Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“Con tinta sangre”

 

Escribirle a un país conflagrado no es nada fácil.

Es como drenar con tinta sangre un corazón a punto de estallar.

Con tinta sangre se escribe hoy la historia de mi país, con tinta sangre se anhela verlo transformado desde su raíz.

La inspiración se coarta cuando la marcha muta en revuelta, cuando el fastuoso grito de igualdad y democracia se vuelve una estridente y vulgar arenga infiltrada por ánimos incendiarios y caldeados.

La tinta deja de ser tinta y se convierte en sangre cuando un ejército de valientes sale a las calles a defender sus derechos entonando cánticos preciosos y, súbitamente, esas estrofas simétricas y pegajosas devienen en odiosos desmanes fundiendo a aquel intrépido ejército ahora convertido en una energúmena horda antisocial, cuyo único designio es verlo todo arder.

Con tinta sangre escribe el gobierno su último año de mandato, y con tinta sangre azuzan los políticos sus huestes amotinadas de cara a los encarnizados y suculentos comicios presidenciales del 2022. Salivan desde ya imaginando su triunfo; quimérico o no, en esta desdeñada nación, cualquiera puede llegar a sentarse en el trono de la primera magistratura, ya sea príncipe o vasallo, pacifista o pirómano, títere o titiritero, sea tinta o sea sangre.

País carbonero que incendia sus insignias, expectorando en sus dignidades y mandatarios siempre dignos de ser esputados.

País insulso que todavía confía e incluso se hace matar por los mismos dirigentes políticos que por décadas se han cebado con sus vísceras, mercadeando con sus intestinos, retorciendo sus sesos y exprimiendo sus bolsillos.

País sumido en su infinito empobrecimiento intelectual, los colores desabridos de sus cloacas graduadas de partidos políticos, su fascinación por la hiel futbolera, sus idolatrías banales y la podrida enjundia raquítica y supurante de sus tres poderes estatales.

País salpicado de sangre y muerte, y arrasado con la tinta sangre que tiñe las resultas de sus ignominiosos legisladores.

Hoy, Colombia, fraccionada como nunca, “confunde” al mundo y a media asta, e incluso invertida, su bandera le rinde honor únicamente a la infamia que deja el enfrentamiento a muerte entre colombianos y a la proterva corrupción, religión e insignia de nuestros acaudalados gobernantes.

Con sangre escriben unos que la Policía Nacional (PONAL), el Ejército de Colombia y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la PONAL arremete sanguinariamente a quienes solamente protestan pacíficamente; con tinta subrayan otros que la fuerza pública enfrenta hordas de vándalos encarnizados que de inermes nada tienen.

Con tinta informan unos que el ESMAD hostiga violentamente la marcha estudiantil vulnerando el sagrado derecho a la protesta, con sangre escriben otros que las fuerzas del orden disuaden y levantan bloqueos criminales que están desahuciando y desabasteciendo a un país entero.

Todas las aristas pueden ser válidas porque son penosas realidades no siempre adversas sino coetáneas de la misma cara de la moneda. Negar que por parte de la fuerza pública (ESMAD) ha habido excesos, sería insultante. Tan perverso como sería negar que la marcha pacífica ha sido infiltrada por catervas de desadaptados cuya única consigna es ver a Colombia incinerada.

No escribo más porque de estar empuñando la pluma con el coraje que lo estoy haciendo, ya dejó de segregar tinta para empezar a brotar sangre…

 

De tinta sangre se viste mi país,

De tinta sangre se envanece desde la raíz…

 

 

 

 

 

 

(Visited 277 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Abogado, amante de las letras. Un escribano a merced del lector exigente.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

A partir de este último viernes han aparecido diversos artículos en(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar