Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No se trataba de una copa internacional pero que el Atlético Bucaramanga saliera del barro después de siete años da un poco de alegría. Algo cambia. Se descarga una especie de felicidad acumulada. Que pase algo bueno es raro no solo aquí sino en la vida misma. Desde que uno crece pasa más tiempo aguantando golpes y derrotas que festejando victorias, no importa si es en el amor, el trabajo o el fútbol.

Anoche la ciudad se paralizó. Había gente borracha manejando motos con tres personas encima y carros en contravía. Un caos normal para un país en el que pensamos que ganar nos da el derecho de volver mierda lo que se nos cruce. Pero esto hace parte de esa felicidad desbordada de saber que dentro de todo lo que ocurre algo sale bien, por eso festejaron como si se tratara de un campeonato mundial y no de un ascenso a la primera categoría del fútbol colombiano, que comparada con la Premier League es poca cosa. Así duela.

A mí no me gusta el fútbol, no es agradable sufrir o sentir frustración por culpa de otros, pero entiendo el calibre de la celebración porque en Bucaramanga hace rato las cosas no funcionan bien. Esto se está transformando en una Bogotá cada vez más lejos de ‘La pequeña Manhattan’ que mencionaban los políticos y que repetían los medios de comunicación como si se tratara de Mónaco. El tráfico se ha vuelto pesado, la cultura ciudadana se fue para el carajo y la inflación es espantosa. El otro día estuve en Vintrash, un bar en donde cobran $8.000 por una limonada argumentando que son los mismos precios de Medellín, como si acá tuviésemos metro o fuéramos la primera ciudad con mayor empleo en Latinoamérica.

Vivir aquí se ha vuelto caro y aburrido. Uno se enferma poco a poco cuando ve que la misma gente que se cree buena porque va a misa los domingos estaciona el carro en los andenes al frente de la iglesia. De eso hay mucho en Bucaramanga. Todos dicen que es La Ciudad Bonita pero no dan un peso para que funcione. Por eso buscamos cómo sacar pecho por encima de los demás con lo que vayamos encontrando, como el fútbol, pero ninguna ciudad es mejor porque a sus equipos deportivos les vaya bien. De ser así con lo que ha hecho Jossimar Calvo Cúcuta sería como Praga y no el desorden infernal que conocemos.

Un montón de bumangueses se pegaron al triunfo ajeno y gritaron celebrando hasta quedar roncos, otros pusieron el escudo del equipo en el WhatsApp y llenaron las redes sociales con mensajes de orgullo cuando jamás han pisado el estadio –arriesgando su vida al hacerlo-. Por eso es que uno comienza a ver lo malo del asunto, porque ese arribismo se caga todo, hasta un ascenso después de 2.500 días.

 

@jimenezpress

(Visited 619 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Sobreviviente de tres novias santandereanas, catador de dramas cotidianos y fenómeno internacional de la autoayuda.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Mi padre, 'El Japonés'

    [caption id="attachment_933" align="alignleft" width="1024"] Mi padre Rubén Darío Jiménez Pabón, 'El Japonés' (QEPD) 1954 - 2020[/caption] No creo que(...)

  • Opinión

    Todo pierde sentido

    Cuando crecemos la vida pierde sentido y no hablo de existir, que es grandioso, sino de la vida que(...)

  • Vida

    Comenzar de nuevo

    Hoy siento que estoy mejor que hace algunos años y no hablo de la situación económica sino de la(...)

  • Vida

    Gabriela

    Lo  más triste de alejarse de alguien es que se convierte de nuevo en un extraño. Un día estamos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La canasta familiar de los Aguirre Bernal   Un sábado de(...)

2

Una caverna de impresionantes dimensiones ha permanecido escondida entre montañas durante(...)

3

Hay muchos factores que llaman a reevaluar el límite de edad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar