Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En este sistema nos hacen creer que solo existe una sola manera de hacer las cosas y que si no lo hacemos como nos han dicho que lo debemos hacer, entonces la vida nos castigará o el mismo sistema nos mostrará que hemos caído en un craso error.  Nos han llenado de miedos a través de las diversas religiones con la culpa, castigo, pecado y la idea de que solo hay unas maneras, específicas y de corte reglamentario, de hacer las cosas y un “deber ser” dado por medio del sistema y el pertenecer a una sociedad.

Por tanto, aquel que es soltero se cuestiona el estarlo o aquella que no tiene hijos cree que ha cometido un sacrilegio porque no le dio la oportunidad a una nueva vida. Incluso su familia, amigos y sociedad la señala haciéndole ver que su obligación como mujer es tener hijos y, así sucesivamente, nos hacen creer que hay una única forma de hacer las cosas “correctamente” y que esa particular manera de hacerla tiene que ser desde los parámetros de sostener y mantener un sistema, el cual, si miramos con cierta reflexión tiene una estructura piramidal y de un status quo que requiere un establecimiento de orden, reglas, familia y trabajo rutinario para mantenerse en el poder social y económico.

Así que nos crean miedos y nos hacen pensar que si no trabajamos durante 30 a 40 años no podremos tener un ahorro que nos sostenga en la vejez, ya que la jubilación se da a nivel mundial en su generalidad entre los 62 a 65 años.  A esas edades solo nos queda, con suerte, para disfrutar de la pensión durante 15 años, ya que todo depende de cómo hayamos cuidado la salud y que nuestra genética sea lo suficientemente buena como para que podamos gozar de salud hasta los 80 años y, entonces, nos dé tiempo de disfrutar alguna caminata o un viaje.

Mientras que millones de personas se repliegan a una vida rutinaria en la que su tiempo le pertenece a alguna empresa, aquellos que son dueños de los fondos de pensión ponen en riesgo (en la bolsa de valores) los recursos que mes a mes las personas “ahorran”. Los individuos creen que tendrán al final de sus años un dinero que les permitirá vivir con dignidad, sin embargo, la inmensa mayoría obtendrá una pensión básica para sobrevivir, lo cual nos debería poner a reflexionar sobre otras formas de construir un ahorro a través de inversiones o negocios que generen recursos, mes a mes, para tener una vejez digna, una vida de gozo y plenitud, ya que al Estado y, sobre todo, a los Fondos de pensiones privadas no parece importarle el bienestar de sus ciudadanos sino su enriquecimiento a costa de la vida y trabajo de las personas. Un ahorro real que nos permita retirarnos de trabajar antes de llegar a la vejez para así disfrutar, realmente, de los años de trabajo.

(Visited 559 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Narradora, poeta, columnista, docente y editora colombiana. Licenciada en Humanidades con énfasis en Lengua Castellana. Postgrado en Creación narrativa de la Universidad Central. Su obra Caen cenizas sobre la ciudad fue publicada por la editorial chilena por Conhueno (2021). Finalista en el Concurso de poesía Nueve editores con la obra Después de la nada (2021). Premio Internacional de Poesía, Rostros para autores con un rostro. Accésit, con las obras Ninguna tierra me habita Y sin embargo soy (2018). Ganó el concurso de cuento Estímulos a la Creación Artística con el libro Parajes inesperados. Ganó el segundo puesto en el II Concurso Nacional de cuento El Túnel (2011) con el texto A la deriva. Finalistas en el Concurso Nacional de Cuento La Cueva con el texto Mañana será otro día (2012). Publicó Somos náufragos (2013). Actualmente, columnista de un blog en El Tiempo, periódico de Colombia y colaboradora del Portal Cultural Quira medios. Algunos de sus textos literarios han sido publicados por El espectador (Colombia) y el periódico Co latino (Salvador). Publicó poemas en la Revista Datura del Salvador (2014) y en la antología poética latinoamericana del Salvador (2015) y en la Antología Lo que mora cerca del origen, XXI Encuentro Internacional de poesía Cereté (2015), Co Latino, suplemento tres mil, El Salvador (2015) Puesto de Combate, Colombia (2015). Cuento Publicado en Antología 35 TEUC (2018). Poema El llanto de los perdidos publicado en el Periódico El Espectador (2016). Sus obras Ninguna tierra me habita y Y sin embargo soy fueron ganadoras del Premio Internacional de Poesía Rostros para autores con rostro (2018). Ha participado en diversos Encuentros de Poesía, que se han dado en: Tabio, Facatativá, Venezuela, Bogotá, La Habana, Cereté, El Salvador, entre otros. Ha sido columnista en el Periódico Eco Latino (Salvador) y en el periódico El Mañana en México.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_7723" align="aligncenter" width="950"] Marchas por la educación pública en la(...)

2

Tras la consagración del cineasta mexicano Guillermo del Toro, quien ahora(...)

3

Todo turista nacional o extranjero siempre llega a Santa Marta con(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Muy de acuerdo con esta opinión. Agregaría, además, que tras esa manipulación mediante el miedo, la educación no está orientada a que el individuo tenga libertad sino dependencia en todo sentido, en salud, por ejemplo. El sistema educativo debería contemplar la formación económica desde la infancia, como sucede en otros países que ha alcanzado grandes desarrollos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar