Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Isaac Bent, joven columnista de The Archipielago Press, argumenta que Gordon no estuvo a la altura de las expectativas y no debe ser reelegido. [El congresista podrá responder en una entrevista posterior]

Isaac Bent_br.jpg

Por Isaac Esteban Bent James. Especial para ‘Afro, VoteBien’*

Los habitantes de San Andrés, Providencia y Santa Catalina están ya cansados de elegir y de reelegir a Representantes a la Cámara que no pelean por intereses colectivos, sino particulares y familiares.

Esta situación se debe a que no llenan las expectativas del pueblo que deposita su confianza en las urnas buscando los grandes cambios que las islas necesitan. Desde la Cámara de Representantes son muchas las gestiones que se pueden realizar, incluyendo leyes, para reactivar la economía y el desarrollo de nuestra región.

Las islas han tenido durante muchos años el apoyo del Gobierno Nacional, pero la ingobernabilidad y la corrupción que ha sufrido el departamento por la carencia de buenos gobernadores, diputados y buenos Representantes a la Cámara, han incrementado la pobreza, sobrepoblación, delincuencia, y la natalidad.

En el 2006, nació una inmensa esperanza para los habitantes, tanto raizales como continentales, del archipiélago: Alberto Gordon May fue candidato a la Cámara por el Partido Liberal. Gordon, un pastor bautista, con gran oratoria y mucha credibilidad entre los raizales, decide una vez más ser candidato, prometiendo cambios significativos y renovación en la política regional. Despertaba confianza, pero sobre todo esperanza.

El día del cierre de la campaña, ante 600 personas, Gordon May hizo uno de los discursos más emocionantes en la historia política de la región. Prometió hacer leyes benéficas para la comunidad raizal, abandonada por sus dirigentes políticos. Como observador, noté que el candidato Alberto Gordon tenía dominio de la palabra y discurso lógico para enfrentarse a los “leones o tigres” del Congreso. Su slogan “Juntos en la victoria” se hizo realidad.

La comunidad raizal lo veía como su principal enlace con el Gobierno Nacional, para que éste fijara unas políticas claras y factibles para ayudar a la comunidad isleña en lo social. Han transcurrido tres años largos y la expectativa dio un giro bastante negativo. ¿Por qué? Algunas de las promesas fundamentales con las que Alberto Gordon logró que los raizales votaran por él, no se han cumplido.

Muchos a los que consulté manifestaron: “Alberto nos decepcionó”. “No hemos presenciado por canal institucional un debate del Representante en el que pelee por los intereses del raizal”. Otros afirman: “Desde que llegó al Congreso polarizó los vidrios de su carro, y mucho menos saluda a su pueblo.”

En su defensa, los cercanos al Representante argumentan que a él, por estar en la oposición, se le ha dificultado sacar proyectos de ley para beneficio de las islas.

En este momento, el Representante corre el riesgo de perder su curul. Además de la poca credibilidad en la comunidad isleña, en la bancada liberal de la Asamblea Departamental se han escuchado voces cercanas a los diputados diciendo: “no apoyaremos una reelección de Gordon, por su pésimo desempeño en el legislativo”.

Alberto es el presidente del directorio liberal en la isla de San Andrés, lo que le da ventajas para pelear su reelección a la Cámara y alinear a sus co-partidarios contradictores políticos, pero no será nada fácil.

Según una extendida percepción, para la mayoría de los raizales y continentales, el Representante Alberto no debe ser reelegido, porque los hechos hablan por sí solos. Hay otro grupo, minoritario, que quiere darle una oportunidad más en el legislativo.

La gente se pregunta: si durante este periodo el Representante no ha podido sacar adelante proyectos de ley, ¿logrará hacerlo durante cuatro años más, si Uribe llega a ser reelegido? Mientras tanto, los problemas sociales del departamento, ¿qué? Por color político o por diferencias ideológicas no se puede castigar a toda una comunidad que demanda cambios y prosperidad. Eso es lo injusto de la política de este país.

Pero como no todo es negativo, y es de entender que sacar leyes en una bancada opositora no es nada fácil, es bueno también reconocer que lo ha intentado, con algunos proyectos referidos a la tutela y a la educación sobre tabaquismo, alcoholismo y drogadicción, entre otros. Esto, sin embargo, no cambia el sentido de la evaluación global de su desempeño.

* Esta es una alianza de medios y periodistas locales para aumentar el cubrimiento y la transparencia del proceso electoral en las subregiones con alta población negra o afro. Ofrecerá información, análisis y opinión con pluralismo e independencia. Impulsada por la Fundación Color de Colombia, cuenta con el apoyo de la Misión de Observación Electoral, MOE, y de la Sala de Periodismo de la Facultad de Comunicación Social-Periodismo de la Universidad Autónoma de Occidente, UAO, de Cali. Los medios aliados son: revista Ébano (Cali); periódicos El Manduco (Chocó); Pacífico Siglo XXI y El Grito de la Costa (Buenaventura); TumacoPopolo (Tumaco); Proclama (norte del Cauca); Archipiélago Press (San Andrés Islas) y El Pregonero del Darién (Urabá). Radiales, digitales y televisivos: Pacífico de Verdad (Cali); Yumbovalle.com; www.soydebuenaventura.com, Amanecer Porteño Producciones (Buenaventura); Territorio Chocoano y Citará (Chocó), y Quilichao TV (Cauca).

[Vea la página Color de Colombia en facebook: una nueva visión de la afrocolombianidad]

(Visited 319 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

La Fundación Color de Colombia fue creada en 2006. Nuestra misión es promover el progreso, el reconocimiento y la integración de la población negra o afro en la sociedad y el desarrollo sostenible. *No estamos repitiendo el discurso convencional sobre la cuestión afro ni haciendo lo mismo.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

“Pena ajena”, dictaminó Consuelo Cepeda, defensora del televidente del Canal RCN,(...)

2

No seamos tan incoherentes por favor, apoyamos los Acuerdos y Tratados(...)

3

¿Quieres aprender cómo optimizar los procesos internos de una empresa? Sin(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Amigo Isaac. Me imagino q igual a usted soy un seguidor de estos medios para expresarnos “libremente”; si lo podemos llamar así. Creo en su buen criterio y bondadosas intenciones con los innumerables problemas q aquejan a la Isla, una Isla por la q compartimos el mismo afecto. He leído muchas de sus columnas y así mismo el comentario de los foristas en los diferentes medios en donde los cuelga. Le anticipo q conozco las entrañas de la Isla como quien fui Infante de Marina allí durante dos años, trabaje en medios de comunicación y me empape de lo q usted y yo sabemos. Además -pese a su desacuerdo- estoy casado con una mujer Raizal. Le anticipo también q estudio Comunicación Social, y no es para “chicanear”, y de pronto ni le interese, no; es para q después no me enrostre su titulo de Filósofo; como lo ha hecho para mí -equivocadamente- a alguno de sus asiduos debatientes. Así, con las debidas predisposiciones -por si se le da por replicar- me dispongo para no salir como los demás, por q entre otras -no le gusta q le refuten sus ideas-, comienzo.
    Últimamente me he identificado con alguna de sus ideas: “No mas pastorcitos mentirosos”, “voten bien!”, “una miradita a la Isla”, “malos y corruptos dirigentes”, “renovación en la política local” etc. Pero, sabe algo? Usted debe ser más consecuente con lo que piensa, escribe, escribe y piensa.
    Me imagino que está en contra de la oligarquía política de la isla y solo usted y su familia política son los salvadores de ella. Apellidos de tradición politiquera y corrupta de la cual usted es manejado por pertenecer a un medio de comunicación propiedad de la familia del actual Gobernador. Bueno, patear la lonchera si como que…no se puede. Sus amigos, periodistas isleños descriteriados, parlanchines y de poca monta como un tal Newball dice que “el país le debe un perdón a San Andrés”, q la Isla esta nadando en el barro por que el país los ignora. Usted sabe muy bien q no es así y en esta nota usted lo resalta. Eso de inculpar a los continentales de la aculturación de la comunidad raizal y bla, bla, bla.
    Usted no está en una maloka amigo mío, este es un mundo globalizado q avanza igual q el clik q haré cuando le envíe este cortito comentario, ese es un problema de USTEDES, ustedes deben manejar esa situación desde sus hogares, desde las escuelas, mantener SU cultura, compromiso q debe apoyar el gobierno departamental…en fin. Según usted estamos como en el Medio Oriente, las mujeres son solo de los musulmanes y si ésta llegara a casarse con otro de un linaje diferente será sentenciada a muerte ella y su desafortunado Romeo. Es un despropósito y una agresión contra la RAZA casarse y o relacionarse con un foráneo continental?…. Segregación por estos tiempos… si que no.
    Ya párenla con tantos complejos de inferioridad racista q en estos tiempos la raza negra es imperativa en todos y cada uno de los campos de esta sociedad, el “I HAVE A DREAM” de Luther King se está volviendo realidad. Ahora, no la desvirtúen q así como el blanco es corrupto -sin hacer comparaciones racistas, odio el racismo- el negro lo es o si no preguntémosle al Senador valluno Juan Carlitos Martínez. Pa´lante con fundamento y buen criterio amigo, adoro la Isla y quiero lo mejor para ella, y lo hago desde acá por q la segregación propia de su atmosfera oligarca me obliga. Bendecido. Juan Diego Perdomo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar