Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Voces de la Academia

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La amenaza de ciber ataques como WannaCry es un cruel recordatorio sobre la necesidad de tomar conciencia sobre la vulnerabilidad de nuestra presencia en la Red y de la responsabilidad que tenemos frente a lo que publicamos.

Querámoslo o no, lo cierto es que nuestra vida digital ya no está separada de la vida real, hagamos lo posible por protegerla, especialmente en entornos privados y laborales.

Las redes sociales han desdibujado esa línea que separaba nuestra vida pública de la vida privada. De repente, opiniones, secretos y actividades personales, desbordaron la frontera de nuestra intimidad y ahora están a la vista de todos. ¿Qué papel juegan las empresas en esta nueva realidad?

El acceso a información personal facilitaría a las organizaciones tomar decisiones en cuanto a la selección de personal, pues gracias a las redes sociales pueden obtener información que en una entrevista jamás se revelaría.

Algunas ya adelantan estas prácticas con el consentimiento de sus empleados mediante el acceso a redes profesionales como LinkedIn, pero otras más atrevidas pueden llegar a tomar decisiones basadas en publicaciones de Facebook, Twitter e Instagram, aprovechándose de los vacíos legales en los que reposan estas prácticas.

Si imaginamos el entorno de las redes sociales como un sitio público, una plaza o un parque, en la que estamos a la vista de todos y en donde debemos convivir pacíficamente, es de esperar que debamos someternos a una serie de normas de etiqueta y comportamiento, pero lo cierto es que las redes no funcionan de esta forma. En ellas, la relación entre lo público y lo privado pasa de ser dual a ser una especie de espectro de la privacidad, sobre el que se extiende nuestra vida personal y nuestra libertad de expresión.

La “piedra en el zapato” para muchas organizaciones es que las actividades personales de sus empleados registradas en línea son fácilmente asociadas a ellas. Así, a los ojos de una empresa, las fotos embarazosas de un empleado publicadas en Facebook podrían afectar la imagen que se percibe de ella.

Esto plantea una posición muy incómoda que implica que la empresa controle, vigile y supervise lo que su empleado comparta a través de las redes sociales. De otro lado, sugiere que el trabajador cure, censure o verifique que la información que divulgue no perjudique a su empresa. Las dos opciones son indeseables.

Aunque es cierto que debemos ser muy cuidadosos con nuestra actividad en línea,no sería razonable que se imponga a los empleados un manual de etiqueta y comportamiento en las redes, cuando este ámbito se entrecruza con su vida personal.

La reflexión que debe surgir de está problemática debe orientarse a que usuarios entiendan la naturaleza de las redes, que las usen para expresarse de la manera en la que deseen, conociendo sus alcances y condiciones. Por su parte, las empresas deben entender que no tienen control sobre todos los aspectos de la vida de sus empleados. No pueden monitorear o exigir que quienes se manifiesten en redes se apeguen en todo momento a las condiciones de una organización.

@FDavilaL

Fernando Dávila Ladrón De Guevara

Rector Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano

(Visited 90 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Rector de @Poligran. Comprometido con la transformación social y el acceso a la educación superior de calidad. Entusiasta de la innovación y el e-learning.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Carlos Eduardo Álvarez anhela conquistar a Silicon Valley. A sus 22 años,(...)

2

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

3

La vida se trata de ganar y perder, parece que nunca vas(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar