Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Certificarse o no CertificarseEs hora de darle un nuevo vistazo a lo que llamamos en algún artículo pasado la “sopa de letras” y determinar si realmente la certificación en alguna de estas mejores prácticas, marcos de referencia, cuerpos de conocimiento, realmente aporta y si debieran ser un objetivo.

 

Nos remontamos en contexto a las certificaciones en ISO 9000, las cuales se hicieron “famosas” en las empresas en las cuales nos movíamos a finales de los años ochenta, principios de los noventa. Importamos desde Japón, la “nueva manera de mirar los temas de Calidad” impartidas por Ishikawa en oriente y Demming en Occidente.

El certificado ISO9000 se convirtió en un trofeo preciado que certificaba en la empresa que lo exhibiera, que algunos de sus procesos (o toda la compañía, dependiendo de qué se certificaba), cumplían con principios generalmente aceptados que garantizaban que los productos y/o servicios que pasasen por estos procesos, tendrían garantía de calidad.

Tristemente, la mayoría de las empresas que emprendieron el tortuoso camino de la certificación, porque dejamos claro de una vez que cada certificación de estas requiere que se recorra un camino largo y tortuoso para llegar a ella, y obtuvieron el certificado, cesaron ahí la aplicación de estos conceptos. La siguiente validación del proceso de gestión de calidad, por lo general fracasaba, o ni siquiera se abordaba.

El objetivo entonces era obtener un certificado como cumplimiento de algún requisito en particular, mas no había un cambio de cultura que considerara válidos los nuevos procesos de gestión de calidad, ni los beneficios a la compañía de tal manera que cultivara esta cultura y la mantuviera vigente.

Hoy tenemos toda suerte de certificaciones ofrecidas, en ITIL, CobiT, CMMI, Togaf, PRINCE2, ISO20000, ISO21500, ISO27000, ISO14000, entre muchas otras. La duda que surge es si se debe o no propender por algunas o todas estas certificaciones.

Es claro que algunas son “competencia”, como PMI, PRINCE2 e ISO21500. Otras son complementarias como ITIL para la administración de TI (competencia de ISO20000) y CMMI para la adquisición y/o construcción de software. CobiT dice que toma de todas un poco para armar su propio esquema, y compite con ISO38500 en el tema de gobierno corporativo de TI.

No tengo nada en contra de las certificaciones, mas sí del proceso de certificarse porque esté de “moda”. Una de estas “modas” es la certificación como PMP, ampliamente impulsada por el PMI, sin embargo conozco muchos PMP’s que son pésimos gerentes de proyecto, y otros gerentes de proyecto que no tienen la certificación, haciendo una excelente labor. Lo que quiero decir con esto es que la certificación per se, no hace al gerente, ni al implementador, ni al técnico.

Por otra parte, buscar la certificación en UNA de las tendencias, y siguiendo el caso de la gestión de proyectos, con PMI, implicaría, no solo por costo sino por tiempo, dejar a un lado PRINCE2 e ISO21500, otras dos “formas de hacer o de pensar los proyectos”. No veo por qué debamos entonces, tomando la decisión de una sola certificación, cerrar la puerta a los beneficios que nos puedan brindar los otros dos.

Igual sucede con ITIL e ISO20000, con ISO9000 o SixSigma, con CobiT y todos los demás que indican que le aportan a la definición de procesos de CobiT.

Certificarse por certificarse no tiene mucho sentido. Dejar de lado otros marcos de referencia, o metodologías, o cuerpos de conocimiento por “fanáticamente” adherir a alguno en particular solo por la certificación, tampoco hace mucho sentido.

No se excluya del resto de los mundos solo por seleccionar alguno para la certificación. La tarea es ardua e invita a revisarlos TODOS, y tomar de cada uno lo que mejor resuelva su problemática.

(Visited 1.050 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

José C. Daccach (Cali, Colombia, 1960). Más de 24 años propendiendo por el uso y aplicación de las tecnologías de información y comunicaciones en la obtención de ventajas competitivas y aumento de la productividad. Me motiva la constante búsqueda de soluciones simples y efectivas a problemas complejos. En constante búsqueda de soluciones mediante la aplicación del pensamiento inductivo.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Mucho se ha dicho sobre el poema de Amanda Gorman en(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar