Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Últimamente, hay muchos extraños que rondan por aquí. Armados y en plan siniestro se han vuelto a ver por los lados del embarcadero y detrás de las colinas que cubren la espalda de la aldea. Son agentes del régimen y vienen no con buenas intenciones. En otras provincias se suceden las masacres, la persecución sanguinaria contra criollos, negros e indígenas. Menos mal que aquí las milicias patriotas cuidan los caminos, vigilan las playas, los bosques y los cerros. Aun así, hay que elevar las alertas.

Todo parece indicar que quieren atacar otra vez la imprenta. Les causa daño su funcionamiento. Aquí se han reproducido proclamas y panfletos partidarios de la República que circulan por todas las Antillas. Periódicos (como el célebre “Camarón Despierto” que encendió las revueltas en Portobelo, Riohacha, Socorro y Santafé), pero también devocionarios, novenas y traducciones con destino a los colegios y conventos esparcidos por el territorio americano.

Por ahora se tuvo que reducir la producción del almanaque propio con los ciclos de las mareas, temporadas de lluvias y vientos, indicaciones para la pesca, el calendario de ferias comerciales y páginas en blanco para que los propietarios lleven sus propias anotaciones. De Veracruz, La Habana y las Canarias llegan pedidos de ese impreso. Pero, como están las cosas con el recrudecimiento de la peste y la invasión de los imperialistas; el papel escasea, la tinta casi no se consigue y los barcos deben evadir el cerco de las naves enemigas.

A lo largo de los años tanto ingleses como españoles, bucaneros de Francia y esclavistas de Portugal han querido tomar control de la plaza de Libre Albedrío. A los monárquicos les molesta en especial que la industria editorial se haya asentado aquí, lejos del control de los inquisidores en Cartagena de Indias y de las censuras a que nos quiere someter de nuevo.

No sólo hemos logrado resistir. También la imprenta se ha expandido gracias al oficioso taller, el maestro editor, sus oficiales y ayudantes. De muchas partes llegan datos, información que merece ser publicada, narrativas de sucesos que, aunque ocurran a mucha distancia, tienen efectos en lugares  cercanos. Es todo un continente, desde el sur del río Bravo hasta la Tierra de Fuego, el que lucha por su libertad contra los más poderosos ejércitos de la tierra. Para no ir más lejos, en Maracaibo la armada hispánica tiene en reserva veintitrés navíos de guerra que no sabemos cuándo y dónde atacarán. Eso se tiene que averiguar.

Las exigencias de estos tiempos crecieron la prensa que empezó con una máquina, la que armó el maestro Herreño en 1787, hasta llegar a seis en la actualidad. Funciona en el mismo tosco edificio de piedra legado, junto a la hacienda con su casa, por doña Gabriela de Arce a la lucha revolucionaria. La producción cubre con suficiencia el costo de las materias primas, el pago de emolumentos a escritores y aristas, operarios y distribuidores. Además, la imprenta sostiene una escuela donde se capacitan jóvenes locales en el oficio de los rodillos y los legajos. Con lo de la prensa hemos podido suplir las necesidades de los combatientes, conseguir armas, municiones y avíos para resistir.

En la medida en que creció el fervor por la Independencia y la rebeldía cundió por tierra y mar de las Antillas, la Capitanía de Venezuela y el Virreinato; aumentaron las necesidades de ilustración y noticias. Don Antonio Nariño tradujo e imprimió la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano. Por eso fue apresado y traído a las mazmorras del castillo de San Felipe, en Cartagena de Indias. Desde prisión Don Antonio ordenó que una segunda prensa importada de España, en vez de seguir a Santafé, se instalara en este puerto al que tanto quiso y el que a Él tanto debe.

 

 

(Visited 170 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Master Sciences Humanes et Sociales. Université Montpellier III, France. Asesor de Obtic.co: Observatorio de Tecnología, Información y Comunicaciones: gestión de información en organizaciones y movimientos sociales.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Baile de difuntos con peste

    Este año la peste obliga a pasar encerrados las fiestas de los difuntos. De todas maneras, la gente, quienes(...)

  • Colombia

    Resiste la prensa independiente

    Últimamente, hay muchos extraños que rondan por aquí. Armados y en plan siniestro se han vuelto a ver por(...)

  • Colombia

    Imprenta en Libre Albedrío

    Libre Albedrío tiene nombre, pero no tiene fecha de fundación, fiestas patronales ni ilustres antepasados. Por señas de identidad(...)

  • Sin categoría

    Bandera de insurgentes

    Bandera de insurgentes   Cómo será de lejano el presente en esta apartada aldea, que apenas acaba de llegar la(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: PanzaVidela Hoy no es día de polémicas tontas sobre quién(...)

2

Cisneros, una tierra alegre y cálida, llena de verdor, con olor(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar