Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cuando las cosas van mal, siempre son susceptibles de que vayan peor. Este parece ser destino del ministro de Defensa, Guillermo Botero, quien desde hace meses está en el ojo del huracán. A pesar de las fuertes críticas de distintos sectores políticos por las repetidas masacres a la comunidad indígena y el asesinato de líderes sociales, él sigue aferrado a un cargo al que, cada vez más, parece “estar pegado con saliva”. Y como si fuera poco, ahora está envuelto en un nuevo escándalo al revelarse  que siete de los catorce dados de baja en un operativo militar en Caquetá, eran menores de edad

Lo peor, es que de no ser por las denuncias del senador Roy Barreras sobre el ataque del ejército en Caquetá el pasado dos de septiembre,  el país no se hubiera enterado de que en el operativo contra el campamento de alias ‘Gildardo Chucho’ murieron ocho menores con edades entre los 12 y 17 años. La explicación extemporánea del Ministro no convenció a nadie. Parecía una réplica de sus otras desafortunadas respuestas como cuando se le preguntaba por el origen de hechos de violencia en alguna región del país y que él atribuyó a “bandas que robaban ropa en patios ajenos”. Ahora su respuesta fue que “se desconocía que en el sitio del operativo se encontraban menores”.

¿Entonces los abatidos no eran catorce disidentes de las Farc como había hecho público? ¿Puede una niña de doce años ser disidente de las Farc? Si el operativo fue producto, como él mismo dijo, de una concienzuda planeación ¿por qué la inteligencia militar “jamás supo” de la presencia de los niños?

Vea: Muerte de niños reclutados en bombardeo, tema en debate contra Botero

¿El Ministro mintió?

Pero vayamos por partes. Las fuerzas militares deben combatir la criminalidad en todas sus formas. Eso, es un hecho que no merece discusión. Pero cuando se habla de que un operativo es planificado, estudiado, consultado y se tienen datos de cuántos están en el sitio de los hechos, no se explica cómo un detalle tan llamativo como la existencia de menores de edad en el objetivo del ataque, no fuese conocido.

Y es entonces cuando viene la mentira. El encubrimiento. Haber ocultado información sobre el real resultado del operativo ya es sinónimo de culpabilidad. “Daño colateral”, podrán argüir algunos, alegando que la culpa es de las bandas criminales que reclutan menores, poniéndolos como carne de cañón ante la arremetida de las fuerzas militares.

Esto nos lleva entonces al punto álgido de que, o sí sabían y bajo el argumento de que eran menores armados al servicio de la criminalidad, siguieron con la operación, sin pensar en las graves consecuencias; o en verdad “la inteligencia” hizo un trabajo a medias que impidió descubrir quiénes eran los estaban ahí.

Y es entonces cuando viene la mentira. El encubrimiento. Haber ocultado información sobre el real resultado del operativo, ya es sinónimo de culpabilidad. “Daño colateral”, podrán argüir algunos alegando que la culpa es de las bandas criminales que reclutan menores, poniéndolos como carne de cañón ante la arremetida de las fuerzas militares.

En la candente plenaria del Senado en que se debatió el bombardeo, el senador Barreras aseveró que “…a  los colombianos se les ocultó esta información. En septiembre 2 del 2019 dijo el Ministro de Defensa, aquí presente, que son 14 los delincuentes muertos en desarrollo de las operaciones militares en el Caquetá contra las disidencias del GAO residual: 14 los delincuentes muertos. Nunca se dijo nada de los siete menores”. El Senador recalcó que los cuerpos jamás fueron vistos porque los presentaron envueltos en bolsas negras.

¿Acaso sí sabían que los niños estaban ahí? La respuesta parece tenerla el Procurador de Puerto Rico, Caquetá, Herner Carreño, quien afirmó que desde antes del operativo había advertido que tres niños fueron utilizados y reclutados forzosamente en zona rural del municipio de Puerto Rico, en el corregimiento de Lucitania. Esos tres están entre las víctimas. Así que Mindefensa debía saber que, por lo menos tres menores, estaban en el sitio.

Cadena de escándalos

Este nuevo escándalo estalla después de los duros cuestionamientos al Ejército y al Ministro Botero, por el asesinato de Dimar Torres, ex militante de las Farc y campesino en Norte de Santander, baleado a quemarropa por el cabo Daniel Eduardo Gómez Robledo, quien estaba bajo las órdenes del teniente Jorge Armando Pérez, que comandaba el batallón de Operaciones Terrestres No. 11. Sobre este suceso, que han denominado como “un crimen de Estado”, el Ministro aún no ha podido dar las respuestas necesarias, en medio del ocultismo con que se han manejado los hechos. A esto se le suma el reciente asesinato del  campesino y defensor de Derechos Humanos Flower Jair Trompeta Paví,  en la vereda La Laguna, en zona rural de Corinto, Cauca, y los numerosos asesinatos de líderes sociales en el país.

No mengua la violencia en Colombia. Y la respuesta del Ejército se ve empañada por circunstancias que ponen en duda  su efectividad, mientras que arrecia la incertidumbre sobre asesinatos selectivos, muchos de ellos “anunciados” por las propias víctimas, a los que el Estado no ha podido proteger.

Le llegó la hora a Botero. La hora para que dé un paso al costado y abandone un cargo que le quedó grande.  A pesar de las explicaciones –insuficientes—y de sus estadísticas con que trata de convencernos que se está ganando la lucha contra la delincuencia organizada, ha demostrado que no es el hombre para ese Ministerio.

La muerte de los menores, ocultas en el informe del cuestionado operativo, el mismo que según el Presidente Duque fue “estratégico, meticuloso, impecable con todo el rigor”,  ya es un síntoma alarmante de cómo se está manejando la estrategia militar. Y querer justificar las muertes como producto del “daño colateral” al combatir a las bandas criminales, nos hace pensar que cosas peores están por venir.

(Visited 2.186 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Mi estilo narrativo tiene una identidad lograda a través de 35 años de ejercicio del periodismo y de la docencia universitaria. Me desempeñé durante nueve años como Jefe de Redacción de El Heraldo. Actualmente soy columnista del portal web Zonacero.com de gran lecturabilidad en la costa caribe colombiana y me desempeño como Profesor de tiempo Completo de la Universidad Autónoma donde dirijo, además, la Escuela de periodismo Álvaro Cepeda Samudio de la misma institución, una actividad extracurricular que pretende formar un semillero de nuevos periodistas con los estudiantes que tengan más vocación para ello.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Recientemente ha empezado a calar en redes sociales la idea de(...)

2

El "nido vacío" es un término que resuena profundamente en quienes(...)

3

Con los atardeceres multicolor que se han visto estas semanas en(...)

11 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Muestrenos señor Saad un blog o un artículo suyo condenando la llegada al congreso del ‘carnicero de Bojayá’ , muestrenos su desaprobación a que los delitos sexuales contra los menores en el conflicto hayan quedado impunes…Los ‘pacifistas’ como usted tildaron de guerreristas a quienes exigimos que los crimenes contra los menores no quedaran en la impunidad (reclutamiento forzado, delitos sexuales, etc).
    A muchos de esos menores nunca los devolvió las farc y ustedes lo aceptaron.
    Es muy triste la muerte de niños y adolescentes pero es más triste que su muerte sea utilizada politicamente para atacar a un gobierno y eso es lo que está pasando.

  2. jeimypenuela1001

    el sr Botero, creyó que estaba manejando a consimex zona aduanera, donde fue gerente y hacia lo que se le daba la gana, desde intimidar a sus funcionarios, con echarlos sino participaban de sus políticas corruptas tales como, sobornar a los gerentes de carga aérea, con almuerzos y fastuosas anchetas navideñas para que le enviaran carga a la zona aduanera . darles costos celulares, los pioneros las famosas panelas, a costo del salario, con el cuentico que necesitaba saber adonde estaba el empleado . es un tipo que tiene como conducta la mentira, el engaño, estamos seguros que un psicólogo se daría un banquete frente a las conductas de este siniestro personaje.

  3. jhosepshalaiv0523

    Señor Columnista, si usted llega a encontrarse con 7 menores, con 7 fusiles, No se preocupe, son solo niños jugando con calibres 5.56 o calibre 7.62 que pueden atravesar chalecos antibalas. Miren la verdad la idea de que se los lleven a la fuerza me enoja, pero una vez adentro y adoctrinados son hasta mas peligrosos que los mismos guerrillos antiguos, ahora para hablar y criticar, seria bueno que hubiesen estado en la guerra a ver si la forma de pensar les cambia, pero algunos creen que las cosas son muy faciles si haber siquiera estado en los zapatos de un militar.

  4. Cuando se denunció que las farc no habían devuelto a los miles de menores que tenían en sus filas, Santos y muchos periodistas como el señor Saad o guardaron silencio o dijeron que esas denuncias ‘saboteaban’ la paz. Cuando algunos en el congreso pidieron que los delitos contra los menores por las farc, no fueran indultados, todos éstos periodistas ‘pacífistas’ nos dijeron que primero estaba la paz….nunca les importaron los crimenes contra los niños por parte de esos delicuentes. Pero ahora si hacen tremendo drama por la muerte de varios de ellos en un bombardeo del ejercito pero solo para atacar a un gobierno que no les gusta, en especial, porque no reciben mermelada como pasaba con el gobierno anterior.
    Tenemos un congresista que mató 48 niños en Bojayá pero a éste ‘periodista’ le parece bien que ese criminal no haya pagado por sus crimenes….que doble moral tan tenaz…

    • No creo que alguien celebre lo de Bojayá o no lo haya condenado. No hay “muertos buenos” y menos si son menores. Sé que las Fuerzas militares deben enfrentar al terrorismo y la apoyo en eso. Pero es al Estado al que le corresponde velar para que no se siga dando el reclutamiento forzado. Si lee bien mi columna, lo que más condeno es la mentira. Haber ocultado la información, cuando se le pudo poner el pecho apenas se dieron los sucesos. ¿Confiaría usted en un Ministerio que miente? ¿El Presidente estuvo enterado de esto? Creo que no.

  5. se les dijo,se les advirtió,si a la paz ,no a la guerra ,los muertos los pone el pueblo…discurso guerrerista ,gobierno corrupto amparado por los medios y siniestros personajes con poder detrás del trono…finalmente cuando todo se calme este país se olvidara como siempre de todo…

  6. dejemoslaquejadera

    Coincido que cuando uno no es capaz de hacer bien su trabajo debe renunciar. Respecto a que sabía de la presencia de menores de edad, antes de juzgar sería bueno saber a quien le informo el procurador de esa región ?. Cómo se distingue a la vista un joven de 17 años de uno de 18 ?. Respecto al crimen de Torres más parece una venganza contra el asesino de un compañero que otra cosa.

  7. Maduro, Diosdado, ‘Iván Márquez’, ‘Santrich’, ‘El Paisa’ y ‘Pablo’ enviaron al ‘Cucho’ a asesinar, torturar, reclutar menores, violar menores, extorsionar y traficar en Colombia, por lo visto estos atroces criminales ahora se hacen rodear de un harem de menores a los que violan permanentemente al tiempo que evitan que los traten de dar baja. Los Colombianos hemos visto atónitos como la JEP y CSJ protegieron ‘Santrich’ y ‘Iván Márquez’ mientras las FARC con sus alidos en el Congreso censuran al Ministro Botero.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar