Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Un ex Fiscal de la Nación y un ex presidente de la Corte Constitucional presentaron obra jurídica de Meléndez. La prestigiosa abogada María Teresa Palacio Jaramillo hizo una semblanza del autor ante 300 asistentes.

 
Inocencio Meléndez primer plano.jpg
En el Metropolitan Club de Bogotá se realizó el lanzamiento de la obra “Régimen Patrimonial de los Contratos Estatales y de los Riesgos en el Derecho Contractual Colombiano”, de Inocencio Meléndez Julio, Subdirector General Jurídico del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, de la capital del país (y miembro de Color de Colombia).

El ex Fiscal General de la Nación, ex Procurador y ex precandidato presidencial Alfonso Gómez Méndez, y el ex presidente de la Corte Constitucional y actual decano de Derecho de la Universidad de los Andes Eduardo Cifuentes, presentaron los alcances jurídicos de la obra.

Gómez Méndez fue el orador principal, y su intervención, como es habitual en él, combinó de forma sugestiva planteamientos jurídicos de fondo con ironías sobre la actualidad del país, rematando con una valoración de la obra y del autor, al que auguró altos destinos en las Cortes.

Entre las personalidades asistentes estuvieron:

Magistrados del Tribunal Administrativo de Cundinamarca: Fredy Hernando Ibarra Martínez, Felipe Solarte Maya, Cerveleón Padilla Linares y Claudia Lossi.

Ex magistrados del Consejo de Estado: Tarcisio Cáceres Toro, Manuel Santiago Urueta Ayola y Ramiro Saavedra Becerra.

Ex magistrado de la Corte Constitucional: Rodrigo Escobar Gil

Contralor de Bogotá: Miguel Ángel Moralesrussi

Juan Manuel Ospina, ex Secretario de Gobierno de Bogotá, y María Elvira Bonilla, columnista de El Espectador.

Magistrado del Consejo de Estado: Mauricio Fajardo Gómez.

María Teresa Palacio en atril_br.jpg

“Hablar de Inocencio es sencillamente una delicia porque es hablar de esperanza y es poder confirmar con hechos que todo es posible”: María Teresa Palacio

Hablar de Inocencio es hacerlo con el orgullo que merece una raza hermosa, es honrar nuestra zona caribe y es tener certeza que el color de la piel es como un campo de trigo dorado por el sol que da frutos de la mejor calidad.

Alfonso Gómez frente a público_br.jpg

Con honor y placer, esto es lo que voy a hacer en estos minutos que siguen. Lo conocí hace 19 años siendo casi un adolescente que con esfuerzo supremo estudiaba Derecho en las noches y trabajaba en un pequeño despacho de la Procuraduría haciendo labores de secretaría.

Allí asistí para realizar una conciliación.  Sus ojos inquietos y su proceder diligente me cautivaron y desde ese entonces he tenido la dicha de caminar a su lado y verlo crecer como hombre y como profesional, subiendo la cuesta de la vida escalón por escalón.

En la Procuraduría, luego de ganar un

Eduardo Cifuentes en atril_br.jpg

concurso de mérito entre 900 profesionales del derecho, tuvo la oportunidad de desempeñarse como asesor directo del Procurador en Asuntos Constitucionales y de Contratación Estatal, y de allí en adelante, vistiendo siempre la difícil camiseta del servidor público, lo vimos actuar en la Contraloría General de la República, en el Ministerio de Justicia y en la Contraloría de Bogotá, siempre vinculado al tema de infraestructura.

Un día cualquiera, en alguna de nuestras innumerables tertulias, me atreví a sugerirle la importancia que para su formación integral constituía el hecho de despeñarse en la otra orilla del devenir público, para conocer, lidiar y, por qué no decirlo, padecer la dura y en veces ingrata tarea del

vista del público_2_br.jpg

ejecutor y del gestor de la cosa pública, enfrentando las más duras pruebas de templanza, creatividad, eficiencia y equilibrio, pues generalmente es más difícil ejecutar que vigilar.

Fue así como, movido por su afán de servicio y con la humildad suficiente para sopesar consejos veteranos, Inocencio dio el paso a la Rama Ejecutiva y a la que desde hace años ha sido su casa, el Distrito Capital y el Instituto de Desarrollo Urbano, donde luego de una pausada pero coherente labor, hoy ejerce el cargo de Subdirector General Jurídico, máxima dignidad legal dentro de tan importante Institución.

Alfonso Gómez e Inocencio Meléndez_2_br.jpg

Aportando para marcar caminos en la compleja tarea de la gestión contractual estatal, afrontando con valor las vicisitudes de tan espinoso tema y abriendo caminos para buscar salidas, soluciones e interpretaciones consecuentes, justas y equilibradas de la normativa administrativa, en procura siempre de salvaguardar el interés general, pero armonizando las diversas posiciones y las realidades diarias del quehacer contractual, intentando acertar, tarea que no es fácil y que casi siempre es juzgada con extrema severidad y es por ello que para emprenderla se requiere no sólo conocimiento y rigor jurídico, sino valor y entereza de carácter.

Así se ha desempeñado el Inocencio servidor, con errores y aciertos,

Inocencio Meléndez y Eduardo Cifuentes_2_br.jpg

entendiendo tranquilamente que el proceso de crecimiento personal y el servicio a la comunidad es arduo y que implica siempre un retomar, un repensar y una creación conjunta que contribuya al diálogo creador, desterrando la intolerancia, huyendo a las radicalizaciones y aportando con ello a la profunda convivencia de los hombres, incluso en el mundo despiadado de los negocios, de los contratos, de la competencia y de la vanidad.

Ha comprendido el doctor Meléndez que el aprendizaje integral no es sencillo y que se faltaría al deber del verdadero jurista si se permite que en el alma de nuestra sociedad se asiente, como amo esclavizante de su voluntad y de su comportamiento, el error común de considerar la norma como una verdad fría, alejada de la realidad y de la problemática que ella representa, así como de la maravillosa y diversa riqueza de la libertad y del análisis, en búsqueda de un objetivo ético y de una justicia no formal sino material.

Juan Manuel Ospina_Elvira Bonilla y grupo_br.jpg

Ha sido siempre claro para Inocencio que el papel de los abogados es lograr que el derecho sea un instrumento de ordenación y soporte de la sociedad en el que pueda asentarse su real convivencia y la armonía de sus intereses y derechos, tarea que en ocasiones parece un sueño difícil de realizar y que solo se logra con el andar diario y pausado y con las ganas de acertar, así sintamos que muchas veces desfallecemos en el alcance de nuestras metas.

El Inocencio Educador: hace mucho tiempo me comunicó su deseo de ser mi aprendiz en la docencia y se aplicó a ello con toda

su alma, año tras año, durante muchos años. Fue primero mi alumno sin matrícula, luego mi monitor, para posteriormente convertirse en un brillante profesor auxiliar en mis cátedras en la Universidad de los Andes y del Rosario.

Hoy en día es catedrático titular de derecho público y contratación estatal, no sólo en las dos instituciones mencionadas, en pregrado y postgrado, sino que colabora también como profesor en la Pontificia Universidad Javeriana, en la Universidad Nacional de Colombia, en la Sabana, Santo Tomás, Autónoma de Colombia, Norte de Barranquilla, en la Cámara de Comercio de Bogotá y en otras instituciones educativas que se ven premiadas con su

Grupos de amigos.jpg

enorme conocimiento, su dedicación y el amor por sus alumnos.

Es para mí una dicha y un gran honor poderles expresar esta noche el orgullo que se siente cuando, como en el caso de Inocencio, el alumno ha llegado a superar con creces a su maestro.

Inocencio erudito: ese muchacho de 21 años que conocí, nacido en San Onofre, hoy es no sólo especializado en Derecho Procesal de la Universidad Libre, sino en derecho público en la Universidad Externado de Colombia y en Derecho Administrativo Económico de la Universidad

portada libro_br.jpg

de Salamanca, España.

Igualmente obtuvo el título de Maestría en Derecho en la Universidad Nacional de Colombia y es MBA Magíster en Administración en la Universidad de los Andes. Y para culminar, está próximo a recibir su cartón de Doctor en Derecho en la Universidad Nacional de Madrid, España, donde hace escasos 15 días sustentó con elogios su tesis de grado.

Qué orgullo para nuestro país, para su familia y para su tierra, tener un hijo de estas calidades, hecho a base de esfuerzo, dedicación y rigurosidad y qué orgullo para mí haber tenido la oportunidad de acompañar su camino y de verlo caer y levantarse una y mil veces, con la humildad de un hombre sabio y con la inteligencia de un hombre justo

Sea esta la oportunidad para abrazar a Janeth, su esposa y compañera inseparable y a su hija Natalia, dando la bienvenida también a un nuevo miembro, Juan David, de apenas 9 días. Brindemos todos juntos por Inocencio y por esta nuestra patria semillero de grandes hombres, unos visibles y muchos de ellos incógnitos.

(Visited 976 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

La Fundación Color de Colombia fue creada en 2006. Nuestra misión es promover el progreso, el reconocimiento y la integración de la población negra o afro en la sociedad y el desarrollo sostenible. *No estamos repitiendo el discurso convencional sobre la cuestión afro ni haciendo lo mismo.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

“Pena ajena”, dictaminó Consuelo Cepeda, defensora del televidente del Canal RCN,(...)

2

No seamos tan incoherentes por favor, apoyamos los Acuerdos y Tratados(...)

3

¿Quieres aprender cómo optimizar los procesos internos de una empresa? Sin(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. VIVARUBENBLADES

    El Dr Inocencio Melendez es para nuestro pais, uno de los mas brillantes y destacados juristas. es orgullo patrio. un ciudadano ejemplar, un profesor inmejorable y un funcionario dedicado y honesto. me consta de su dedicacion y entrega hacia las causas justas. me consta de su buen comprtamiento tanto en su oficio como en su persona. Es un honor para la toga, para el gremio y para el Distrito poder contar con uno de los mejores abogados del pais.
    lectorcompulsivo, lo exhorto a poner la cara o a publicar su nombre y decir sus apreciaciones como lo hacen los hombres. no escondiendose detras de un seudonimo ridiculo, diciendo barbaridades. eso si le digo que el Dr Inocencio Melendez no acepta en sus circulos gente floja ni mediocre. y con toda seguridad usted debe poseer esas falencias. Hasta gay debe ser!

  2. VIVARUBENBLADES

    El Dr Inocencio Melendez es para nuestro pais, uno de los mas brillantes y destacados juristas. es orgullo patrio. un ciudadano ejemplar, un profesor inmejorable y un funcionario dedicado y honesto. me consta de su dedicacion y entrega hacia las causas justas. me consta de su buen comprtamiento tanto en su oficio como en su persona. Es un honor para la toga, para el gremio y para el Distrito poder contar con uno de los mejores abogados del pais.
    lectorcompulsivo, lo exhorto a poner la cara o a publicar su nombre y decir sus apreciaciones como lo hacen los hombres. no escondiendose detras de un seudonimo ridiculo, diciendo barbaridades. eso si le digo que el Dr Inocencio Melendez no acepta en sus circulos gente floja ni mediocre. y con toda seguridad usted debe poseer esas falencias. Hasta gay debe ser!

  3. No me extraña lo más mínimo que “lector compulsivo” no haya obtenido trabajo con el ilustre docente, porque en su lenguaje se nota que carece de la cultura suficiente para canalizar racional y constructivamente los desacuerdos que con frecuencia se nos atraviesan en el camino de la vida. Ser resentido y desadaptado no es excusa para exprearse tan soezmente de un gran ser humano al que “lectorcompulsivo” evidentemente no ha podido comprender, precisamente por la grandeza profesional y calidad humana del docente, tratadista y funcionario en cuestión.

  4. lectorcompulsivo

    inocencio negro triple hi jue pu ta… me hizo ir tres veces y no me quiso dar trabajo .. me mamó gallo el h i j u e p u t a.. negro maloliente… y eso que fue mi profesor ese hi jue pu ta

  5. Inocencio Meléndez Julio “El negro grande de Colombia”, motivo de orgullo para su raza afrocolombiana.

    Hombre libre y de buenas costumbres. Por eso es mi hermano que mi sangre me negó, pero que mi corazón reclama como tal.

    Para mi cunada Janeth, mis sobrinos Natalia y Juan David, mis afectos sinceros y espero volver a verlos muy pronto: Saludos de mi esposa Katty y mis hijos Nicolle y David Alejandro.

    Fraternal abrazo.

    TULIO PIZARRO AGUILAR.

  6. Definitivamente es un extraordinario ser humano, fue mi profesor de Derecho Administrativo en la Universidad Autonoma hace 10 años y aun recuerdo con gratitud su clase, fue uno de los pocos honestos maestros… Dios lo bendiga profesor…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar