Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Era un plebiscito innecesario en donde el Gobierno nunca calculó una eventual derrota. Tampoco tenían entre sus planes los promotores del ‘No’ la posibilidad de ganarle a la maquinaria estatal. Pero la champaña nunca fue destapada en los salones del Palacio de Nariño y el discurso derrotista de Uribe se quedó sin ser pronunciado, mientras el triunfo de lo que había sido una causa perdida llegó sin un plan de la mano. Estaban listas desde el comienzo las palabras acusadoras contra el gobierno y en cambio el proyecto de la ‘renegociación’ no había sido concretado en el papel.

Y llegó entonces la confusión y la incertidumbre, mientras el país político se congelaba.

La guerra no volvió al día siguiente, como tantos se habían atrevido a predecir. Discursos sorpresivamente conciliadores fueron pronunciados desde todos los lados, como si el polarizado proceso electoral hubiera dado lugar a un escenario de perdón colectivo. Y entonces recordé la frase con la que Bob Dylan cerró una de sus canciones más desoladoras en medio del terror de la Crisis de los Misiles: “¿qué vas a hacer ahora?”.

Es precisamente esa la pregunta que debemos plantearnos los colombianos en un escenario político de semejante polarización. Si es verdad que también los promotores del ‘No’ quieren la paz del país, como afirmaron durante la campaña, entonces debemos preguntarnos cuál será el camino a tomar luego del fracaso de la refrendación popular de los acuerdos. Y es prioritario que la ciudadanía, antes que nada, trascienda las divisiones y las etiquetas que enfrentaron a los colombianos durante el proceso del plebiscito.

La estrecha imposición del ‘No’ en el plebiscito no puede ser entendida como una derrota definitiva por parte de los activistas que han apostado durante tantos años por el proyecto de la paz negociada. Y aunque el enrarecido panorama de una nación que prefirió rechazar una posibilidad real de paz genera decepción, también los líderes de la campaña por la paz deben entender que es el momento de invitar a sus antiguos contrincantes, desde el respeto y la tolerancia, a liderar una campaña nacional por la paz. Sin la presión del plebiscito, el mapa puede despolarizarse y despolitizarse; no todo es malo.

Entre las posibles soluciones que lentamente aparecen frente a la crisis de la paz, dos prometen que darán de qué hablar: la renegociación y la asamblea constituyente. La primera sería demorada y tortuosa, y necesitaría la participación activa de los más visibles líderes del ‘No’. Una paz difícil, pero legítima e incluyente por la que vale la pena luchar. El segundo escenario, mucho más incierto, abriría las puertas para que aspectos tan sagrados para nuestra constitución como la prohibición de la reelección indefinida volvieran a ponerse en discusión. Todos los esfuerzos de los defensores de la paz deben estar encaminados desde el comienzo a que la Constitución bajo ninguna circunstancia sea revisada por una guerrilla perpetuadora de crímenes, un gobierno impopular en busca de nombrar a un sucesor y una oposición con sed de regresar al poder.

La renegociación que tanto promocionaron los defensores del ‘No’ a lo largo de la campaña por el plebiscito aún no tiene una hoja de ruta y el camino para conseguirla será largo. Ante la incertidumbre frente al futuro de la paz de Colombia será definitiva la presión de la sociedad civil, que demande el regreso a los diálogos de la manera más inmediata posible y que defienda la permanencia del cese bilateral al fuego. Es en estos tiempos de dificultad cuando una nación más necesita de la unión entre sus ciudadanos y de su participación desde el activismo.

Twitter: @fernandoposada_

(Visited 938 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Politólogo de la Universidad de los Andes. Analista de temas políticos y activista por la paz. Creo en un país de jóvenes empoderados, críticos y comprometidos con el futuro colectivo. Músico de tiempo completo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hoy tengo un compromiso con mi sentir, más que con la(...)

2

Sucede mucho, posiblemente más de lo que uno quisiera. Y no(...)

3

Ciudadanos Colombianos en Venezuela ven violados sus derechos y hasta tras(...)

10 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. jc0123: la verdadera realidad del país es que está dividido, fifty fifty, entre dos visiones de Estado: una que llama a la tolerancia, la inclusión, el perdón, la posibilidad de disentir dentro del marco de la legalidad, sin marmas y otra que propende por las tesis conservadoras, religiosas, intemperantes e intolerantes que produjeron la friolera de nueve guerras civiles en el Siglo 19 y otras no declaradas. La última ganó con el NO por un escaso margen de cincuenta y cuatro mil votos.

  2. Señor Posada, a pesar de sus acertados comentarios, comete usted un error al afirmar que el plebiscito era innecesario. Todo lo contrario, ese mecanismo nos mostró la verdadera realidad del país

  3. Santos ha hecho muchas cosas estúpidas en sus seis años de gobierno. Pero la estupidez superlativa fue convocar a un pueblo ignorante y manipulable para que decidiera sobre algo tan crucial para el país, como la posibilidad de desarmar a una guerrilla que ha sembrado el caos durante más de cincuenta años.

  4. Todos deben entender que el triunfo del No , significa que somos muchos los que no estábamos de acuerdo con lo pactado, hay que plantear correcciones a ese acuerdo hasta que todos estemos satisfechos con el acuerdo y no sólo satisfacer loscapeichos de Santos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar