campesinos directamente) garantizando que no sea regado con químicos. De igual manera, lo que dice el chef tiene todo sentido, o por lo menos a mi me convenció, y es que si usted va a sacrificar un animal (porque no se trata de un restaurante vegetariano) por lo menos hay que darle una buena vida. Eso es Lía: un pagamento a la naturaleza. Es agradecerle por proveer alimento y no cocinarlo de manera 'chambona', sino esmerarse por ese ser vivo que dio su vida para que nos alimentemos. chia1 Mientras esa charla sucedía me traían una deliciosa entrada de queso costeño frito acompañado de salsa de piña, fresas, tomate miniatura o cherry y un toque de chile poblano. La presentación, impecable; el sabor, exquisito; y las combinaciones al paladar, bastante agradables. En ese momento ya estaba convencido de querer pedir plato fuerte que incluyera una proteína esmeradamente preparada, así que escogí una sobrebarriga asada a la parrilla que Pablo cocina previamente 6 horas bajo la tierra en su casa, en un fondo a base de tomate. Es un pedazo de carne de 480 gramos y tengo que decir que jamás había probado algo tan tierno al paladar. Es como si la estufa bajo la tierra hiciera el papel de una olla pitadora. El chef aprendió esta técnica viviendo unos meses con unos indígenas mexicanos, y cuando regresó al país adaptó la receta a su restaurante. Pero no solo la sobrebarriga se cocina bajo esta premisa; también lo hacen con la costilla de res, medallones de lomo, trucha, pato y otros "muertos", como les llama Pablo a sus platos. En matas y muertos se divide su carta, y aunque no es políticamente correcto decir eso, tiene todo el sentido. chia2 Después llegó el postre. Una cuajada flambeada en tequila espectacular que me hizo regresar a Lía a repetir la semana siguiente. Solo fui por esa delicia y pienso frecuentar de nuevo el sitio. Todo tiene razón de ser en este restaurante, desde las entradas, pasando por las bebidas no alcohólicas y qué decir de las alcohólicas. Cócteles con sabores del pacífico colombiano combinados con las raíces de méxico, y así. Pero mejor no contar más, es preferible que vean el video y vayan a probar. Yo me fui feliz para mi casa con unas cuantas libras de papas nativas que Pablo me regaló para que preparara en casa. Estas son las que él usa en su negocio frecuentemente para acompañar sus platos. Chía dejó de ser hace rato el lugar de los restaurantes de parrilla, los sitios de rumba, los piqueteaderos al lado de la carretera, o los puntos de postre y merengón... ¡ahora existe Lía! Un restaurante a manteles que es respetuoso de lo que la naturaleza nos da.

  • Vida

    18 de septiembre, tatuaje del alma...

    ¿Cómo poder encontrar las palabras adecuadas? ¿Cómo poder seguir siendo el caballero que admiraste? ¿Cómo poder plasmar palabras sin(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar