Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En uno de esos almacenes de la zona T de Bogotá el papá le dijo al hijo: “mira esas zapatillas. Están bonitas”. Y el hijo le respondió, con esa voz que saben hacer los adolescentes cuando están enfadados: “¡pero a mí no me gustan!”.

Volteé a mirar y el joven llevaba una cara de revólver, que no podía con ella. Ignoro qué habrá pasado antes, pero me puse a pensar si así vale la pena salir en familia a hacer compras.

En un supermercado, un señor refunfuñaba por algo que le acababa de decir su esposa y llevaba el carrito con una resignación que no parecía que fuera Navidad.

En otro almacén, una cajera le arrebató el artículo a un cliente para registrarlo, de mal genio porque creyó que se había colado en la fila de cerca de 40 personas que iban a pagar. Al final resultó ser solo un malentendido.

En el caso del hijo y del señor del supermercado, me pregunté lo mismo: ¿De qué vale la pena salir en familia a hacer compras si todo va a ser una pelea?

Si a uno le van a regalar algo, debería estar feliz. Y si uno es el que va a regalar, también debería hacerlo feliz. De lo contrario, no vale la pena hacerlo.

Y salir de compras en familia debería ser algo para celebrar, para divertirse, para compartir, sea en Navidad o sea cualquier otro día del año.

Ya sabemos que hay épocas en las que ir a un centro comercial es todo un reto para nuestra serenidad. Pero como ya lo sabemos, antes de irnos para allá ‘lavémonos’ el cerebro, llenémoslo de goticas de tranquilidad y resignación y lancémonos a la nueva experiencia de un día más de compras, pero con el propósito de no dejarnos vencer por el estrés y, más bien, hacer de cada momento una diversión para todos.

Si no es así, mejor no vaya de compras. En ninguna época. Ingénieselas para que otro lo haga por usted.
Y si va a ir en familia y sabe que usted se va a poner de mal genio, busque en el centro comercial algo que le guste hacer y hágalo, mientras los demás recorren los almacenes.

Si quien se pone de mal genio es otro miembro de la familia y usted es el que les va a regalar algo, fácil: hágale saber que usted le comprará lo que necesita, pero cuando esté de buen genio.

Y todos deberíamos ponernos esa meta de hacer compras de buen genio, encontrarle el lado divertido al asunto y disfrutar de ello, así sea Navidad, día de la madre, del padre, de la amistad, época escolar, o incluso, hasta cuando vayamos a hacer el mercado.

@VargasGalvis

(Visited 2.154 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Ni la muerte del abogado Javier Ordoñez a manos de agentes(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. vladimir450819

    Coincido con su pensamiento. Todo lo que se haga, en la vida, se debe hacer con gusto y con el mejor de los ánimos. Nadie se debería obligar a lo contrario. Meditando en circunstancias como esas, me preguntaron la semana pasada qué regalo me gustaría que recibiera Cúcuta. En mi blog, lo respondí. http://eltabloideonline.blogspot.com.co/2015/12/que-regalo-quiero-que-reciba-cucuta-en.html ¿Cuál se le ocurre a usted, don Roberto? Saludos: Vladimir Solano.

  2. Yo como soy pobre no sufro de esos males de los ricos en Navidad, que se ponen bravos porque les regalan, aunque pensándolo bien, así estoy mejor, sin que me regalen checheres que no necesito.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar