Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Este año la peste obliga a pasar encerrados las fiestas de los difuntos. De todas maneras, la gente, quienes quieran, harán su celebración en casa. Pero Libre Albedrío en sí no tendrá el acostumbrado jolgorio con música, licores, baile, comida y más baile. Sobre los mesones endosados a la cerca de piedra del cementerio, las comunas presentan para estas fechas exuberantes suculencias, esponjosas, asaduras y platos que más parecen celebrarse unas bodas de Camacho opulento; que los severos esponsales con la lánguida Catrina. Hasta hace un año pasado los corregimientos de la provincia, los vecinos y gremios de la villa destinaban sus mejores labores a cosechar ingredientes, rehacer adornos, rescatar vajillas, reconfortar músicas, desempolvar cantos juguetes ropajes, en fin, a adelantar los arreglos para agasajar a los acudientes.

Volcado el público desde las vísperas: súmenle convidados, parentelas y peregrinos a la población local entregados a consumir gustosa lo que ella misma entrega dadivosa: extensión de delicias que van de boca en boca rumores picantes, olorosos requiebros y sabrosas razones. De sobra habrá para convidar y dar otros tres días de bocados, entremeses y entretenidas charlas entre risas y cántaros. Y baile.

Por lo general, los difuntos, fieles a su fiesta al fin y al cabo, prefieren hacerse presentes unos hacia las cinco del té, otros tres cuartos un poco más tarde copa en mano para beber con parsimonia. Calmados, tienen el tiempo a su favor, toman hasta el fondo desprovisto de néctares y alcohol. Esta tierra provee los agaves delicados como espadines, lanceadas cañas mieles devotas para las ánforas, aguas fermentadas con hierbas sustanciosas, destilación a fuego recatado, alambiques, mezclas efervescentes para brindar a la salud de los que se han ido por siempre. Ellos danzan sobre las mesas sin tocar los bocados, cuentan las incidencias de los últimos días, no escuchan: intercambian silencio por alegría.

No es lo mismo consumar agasajos cada uno en su casa. No ver volar guirnaldas en la Plaza Bonita, comparsas, calaveras tibias, media pierna desnuda a ras de cumbia. ¿A dónde irán los muertos con este encierro impuesto por la plaga, dónde pueden cumplir su fecha instituida? Llegan, sin que nadie los invoque, a casa de Francisco oferta de roscones, tortas, galletas. Buscan guisos, potajes que cocina en sus salsas Esperanza Ospino y Cabal de Neto, asados donde Elsa Arrieta fandango, nueces, frutas.

No es lo mismo, encerrados, dejar de oír la música. Guitarras y tambores los de Primo Alejo y su hermano Segundo yacen entre los trastos de un cuarto, allá en su quinta. Como no hay chirimías, cornetas, flautas se oye quedo el convite, apacible, nada más vocinglero. Beben, toman los manjares dispuestos mascan viendo las olas batidas sobre arena y salitre, nubes de leche, miel dorada azules prados parlotean comentan, vuelven a beber para encontrar la puerta de la madrugada. Y bailan. Bailan hasta caer postrados en la tierra.

(Visited 149 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Master Sciences Humanes et Sociales. Université Montpellier III, France. Asesor de Obtic.co: Observatorio de Tecnología, Información y Comunicaciones: gestión de información en organizaciones y movimientos sociales.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Baile de difuntos con peste

    Este año la peste obliga a pasar encerrados las fiestas de los difuntos. De todas maneras, la gente, quienes(...)

  • Colombia

    Resiste la prensa independiente

    Últimamente, hay muchos extraños que rondan por aquí. Armados y en plan siniestro se han vuelto a ver por(...)

  • Colombia

    Imprenta en Libre Albedrío

    Libre Albedrío tiene nombre, pero no tiene fecha de fundación, fiestas patronales ni ilustres antepasados. Por señas de identidad(...)

  • Sin categoría

    Bandera de insurgentes

    Bandera de insurgentes   Cómo será de lejano el presente en esta apartada aldea, que apenas acaba de llegar la(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_1248" align="aligncenter" width="650"] Fuente de la imagen: DonAfeitado[/caption] La barba(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

No tengo hijos pequeños pero siempre llegan a mi por redes(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar