Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

uribe
Como bien se sabe, el que ayer era un latifundio hoy es la cárcel que protege a Uribe Vélez. Un cambio que ha hecho de El Ubérrimo un campo sembrado de traumas en el terreno mental y en el sentimental.

En el terreno mental, 1.342 hectáreas sembradas, y 1.333 en el sentimental, para ser más preciso.

Este feudo no se preparó para cambio tan repentino, y de ahí la ruidosa cascada de reproches que ha caído sobre el Centro Democrático.

“Las vacas ya no quieren traer hijos a El Ubérrimo. Temen que la educación que reciban allí los convierta en políticos importantes, y no en ciudadanos honestos”, censuró el vocero de la Defensoría del Ternero Adolescente.

En el coro de los críticos no faltó el rey emérito Juan Carlos I, el número uno del mundo en las artes de la fuga.

“Sé que por despecho Uribe hace algo que no va bien con sus ‘crocs’, y es juntar sus potrillos y aburrirlos con charlas sobre el uso correcto del condón. Hay que ‘fugar’ a Uribe. Y para ‘fugarlo’, con un túnel os basta y os sobra”, increpó Juan Carlos I.

A la larga, el CD descartó el túnel. “Lo que debemos hacer para que la Corte vengadora no alcance nunca a nuestro venerado líder es poner a El Ubérrimo por encima de la Ley y el Estado colombiano”, lamboneó Paloma, quien completó el lamboneo asegurando que todo esto se logrará si se cumple el plan Mi berrido de independencia de El Ubérrimo, que ella misma presentó así:

“Primera acción heroica: la separación de El Ubérrimo de la República de Colombia. Segunda acción super heroica: la conversión de El Ubérrimo en reino. Bajo mi mando supremo las reservas activas del CD ocuparán la hacienda, la separarán de Colombia, y levantarán allí el Nuevo Reino de El Ubérrimo.

Si por la eterna gloria de Uribe consigo perecer en la batalla, ordeno que Adriana Torres, la robusta y abundante monja paisa, sea quien me suceda en la ejecución total del plan y en el mando de las reservas. Luego habrá que llenar el nuevo reino con monarca, dinastía y vasallos.

La dinastía, la de Uribe. El monarca absoluto, Álvaro, cuyas nalgas serán las primeras en honrar el trono, y a quien coronaré luego con el título de Álvaro I.

Los vasallos los aportarán Antioquia, Caldas, Risaralda y Quindío, cuyos habitantes son los más llamados a formar la élite de la servidumbre del rey Álvaro I.

La majestad de Álvaro I quedará así a salvo de la venganza de la Corte colombiana”, terminó Paloma.

“Y la Justicia colombiana, a salvo del chantaje de Uribe”, dice la Colombia buena.

(Visited 306 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

En vida laboral, Hugo Molano Rojas hizo a veces de ingeniero industrial y a veces de periodista. Hoy en día es un ciudadano a sueldo de una de las pocas empresas que patrocinan el último ocio: Colpensiones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hasta hace menos dos años Anna Allen era en España esa(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar