Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hay cosas a las que, pese al paso de los años, aún no logro acostumbrarme. Por ejemplo, cada vez que le gusto a una mujer, especialmente a una especialmente bonita o interesante, me sorprendo. No puedo evitar preguntarme qué ha visto en mí. Y en algún momento tengo que preguntárselo. Pero siempre me responden cosas diferentes, así que sigo sin tener nada muy claro.

Aún más curiosidad me causa que la gente esté interesada en las cosas que escribo. Nunca he publicado nada, salvo algunos artículos de poca importancia en periódicos o revistas. No tengo novelas guardadas ni obras de teatro inéditas. Puede que sea el culpable de perpetrar algunos cuentos, pero muy pocos saben de su existencia.

Sin embargo, cada vez que escribo algo y lo vuelvo público, en la red, entre conocidos, surgen de repente frases positivas. Me explico: nadie me ha dicho jamás que me voy a ganar el premio Nobel, ni que mis escritos deberían estar en las listas de los más vendidos. Lo que me causa un poco de sorpresa es que no suele haber quejas. Tal vez algún consejo sobre un párrafo que sobra, un error de digitación, un adjetivo mal usado. Nunca un mensaje anónimo de alguien indignado por el contenido, o una crítica despiadada a la forma.

Y de nuevo, vuelvo a asombrarme de que alguien se tome el trabajo (o el placer o lo que sea) de sentarse a leerme un rato. Todo eso me provoca no sólo un sentimiento de incredulidad, sino una agradable satisfacción por todo el cuerpo, y un gusto algodonoso en la mente. No me imagino como se sentirá ser autor de algún libro. Debe ser como tener varios orgasmos seguidos y con la ropa puesta. Pero mejor.

Así que ahora, después de cumplir seis meses con este blog, y no recibir más que comentarios positivos, quiero agradecer a mucha gente. Algunos con nombre propio: Ernesto Cortés, que vino con la idea, hace tiempo, en una tarde de cañas por Madrid. Andrés Rojas, que me incitó a volver a las letras, y Olga Morales, que puso todo en marcha (incluso mi ánimo).

Quiero agradecer a El Tiempo.com, por el espacio, y a gente fantástica que trabaja allí, intentando innovar en los esquemas de internet pese a la compleja estructura administrativa y empresarial en que se ha convertido la Casa Editorial.

Yo sé que no es demasiado. El blog es poco más que una balsa de letras e ideas perdido en un océano de contenidos en internet. La mayoría de la gente, entre los que se encuentran bastantes de mis conocidos, ni siquiera sabe que existe. Pero yo lo aprecio enormemente, porque ha sido un aliciente en momentos terriblemente difíciles a nivel personal, cuando había perdido el rumbo de mis ideas tras un inútil, doloroso y decepcionante abandono que trastocó mi vida y destrozó mis emociones. Pero eso ya no importa.

Lo que sí importa es este pequeño agradecimiento a todos los que una o muchas veces han pasado por aquí para echar un vistazo, dejar un comentario o compartir estos textos con sus amigos y conocidos, en Facebook o en Twitter o por correo. Cada uno de ellos, cada uno de ustedes, me ha hecho un poco más feliz.

Y no encuentro mejor manera de retribuirlo que seguir escribiendo.

De cañas por Madrid


Suscríbete al blog
De cañas por Madrid



Sígueme en Twitter
camiloenmadrid

Entradas anteriores

(Visited 66 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Madrid es mi ciudad adoptiva, sitio de todos y de nadie, capital del Reino, moderna y tradicional, canalla y noble, llena de maravillosas historias, lugares y personas sobre las que me gusta escribir. camiloenmadrid@gmail.com

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Decía Hectiñor a sus amigos —¡Ojo! No se les olvide, que(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Hola, Juan Camilo, soy compatriota tuya y vivo en Barcelona,no hace mucho tiempo. Soy de las desconocidas q leen tu blog y nunca te escriben. Y realmente, me gusta como captas la cotidianidad de la vida en este país tus vivencias desde esta cultura y la nuestra. Me he identificado en muchos aspectos como inmigrante, sobre todo con el asunto del CAFE….bueno y lo del tinto en la U… , el voceo,….oye escribe sobre el caracter del español (como son de directos al decir las cosas y lo extremadamente pulcros), parece q no nos entienden cuando les hablamos en castellano latino(asi llaman nuestro acento), y en todo lo q nos diferenciamos y a la vez nos parecemos. Mira, tu tambien me animas a buscar y leer blogs….. Y gracias a ti!!!. Besos.

  2. Yo te lo he dicho desde hace años Camilo. Eres bueno escribiendo. Y la verdad me alegra ver que te estás despertando de ese “Comfortably Numb” para entretener a tu manera. Si te das cuenta siempre te ha gustado entretener y este blog es maravilloso leerlo y releerlo. Ayer precisamente a otro amigo llamado Camilo le leí tu última entrada. Y la semana pasada le leí otra a una amiga. Vale la pena. MFP también fue y es un blog muy entretenido y, aunque no tiene nada que ver, ese estilo de escribir, ese humor ácido que sale con una impresionante sutileza, ese sarcasmo y esas ganas de investigar cosas que sólo la gente busca cuando hace tesis, muestran lo buen periodista y escritor que eres. Ojalá sigas mucho, mucho más tiempo y no bajes la guardia, porque muchos de los que estamos alrededor comenzaríamos pedirte a gritos un artículo más. Gracias. En serio que si.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar