Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El bravo pueblo venezolano padecía hasta hace poco de dos presidentes: Maduro, el dictador, y Guaidó, el interino. Ya no. Mientras que a Maduro le queda, al parecer, mucha dictadura por delante, Juan Guaidó no dio para más interinidad.

Este nunca ostentó el poder; sí varios y muy merecidos ascensos. De líder de la oposición se encaramó a presidente interino; de aquí a presidente encargado; y de presidente encargado a presidente a lo Iván Duque, título este que representa, como ningún otro, al mandatario que no lo es.

A Juan acabaron “renunciándolo”. La Unión Europea le retiró los títulos de mandatario y el contenido humano de la presidencia interina se desvaneció por completo. La oposición del vecino país le ha pedido a Colombia que acoja a Guaidó, sindicado de ser el desempleado del mes.

Duque lo recibirá. Guaidó no entrará a Colombia caminando, y la carretera de Cúcuta a Bogotá jamás lo verá echando pata. Seguirá siendo fiel a lo que se comenta de él en Venezuela: que los pies, en él, están hechos más para pensar que para actuar.

Así las cosas, ¿en qué ocupará su tiempo aquí? ¿Haciendo política? ¿O, por el contrario, en algún oficio que sí exija seriedad, responsabilidad y trabajo?

El presidente Duque despejó la duda: “Aquí lo volveremos diestro en el antiguo y honorable arte del destronamiento”.

Maduro ha dicho que no se irá y que se aferrará aún más al poder si Guaidó continúa usando contra él el verbo derrocar.

“Derrocamiento es un vocablo grosero con el que se busca sepultar mi sensibilidad bolivariana, herir mi dignidad chavista y, lo que es peor, reducirme a mí, ¡a mí!, a dictadorzuelo bananero”, gruñó Maduro.

Tras detectar y entender el gruñido, la Casa de Nariño determinó obrar en consecuencia. Valiéndose de un cerebro ajeno, Duque pensó y trazó el plan: Juan deberá tomar un curso rápido de destronamiento fácil.

La universidad Sergio Arboleda impartirá la teoría, y el Centro Democrático proporcionará el personaje en el que Juan aplicará la teoría y afinará la nueva habilidad.

¿Un personaje del CD? ¿Cuál?

Duque y Guaidó admiten que, para dejar de ser presidentes de mentiritas, deben quitarse antes a los presidentes de verdad que cada cual tiene encima. Guaidó retirar a Maduro, y Duque a…

Desde su primer día de gobierno Duque tenía en mente el personaje en el que el venezolano podría realizar la práctica de destronamiento.

Y así se lo soltó a Guaidó: “Le ofrezco la mejor manera de practicar el arte de echar a Maduro, y es que usted se dedique, en cuerpo y alma, a destronar Álvaro Uribe”.

Si el venezolano logra destronarlo, Duque podrá-creo yo- hacer realidad su sueño de ser -¡al fin!- presidente de Colombia.

(Visited 564 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

En vida laboral, Hugo Molano Rojas hizo a veces de ingeniero industrial y a veces de periodista. Hoy en día es un ciudadano a sueldo de una de las pocas empresas que patrocinan el último ocio: Colpensiones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

[caption id="attachment_1685" align="aligncenter" width="950"] En las calles, en los centros comerciales,(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. emilioramirez0726

    No se, pero nunca vi a Guaido como ese personaje para tomar las riendas en Venezuela, lo vi como una figura referente en caso de que…Me parece que aca los periodistas se exageran mucho, es como designar en futbol un arquero suplente y que este no alcance a jugar, seria motivo de burla?

  2. Eres tú, Noé? Hay dos opciones, Duque dijo quería y no se le alcanzó a escuchar, o tuvo un lapsus por la emoción del momento. Sin misterios. Hace recordar cuando Virgilio Barco recibía a Degaulle en el aeropuerto y exclamó: Viva España.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar