Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“Jefe de campaña”

Como “jefe de campaña” de Gustavo Petro, hay que reconocerlo, Álvaro Uribe Vélez ha sido extraordinario..

Le ha abierto espacios y cedido ventajas en su ansiosa carrera hacia la Casa de Nariño, que ni el mismo Petro, creo, pudo haber llegado a imaginar, jamás.

¿O quién a estás alturas sería capaz de negar lo fundamental que ha sido Uribe en el ascenso del petrismo en las encuestas de cara a los comicios presidenciales?

Desde su segundo gobierno y mucho antes, empezó el declive de Uribe, que no ha hecho otra cosa que cebar las recalcitrantes aspiraciones del petrismo por llegar al poder “supremo”.

Gustavo Petro y cía. hoy están, probablemente, más cerca que nunca de abrazar las espesas mieles que impregnan el “honorable” Palacio de Nariño, gracias, en gran parte, al hastío, sinsabor y decepción que el uribismo ha dejado a su paso en 20 años de gobierno, teniendo a Álvaro Uribe Vélez como el principal mentor y adalid de tal desmoronamiento.

Un hundimiento incesante de un nombre que, lejos de producir en el pueblo colombiano lo que llegó a producir a principios de siglo XXI, hoy se asocia inescindeblemente a malas prácticas politiqueras; artificios, ambiciones, codicias, amiguismo, investigaciones judiciales y señalamientos a granel que se remontan a mucho antes de llegar por vez primera a la presidencia de la república. Señalamientos que no son objeto de esta columna, empezando porque el país no necesita (eso creo) que cada semana le estén recordando las razones por las cuales la imagen del expresidente y la de su partido están hechas trizas. (Como buen expresidente de Colombia que se respete, claro está. Y como todo partido político existente: degradado hasta más no poder).

Qué harto es hablar de cómo Álvaro Uribe Vélez ha venido de más a menos. El tema ya de por sí hace brotar pústulas gigantes.

Y no solamente él, el uribismo se ha ido al garete. Casi que “a diario”…nos topamos con escándalos de corrupción al interior de esa colectividad, un nuevo caso de “pillaje” aparece de la nada, asociaciones paramilitares, indagaciones por doquier, ¡en fin!… la “extrema” derecha en Colombia, en menos de una década, perdió por completo -y no creo estar exagerando- todo lo que había ganado. Sus glorias se volvieron infamias, sus conquistas se volvieron vergüenzas, su orgullo se volvió ignominia y la construcción de sus proyectos se volvió la degradación de sus valores.

Magistrados, congresistas, gobernadores, alcaldes, diputados, concejales, en fin, un sinnúmero de sus esbirros colgados del mástil de la oprobiosa “picota pública”.

Mejor dicho, nada que envidiarle a otros partidos políticos cuya reputación no puede estar más deshonrada.

Así las cosas, si Gustavo Petro llega a la primera magistratura de la nación, agradecerle al desdeñado uribismo una vez se ponga la roída banda presidencial, no sería descabellado, en absoluto.

La derecha en Colombia en aras de salvaguardar un activo tan importante como indiscutiblemente lo es la Seguridad – en mayúscula-, ha “sacrificado”, “pulverizado”, mejor, otros valores sumos, no menos trascendentales y valiosos para un Estado que se precie de ser “democrático, social y de derecho”, como la Honestidad, la Transparencia y el Equilibrio. Y por eso, todo indica, miles, millones tal vez, están decididos a cobrárselo al uribismo definitivamente en las urnas. Dándole la oportunidad a una izquierda que por supuesto también ha sabido y ha demostrado qué es gobernar “con las patas”. Y caer bajo, muy bajo.

Qué desgracia.

Corolario de lo anterior, Petro y sus “hordas”, a pesar de su desgastada reputación, sus batallas perdidas, sus salidas en falso y lo mal acompañado que pueda estar, tiene en esta ocasión su gran oportunidad de alzarse victorioso, incluso en primera vuelta.

Cuán fabuloso sería que pudiera haber una tercera opción; fortalecida, sólida y posible, que se apartara del ambicioso y funesto “bouquet” de la derecha y el pestilente “amargor” de la izquierda.

Una tercera opción que no llevara consigo la decadencia de reelecciones pasadas y el trasnochado estribillo del “mano firme, corazón grande”; ni el pestilente sabor del “perdón social” y el espanto de la “Primera línea”.

Pero, desgraciadamente, no existe.

¿O sí?

(Visited 1.161 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Abogado, amante de las letras. Un escribano a merced del lector exigente.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Llegar a vivir a una ciudad nueva es un reto desde(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

16 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. En su análisis no hay objetividad sobre el uribismo. Pasa que en la ciudad olvidaron el trabajo del expresidente Uribe, en las veredas, pueblos sitiados por la violencia y que hoy puedan andar no, tan libremente por el mal proceso de paz de Santos, no olvidan el trabajo del uribismo. Los jefes de campaña de Petro son los medios de comunicación. Si bien informan también desinforman y de qué manera.

  2. Según la narrativa de la izquierda marxista, todo lo que no sea ellos es uribismo. Trampas, marrullas y corrupción han tenido cabida en todos los gobiernos. No veo por qué un gobierno de “izquierda” vaya a ser diferente si està compuesto de los mismos que saltan de partido en partido y cambian de discurso todos los días. Lo que cambiarà serà el leguaje, que será más agresivo y cínico, tipo: “Si. Ya tengo plata pero es normal cobrar recursos que son para los más pobres, y qué”. Cuando haya protestas ya no habrà SMAD, se llamarà, por ejemplo, “cuerpos populares se control democràtico”, y esos si podrán reprimir como se les antoje a los manifestantes y naturalmente ninguna corte nacional o internacional dirá nada. Cualquier denuncia sobre saqueo y corrupción será catalogada como “intentos de la oligarquía por frenar el desarrollo de políticas sociales que llevaràn la felicidad al pueblo”. Por mi parte no votaré por ese populismo.

  3. ceturamon@hotmail.com

    Totalmente en desacuerdo con este autor, por lo siguiente: Petro fue un pésimo Alcalde de Bogotá y si en ese momento logró ser elegido, fue por la división de la Centro Derecha, y será un Presidente oscuro, si llegaré a ganar, por la tibieza de Fajardo y del Ingeniero Rodolfo, quienes se han vuelto un estorbo y viven generando también la división de los del Centro y la Derecha, y restándole votos a Fico, quien de no ser por esta división, podría ganar en la primera vuelta presidencial. Ese Fajardismo..”que destila el autor”..le está haciendo daño a nuestra democracia…nada tiene que ver Uribe con ello..falso.

  4. ferchofernando

    Aunque finja objetividad al final destila fajardismo. Yo, con 71 años, no recuerdo que la izquierda haya gobernado al país y que, como dicen los sectores de derecha, Petro sea el autor de todo lo malo que le ha pasado al país.

  5. Colombia 🇨🇴 Se Asoma a Un Abismo✔️Gustavo Petro es Una Letrina Tóxica ✔️Su Pacto es Nauseabundo✔️Criminales✔️Terroristas✔️NarcoComunistas✔️🟣Dime Con quién Andas y Te Diré quien eres, Colombianos🟣Por Lo Demás el Futuro de Colombia está en las Manos Del Pueblo🟣

  6. El grueso entendido del artículo relacionado con la panorámica del país en pleno fragor de la campaña por el primer cargo de la nación, deja entrever al final, que socarronamente el escritor destina todo su incriminación hacia el uribismo, cuyas notas no son tan desacertadas, pues el transcurso del tiempo así lo impone, le da palo a la derecha y a la izquierda, y al final le pregunta al lector quién será el redentor que salve la patria, respondiendo de inmediato que ése no es otro que FAJARDO. Hábil pero mal disimulado.

  7. No no existe y si el uribismo que llaman esta de capa caida Petro no es nada mejor un pacto de hampones que van a raspar la olla y con una guerra civil en ciernes, ese anhelo de una 3ra opcion maravillosa y perfecta no sirve para nada muy sesgada la columna atribuyendole 20 años a uribe cuando santos hizo lo que quiso por 8 y Duque finalmente no termino siendo el titere que todos creian y lo digo por la reforma tributaria que no fue y que uribe pidio no presentar sabiendo loque iba a hacer la izquierda violenta y aesina

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar