Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Fabián Salazar Guerrero*

 

Como adultos hemos sentido varias veces que nos duele “algo” cuando los otros no nos dan el lugar, la atención o el reconocimiento que creemos merecer, y comenzamos una guerra interna de rabia, de reclamo, y hasta de venganza. Sentimos que nuestro orgullo ha sido lastimado y que otro es el culpable. Este escrito no trata de la conveniencia o no del orgullo, sino de ayudar a superar el dolor que se produce cuando éste nos desborda y nos roba la tranquilidad.

Por ejemplo, en esta lógica de defender nuestro ego sucede que, en ocasiones, nos empecinamos en luchas en las que los únicos golpeados somos nosotros mismos. Preferimos perder personas, momentos, oportunidades de ser felices, solo por demostrar que teníamos razón, así no la tengamos.

Mantenemos posiciones, opiniones y relaciones incomprensibles, de las cuales no estamos dispuesto dispuestos a ceder, a iniciar de nuevo, o a pedir disculpas. Nuestro orgullo lastimado nos lleva a decir y hacer cosas que hacen sufrir a las personas que queremos y luego de habernos metido en un laberinto de odios y de resentimiento, no sabemos qué hacer para salir.

Cuando nos sintamos atrapados por ese dolor que causa el orgullo, podríamos intentar las siguientes acciones que nos ayudarán a ir por un camino de amor sanador.

  1. Ayudar a los demás. La vida nos demuestra que por naturaleza somos iguales, que sin distinción sentimos miedo, dolor, alegría, esperanza, deseo de cuidado y protección, y que todos necesitamos de los demás. Es por eso que bajar la guardia del orgullo y ayudar a los otros, sin soberbia, nos recuerda que la vida da muchas vueltas y que lo que sembremos hoy en socorrer, consolar o sanar al prójimo, la existencia nos lo devolverá multiplicado en bendiciones.
  2. Descubrir la gratuidad. Las maravillas de cada día nos llevarán a preguntarnos: ¿cómo ser altivo ante tanta riqueza y abundancia que nos rodea? ¿cómo creernos superiores cuando simplemente somos pasajeros? Y ¿cómo no reconocer que lo realmente valioso de la vida no se puede comprar? Todo es prestado, hasta la vida misma, por eso cada día es un verdadero regalo que merece ser agradecido y disfrutado.
  3. Sencillez de vida. Sencillez es la actitud de ver las cosas en su justa medida, para reconocer que todo tiene solución, que todo tiene su momento y que todo tiene su importancia. La sencillez no corresponde al menosprecio de uno mismo, a la simpleza de mente o al empobrecimiento de la dignidad; al contrario, es reconocer que nuestro valor se mide, no por lo que tengamos, sepamos o hagamos, sino por lo que somos. Se requiere volver a ser como niños para dejarnos sorprender y gozar de la existencia sin miedo.
  4. Actuar con paciencia y armonía. Dejar el dolor de orgullo es intentar ver a los otros con los ojos de Dios y sentir compasión y conmoción más allá de las apariencias. Es aprender a tener paciencia con las luchas que están viviendo los demás, es responder con ecuanimidad, profundo amor y dulzura a las palabras y las acciones que los otros hacen. Es reconocer que todo es más fácil cuando no tomamos las reacciones de los demás como si fueran ataques personales y cuando sabemos perdonar los pequeños inconvenientes de la vida cotidiana sin dejarnos llevar por el rencor o la amargura.

Entre el orgullo y el amor nos encontramos todos, está en nosotros mismo decidir qué camino nos puede dar más felicidad.

Muy invitados a suscribirse al blog, a dejar sus opiniones y divulgar este espacio de opinión de diálogos espirituales entre sus redes sociales. Gracias.

 

*PhD. Doctor en Teología. Asesor Espiritual. Director Fundación INTERFE.

 

Seguimos en contacto en

Email: teologosalazar@gmail.com
Twitter: @teologosalazar
Instagram: fabiansalazarguerrero

(Visited 1.232 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

El teólogo Fabián Salazar Guerrero, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de diversas denominaciones religiosas, visitando varios países y compartiendo enseñanzas con líderes de diferentes tradiciones espirituales. Su labor como consultor, junto a su reconocida trayectoria como investigador y profesor Universitario de Teología, le ha permitido acompañar procesos de integración interconfesional y reconciliación. Actualmente dirige la fundación para el diálogo y la cooperación Intereligiosa INTERFE y se desempeña profesionalmente como consejero espiritual personal y empresarial.

Más posts de este Blog

  • Vida

    Sonreír desde el corazón

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor en Belleza Espiritual. La sonrisa es un estado de corazón que(...)

  • Vida

    Propósitos para el 2021

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor en Belleza Espiritual. Luego de un año, que para muchos fue(...)

  • Sin categoría

    Señales de un cambio espiritual

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor en belleza espiritual. Este año nos ha llevado a cuestionarnos sobre(...)

  • Sin categoría

    Aprendizajes de la vida

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor en Belleza Espiritual. Este año pasará a la historia por haber(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Recientemente, el reconocido nobel de economía Paul Krugrman publicó en su(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar