Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

–        ¡Ya te llamo, ya te llamo! –me dijo, afanado, mi papá, cuando me contestó el celular.

–        ¿Dónde estás?

–        Voy en un taxi.

–        ¿Entonces por qué me dices que me llamas después?

–        ¡Estoy en una conversación muy interesante con el señor y ya voy a llegar!

Con una sonrisa cómplice, me despedí lo más rápido posible.

Más tarde, sentados almorzando, mi papá me habló de la conversación que tuvo con el taxista, un hombre de unos cincuenta años que era de Aguadas (Caldas, Colombia), que había vivido casi toda su vida en el campo, y que le había dicho, casi con lágrimas en los ojos, cuánto le dolía saber que los animalitos se estaban muriendo de sed en algunas regiones del país.

–        Me imagino a las vaquitas muriéndose de sed… –se lamentaba.

Le había contado un poco de su historia a mi papá, por ejemplo que su padre era un hombre “demasiado bueno”, que nunca se había tomado una cerveza y que madrugaba todos los días a rezar el rosario, que había sido un agricultor toda su vida y que tenía una historia muy bonita: vivía en un pedazo de tierra muy seco, en donde parecía imposible producir algo para vivir, pero un día, en medio de los comentarios desalentadores de los vecinos, había decidido sembrar maíz, y esa noche había caído una tormenta llena de poder y vida.

Le contaba el taxista a mi papá que él tenía doce años cuando su padre hizo crecer el maíz, mientras se lamentaba por la sed de los animales en ese campo que había abandonado de cuerpo, aunque jamás de alma.

 

www.catalinafrancor.com

@catalinafrancor

(Visited 102 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista colombiana, Magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación como CNN y W Radio, en grupos editoriales como el Taller de Edición y liderando las comunicaciones corporativas de reconocidas empresas. Ha vivido en Montreal, Atlanta y Madrid, y ha viajado por 47 países persiguiendo su sueño de conocer y entender mejor el mundo y la humanidad, y llenándose de inspiración para contar historias. Además de este blog en EL TIEMPO, tiene uno personal que se llama OjosdelAlma, un canal de viajes en YouTube y es columnista de la revista Cronopio. En 2018 publicó su primera novela, El valle de nadie, que actualmente está disponible en Amazon en ediciones impresa y digital. Es, sobretodo, una amante de la humanidad, la naturaleza y los animales, y su sueño es hablar sobre ese amor, con su respectivo dolor, a través de la escritura.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Espejos

    El sol arde sobre la represa de Guatapé. Distorsionamos el espejo que forma el agua al entrar en una(...)

  • Colombia

    Empatía, siempre

    Siempre me dejan pensando las ambulancias a su paso. Me queda una mezcla de angustia y esperanza. Angustia por(...)

  • Colombia

    Celebrar la abundancia

    [gallery size="medium" ids="814,812,813"] En Colombia somos ricos, el problema es que nos matamos. Nos despertamos cada día en medio(...)

  • Opinión

    Ventanas en la distancia

    [gallery columns="2" size="medium" ids="804,805"] Un pájaro carpintero acaba de construir su casa en un árbol frente a nuestro balcón:(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La más reciente tragedia registrada es la del ingeniero Camilo Restrepo.(...)

2

Para el profesor Kahneman, a quien mencionamos en la entrada anterior,(...)

3

Los proyectos ambientales en las organizaciones son una prioridad para la(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar