Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hoy América Latina es Colombia. Argentina es considerada “el rival a vencer” (en términos antropológicos “el otro” construido). A la que todos le quieren ganar. La selección albiceleste es la adversaria principal de Uruguay, Brasil, Chile y Paraguay. Con todos esos países comparte frontera y al enfrentarlos dentro de un campo de juego ha labrado duelos particulares que se reavivan torneo tras torneo.

Dos símbolos del fútbol mundial. Dúo icónico de Argentina y Colombia: Maradona y el Pibe Valderrama

Dos símbolos del fútbol mundial. Dúo icónico de Argentina y Colombia: Maradona y el Pibe Valderrama

Las identidades (eso que nos define, lo que se considera esencial) solo son posibles a través de alteridades, de otro que nos contraste y del que nos diferenciamos. Mi tesis es que la falta de un rival fronterizo- geográfico con el cual diferenciarse (un ejemplo de ello es el juego de poca emoción del Bolivia- Perú en cuartos) hizo que se construyera una admiración por la nación de la región más potente en su estilo de juego y en la exportación del mismo: Argentina; embeleso que con el paso del tiempo, por la universalización-mediatización-globalización del fútbol, se fue reconfigurando en rivalidad de un solo sentido: de “nosotros” hacia ellos.

Baste como evidencia los comerciales de televisión futboleros en cada país de Sudamérica (y amplio el mapa incluyendo la progresiva tensión balompédica con México) que presentan siempre la misma historia: los colores del equipo –y los hinchas- a los que le ganamos y de los que nos burlamos son una parodia de los argentinos. Los colores de la bandera de Di stéfano, Maradona y Messi. Ese deseo de vencerlos se agiganta en virtud del estereotipo porteño que exagera la arrogancia bonaerense.

Esa rivalidad no se devuelve. Argentina privilegia dos adversarios: Inglaterra y Uruguay. En el último tiempo agregó a Brasil. El primero por razones geopolíticas (las Malvinas), el segundo por proximidad cultural, geográfica y competitividad misma. Con Brasil la rivalidad es más reciente y se fue calentando hasta presentar expresiones como “El Brasil decime qué se siente” de la pasada Copa Mundo 2014 en dónde no se enfrentaron en campo, pero si a nivel simbólico.

¿Y Colombia? Admitámoslo. Rindámonos a las evidencias: antes del profesionalismo ya había argentinos jugando para equipos colombianos y varios de ellos estrenaron la liga nacional en 1948; pero fue desde El Dorado donde su significativa presencia creó una escuela que Pékerman emblematiza hoy día: sólo en los cinco años de El Dorado (1949- 1954) mal contados hubo 600 extranjeros jugando en Colombia, de los cuales ¡al menos 300 eran argentinos! De hecho nóminas completas como el Quindío de 1951 fue integrada en su totalidad por compatriotas de Gardel.

Desde entonces miles de argentinos han pasado por el país dejando huellas de disímil factura. Estoy en el conteo, que ya pasa los 2.000 futbolistas albicelestes que vistieron camisetas de clubes criollos, lo cual convierte a nuestro país en uno de los más “argentinizados” que existen en materia del fútbol. Así ¿cómo negar sus enseñanzas e influencia? ¿Cómo desligar el desarrollo colombiano de la tutoría de la margen occidental del Rio de La Plata?

Eso en todo nivel: clubes, selecciones, periodismo (primero la escuela de El Gráfico y ahora la de Fox Sports) y ahora de aficiones (el modelo de “el aguante”)… negarlo, insisto, además de desmemoriado es soberbio.

Por eso el cruce de cuartos de final entre Argentina- Colombia es tan atractivo. Él entraña la rivalidad (desde Colombia hacia Argentina) del aprendiz que sigue luchando por la emancipación iniciada con el 5 a 0. Pero también es la celebración de una hermandad, de una historia común, de una sensibilidad lúdica e idiosincrática que ratificará la importancia que el fútbol sigue teniendo para integrarnos como latinoamericanos.

(Visited 1.014 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

David Quitián es padre de Luna, seguidor de la "Mechita", latinoamericano hasta los tuétanos y sentipensante de la Colombia profunda. Es sociólogo y magíster en antropología de la Universidad Nacional de Colombia y PhD en antropología por la Universidad Federal Fluminense (Brasil). Sus trabajos más destacados indagan sobre los cruces del deporte, las identidades/alteridades y las violencias. Se desempeña como investigador y profesor universitario en Villavicencio. A Quitiman lo puede seguir en Twitter en @quitiman

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hasta hace menos dos años Anna Allen era en España esa(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. cristhian422716

    Que realidad!, es hora de ver este cotejo con madurez y ver como el equipo adquiere mas experiencia, apoyar al proceso de Pekerman y el de los muchachos y ser mas objetivos. Se esta iniciando un nuevo ciclo y la Copa América es un excelente inicio para observar que mas talento podemos tener.

    Gracias por escribir cosas diferentes

  2. tiene razón el blog en cuanto a que la rivalidad es de nosotros hacia ellos. También es cierto que 50 años de que ellos vinieran a jugar en el dorado, ya practicaban el fútbol de modo profesional. Lo que no se comparte es la idiosincrasia. Tenemos el folclor caribe, mientras ellos tienden a ser más atemperados

  3. agustinvelasq0626

    Que buen blog David; muchas gracias!
    Supremamente bien explicado y ajustado a la realidad futbolera de nuestra region y de nuestra Colombia.
    Esa misma busqueda e emancipacion es la ue nos va a ver victoriosos esta tarde poreu puede que Colombia haya jugado poquito con Peru y nada con Venezuela.. pero nos ponen a los Agentinos o Brasileños y somos una tromba… y esta vez si hay con que; si se la creen los de James hay con que.
    Esta tarde vamos a ganar!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar