Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Su nombre encabezaba la lista que tenía en sus manos la policía del aeropuerto. Era él. Sin lugar a dudas. Y, como es sabido, las órdenes ni por casualidad deben dejar de cumplirse. Menos aquellas que, igual al destino, vienen inapelables de arriba.

Tentadoras ofertas

Al comienzo pareció un ofrecimiento atractivo: la compañía aérea pagaría a cuatro pasajeros la estadía por una noche más 400 dólares a cambio de que dejaran voluntariamente ese vuelo para meter, en su lugar; a unos empleados de la misma compañía aérea.

La primera oferta se presentó cuando la aeronave estaba presta para tomar pista y levantar vuelo, según anunció la azafata. Pero nadie la aceptó.

Sorprendida, la muchacha consultó al capitán por el auricular colgado del chaleco. El piloto llamó a la torre y ésta transmitió la pregunta a un cubículo conectado con la central de información de la compañía.

El servicio, impecable, de información de la compañía devolvió la respuesta casi al segundo:

¡Suba la oferta a ochocientos, con cuenta abierta en suite de lujo y regreso de primera mañana!

Ahora tampoco nadie aceptó. Embutido en su asiento, el doctor Dao analizó el asunto con ojo de jugador experto: en la Serie Mundial de Póker, hace diez años, ganó cerca de 250 mil dólares, libres de impuestos. En Mississippi, cuando fue segundo en el Harrah’s Tunica, recibió 120 mil dólares.

Entonces ¿qué hacer? se preguntaron al tiempo la azafata, el capitán, el de la torre, el gerente local y la analista, una pujante mocetona de Nueva York que trabaja para una empresa la que, a su vez, trabaja para otra más grande que, a su turno, factura con la compañía aérea por el manejo de la información sobre vuelos comerciales.

Persistencia

Nunca antes habían tenido ante sí tamaño problema. Para todos era prácticamente imposible (aunque matemáticamente probable), que ninguno de los 167 pasajeros estuviese dispuesto a aprovechar semejante oportunidad, la de su vida, quizás.

Dr. David Dao. (Nac: Jun. 1943. Vietnam). Oficial de enlace adjunto al U.S. Army durante la guerra. Recibió visado e ingresó a USA en 1980. Grado de médico en UCLA. Trabajó como funcionario en prisión estatal de Michigan City. Ejercicio medicina general en hospitales y clínicas de Kentucky. Casado con Teresa (Nac: Feb 1943. Vietnam).

Condenado en 2003. Prisión: Dos (2) años y ocho (8) meses. Fianza: U$5 mil. Cargos: Suministro de opioides a cambio de dinero y favores sexuales. Suspensión de licencia médica.

Se defendió como pudo. Desempeñó diversos oficios. Estudió y fue cocinero. Asistió a cuanto curso de reparación ofrecían iglesias y grupos de autoayuda. Se metió al juego. Llegó casi a la cima.

Persistió hasta que, hace unos meses, el Colegio Médico de Kentucky aprobó devolverle la licencia profesional. Reabrió la clínica familiar (cuatro de sus cinco hijos con Teresa, y ella misma, ejercen la medicina) y con coraje norteamericano se dio a la tarea de convertirse en un ciudadano cumplidor de sus deberes.De Chicago  Louisville

Protestas pasajeras

Nadie. Ningún pasajero, impacientes todos por el largo retraso de la salida, acogió la propuesta. Con labios sorprendidos en mohín televisivo, la azafata dio media vuelta. Su mirada lanzó al piloto al micrófono en busca de instrucciones con la torre.

El controlador a cargo del vuelo, entre Chicago y Kentucky, de United Airlines el domingo 9 de abril de 2017 no pudo hacer más que trasmitir el mensaje: ninguno se quiere bajar.

Por las redes internas al servicio de la aerolínea cruzaron datos, cómputos hasta que salió la decisión, comunicada por el gerente local a la tripulación y por ésta a los clientes: había que desalojar, a como diera lugar, a cuatro (4) individuos, seleccionados automáticamente por una computadora que, al azar, los escogió.

Los primeros, una pareja, descendió sin incidentes. El gerente invitó, enseguida, al doctor Dao a abandonar la aeronave. Como éste insistía en negarse, ordenóa los guardias de servicio sacarlo.

Los uniformados superaron a golpes los alegatos de Dao, su condición de veterano y médico, quien mañana tenía pacientes impostergables. Suplicó y pataleó. Pidió explicaciones.

Sordos, los guardias cumplieron la tarea. Por sobre la incomodidad de los testigos dedicados a registrar el incidente en sus smartphones, sacaron del avión al desventurado compatriota con la cara sangrante.

Ahí está el detalle

La noticia, como era de suponer, cundió por las redes. Trinos, mensajes me-gustas, compartires, reproducciones y memes cruzaron la galaxia Internet, casi unánimes en rechazar el abuso contra el galeno desventurado.

Aunque no se sabe qué pasó con el cuarto expulsado, el vuelo debió aterrizar sin más contratiempo en su destino.

Dao se encuentra metido desde entonces entre una tanda de reporteros, cámaras y entrevistas sobre su vida. Los detalles empezaron a conocerse desde el mismo instante en que el sistema arrojó su nombre al azar.

Nada se sabe, por ahora, de su carrera como oficial en la guerra de Vietnam, vinculado al ejército norteamericano lo que le permitió obtener la nacionalidad estadounidense.

(Visited 555 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Master Sciences Humanes et Sociales. Université Montpellier III, France. Asesor de Obtic.co: Observatorio de Tecnología, Información y Comunicaciones: gestión de información en organizaciones y movimientos sociales.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Baile de difuntos con peste

    Este año la peste obliga a pasar encerrados las fiestas de los difuntos. De todas maneras, la gente, quienes(...)

  • Colombia

    Resiste la prensa independiente

    Últimamente, hay muchos extraños que rondan por aquí. Armados y en plan siniestro se han vuelto a ver por(...)

  • Colombia

    Imprenta en Libre Albedrío

    Libre Albedrío tiene nombre, pero no tiene fecha de fundación, fiestas patronales ni ilustres antepasados. Por señas de identidad(...)

  • Sin categoría

    Bandera de insurgentes

    Bandera de insurgentes   Cómo será de lejano el presente en esta apartada aldea, que apenas acaba de llegar la(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

"Si se abriesen todas las puertas de la percepción, todas las(...)

2

El informe anual de Consumer Reports sirve como orientación para no(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar